¡A la cama niños!

Artículo publicado el 15 de Abril de 2009
Artículo publicado el 15 de Abril de 2009
Nunca sabemos quien puede esconderse bajo la cama de nuestros pequeños… Pero las expresiones europeas nos dan una pequeña idea

Los niños rebosan imaginación: basta una frase involuntaria para que comiencen a tener miedo de Falcor, el personaje de La historia Interminable, a pensar que en momentos de crisis el alguacil se llevará todos sus juguetes o, incluso peor, que en cuestión de días el sol explotará y nos hará morir a todos. Las noches de nuestros churumbeles son todavía peores: no solamente porque los padres duermen y no los pueden proteger, sino porque además todo está oscuro y es imposible que es lo que verdaderamente se esconde debajo de sus camas. ¿Serán enormes cucarachas? No es tontería por tanto que los ingleses digan a sus hijos antes de ir a la cama Don't let the bed bugs bitenab (No dejes que los bichos de la cama te muerdan). Los chinches son una cosa, pero no debemos olvidar las cucarachas polacas que, no sabemos porqué razón, trepan para acercarse más y más cerca de la oreja (kalaruchy pod poduchy). O incluso, los comunistas (los rojos) pueden estar también escondidos bajo la cama (como dicen los ingleses, Reds under the bednab).

Parece por tanto complicado, con semejante compañía, concentrarse en el sueño, y menos aun divagar en importantes cuestiones existenciales, como asegura el refrán francés la nuit porte conseilced (la noche da consejos). Quizá lo más conveniente sea dejarse mecer por la nana española que mandó a la cama a todos los niños españoles durante los años 60 y que sugiere simplemente dormir para descansar y levantarse temprano al día siguiente (vamos a la cama/que hay que descansar/para que mañana/ podamos madrugarped). Que tengáis dulces sueños o en francés... fais de beaux rêves!ced