25³: Una vuelta a la juventud del planeta

Artículo publicado el 23 de Julio de 2009
Artículo publicado el 23 de Julio de 2009
Un joven (25 años) periodista barcelonés, da la vuelta al mundo (25 países) para conocer a 25 jóvenes de su edad. Un número y un proyecto que dan a conocer una parte de la realidad de la juventud planetaria

El día que que cumplí 25 años decidí dejarlo todo. Trabajo, familia, el piso que compartía con unos amigos... Compré un Round the World Ticket y empecé el viaje de un año para dar la vuelta al mundo. Esto fue hace unos meses y hasta ahora ya he recorrido 18 países. La aventura empezó en Barcelona y ha pasado por África, Asia y Oceanía. En este momento estoy intentando cruzar el continente americano de Sur a Norte.

 Marc Serena / lavueltadelos25 Soy periodista y viajo con una maleta ligera que incluye un ordenador ultrapórtatil una cámara de fotos compacta y una grabadora en MP3. Mi reto es conocer a 25 jóvenes de 25 países de mi edad, 25 años. Intento pasar con ellos el máximo de tiempo posible, compartiendo momentos de su vida cotidiana. Conozco su familia, salgo de fiesta, les acompaño al trabajo... Siempre compartimos todo lo que cada joven accede a enseñar de sí mismo y su entorno.

Empecé el viaje entrevistando a un dj de Soweto, en Sudáfrica. Con el paseé por las calles de Johannesburgo, una de las ciudades más peligrosas del mundo. El viaje continuó conociendo a Primrose, que trata de ganarse la vida como poeta en Zimbabue, uno de los países del mundo más destruidos. Me enseñó sus versos y me explicó cómo se las apaña para comer y, en los ratos libres, crear belleza en un país dónde los supermercados están vacíos.

Monje budista fan del hip-hop

Marc Serena / lavueltadelos25En Japón pasé unas noches en el templo budista situado en una montaña con un monje de mi edad. Descubrimos nuestra devoción compartida por la música, aunque a él le gusta más el hip-hop que a mí. En Pekín, después del boom de los Juegos Olímpicos me apasionó conversar largamente con una ecologista china. ¿Cómo es reivindicar y alzar la voz en un país sin manifestaciones y dónde incluso Wikipedia es censurado?

En Hong Kong conocí a un medallista de oro,el velocista paralímpico So Wa-Wai. Es considerado un héroe local y va por las escuelas del país para que los niños conozcan su historia. En Tailandia me adentré en el boxeo tailandés y en Nueva Zelanda conocí a Te Rāhui en los Kapa Haka Nationals, la manifestación de la cultura tribal maorí más importante. En Chile pude entrar a una prisión y conversar con Carla, una chica condenada a cinco años que se pregunta si ella estaría privada de libertad si su familia hubiera tenido dinero.

Con cada entrevistado aparecen todo tipo de temas: el trabajo, su país, el sexo, los amigos... Hay jóvenes que es la primera vez que hablan con un extranjero: como el pescador de Filipinas. Aunque para mí también era la primera vez que salía a pescar. Hay otros entrevistados, como una estrella de pop de Corea del Sur, que están acostumbrados a tratar con periodistas.

En una fiesta gay en la India

 Marc Serena / lavueltadelos25 Han habido también momentos delicados, cómo asistir con un gay en la India a una de las fiestas ilegales que se organizan en Delhi. Me recomendaron ir sin documentación, por si la policia aparecía para identificar a los asistentes. Al final no pasó nada. Y mejor así. Mi aventura la afronto solo, con más temeridad que sensatez, con más energía que presupuesto.

El final del proyecto está aún por escribir. Lo único seguro es que todo el material servirá para fotografiar la juventud actual del mundo. El resultado no será sociológico, etnológico o matemático, pero sí un documento que considero de primer orden. Si consigo terminarlo... ¿Tendré suficientes páginas en el pasaporte? ¿Me quedarán ahorros? ¿Alguien se atreverá a publicarlo? Espero responder a todas las preguntas que sí.

‘La vuelta de los 25’ se puede seguir a tiempo real a través de una web en español y en catalán. Hay un grupo de Facebook al que apuntarse para conocer la evolución del proyecto. Ha sido reconocido recientemente por Lonely Planet como el 'mejor blog en lengua no inglesa' en los premios 'Lonely Planet Travel Bloggers'