35 europarlamentares en camino por Estrasburgo

Artículo publicado el 10 de Diciembre de 2007
Artículo publicado el 10 de Diciembre de 2007
Hoy fue el primer día del trabajo para los 35 eurodiputados, designados después de las elecciones del 25 de Noviembre a representar Rumania en el Parlamento Europeo. El ganador de las mismas fue el Partido Demócrata que por consiguiente envía el mayor número de eurodiputados al Parlamento Europeo, un total de 13.
En segundo lugar se encuentra el Partido Social Demócrata con 10 eurodiputados, seguido del Partido Liberal con 6, el Partido Liberal Demócrata con 3 y por ultimo la Unión Demócrata de los Húngaros de Rumania con 2. Aparte de estos se encuentra el eurodiputado independiente, Lazlo Tokes, también representante de la comunidad húngara de Rumania.

Los europarlamentarios del PD y UDMR respectivamente formarán parte de la familia europea de los Populares, los de PDS del Grupo Socialista y los del Partido Nacional Liberal del grupo ALDE.

La diferencia de votos entre los dos primeros partidos, aparentemente no fue muy significativa, pero esto es fruto de sus juegos políticos.

El PD obtuvo el 28,81% de los votos, aunque en los sondeos las estimaciones eran de un 35% hasta 40%, mientras que el PSD ganó 23,11% de los votos, comparado con el 19%-21% pronosticado por los sondeos. Aún así, el presidente del partido, Mircea Geoana, se declaró insatisfecho con el resultado, diciendo que el PSD se merece el primer lugar.

La verdad es que fue el peor resultado que obtuvo PSD en toda su historia y eso se debe por un lado a las fricciones dentro del partido, por la cacofonía de voces que hay dentro (las diferencias de visión política – si deben sostener al PNL o no, las negociaciones para entrar en el gobierno) y por la falta de una autoridad y liderazgo que padece Mircea Geoana. Además por otro lado, la campaña electoral ha resultado débil, una vez puesta en marcha, con pocos recursos financieros con lo que el electorado no pudo ser persuadido de donar su voto.

Por otra parte, el PD, aunque obtuvo el primer lugar en las elecciones, ganó con un porcentaje bastante bajo, lo que no era previsto. Y eso porque Traian Basescu, el ex presidente del partido y actual jefe de estado, se impuso sobre los demócratas al ayudar a PLD en la campaña electoral. Obedeciéndolo, los demócratas impulsaron a su propio electorado a votar al nuevo partido, ofreciendo la mayoría de los espacios electorales comprados por PD y enviando a sus activistas a tomar parte en las manifestaciones organizadas por PLD en la campaña.

Según los analistas, el PD perdió al menos 4% de sus votos por culpa de estas acciones. Muchos líderes del PD se declararon descontentos con la estrategia de Traian Basescu.

La conciliación vino esta semana con la fusión de PD y PLD en el Partido Demócrata Liberal.

Los grandes perdedores, que no superaron el umbral de exclusión, fueron: el Partido de Rumania Grande, que tuvo solo el 4.15% y no obtuvo ningún escaño en el Parlamento Europeo y el Partido Nueva Generación de Gigi Becali (dueño del club de fútbol Steaua), con 4.85%.

La participación al escrutinio para el Parlamento Europeo, fue muy baja, solo el 29.46% se presentaron a votar. Se trata de un fenómeno normal, que también sucedió en otros países europeos para las mismas elecciones.

por Camelia Paraschiv

Tradución: Kiko Deza, Camelia Paraschiv