5 millones de jóvenes parados en Europa

Artículo publicado el 20 de Agosto de 2009
Artículo publicado el 20 de Agosto de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El impacto de la crisis económica mundial sobre el empleo en Europa se deja notar. Y mucho. A comienzos de 2009, el 18,3% de los jóvenes de menos de 25 años no encontraban trabajo. Una cifra que no deja de crecer desde 2008

Eurostat, la oficina de estadísticas de la UE ha publicado en medio del verano, los resultados de un estudio sobre el primer semestre de 2009. Sus conclusiones: la tasa de paro entre los jóvenes ha aumentado en todos los estados miembros excepto Bulgaria. Y aumenta más rápido en los menores de 25 años, que entre el resto de la población. “Entre el primer trimestre de 2008 y el primero de 2009, la tasa de desempleo juvenil ha crecido un 3,7% en la Europa de los 27, mientras que el paro total lo hizo en menor medida, creciendo 1,5 puntos”, precisan los especialistas.

“Las mayores alzas en las tasas de paro se han dado en Letonia (del 11% al 28,2%), Estonia (del 7,6% al 24,1%) y Lituania (del 9,5% al 23,6%). Mientras que se ha destruido menos empleo en Alemania (del 10,2% al 10,5%) y en Polonia (del 17,8 al 18,2%)”.

En efecto, en todos los países de Europa, en el primer semestre de 2009, son los jóvenes los que sufren con mayor virulencia la falta de oportunidades. Mirando más de cerca las cifras, España se lleva la palma como el país con más paro juvenil, mientras que en el extremo opuesto, los Países Bajos se presentan como el país con más oportunidades laborales para este sector de la población.

Las diferencias más marcadas se perciben en Italia, donde la tasa de desempleo juvenil es del 24,9% en contraposición con un paro total del 7,4%. En España, la cifra es del 33,6% entre los jóvenes ante un 16,5% en el total de la población, y en Suecia los jóvenes desempleados representan el 24,2% frente al 7,7% global. Por el contrario, en Alemania la distancia es de apenas 3 puntos, un 10,5% de paro juvenil y un 7,4 total. En los Países Bajos la diferencia es similar, con un 6% contra un 3% total, así como en Dinamarca, de un 8,9% frente al 4,7% de paro en el país.

El ascenso del desempleo entre los jóvenes crece, por tanto, inexorablemente, cortándose en 2008 una racha de tres años de bajadas consecutivas.