A prisión, por querer defender a los gays de Camerún

Artículo publicado el 1 de Febrero de 2011
Artículo publicado el 1 de Febrero de 2011
Si eres tan desgraciado de haber nacido en Camerún, te meten en la cárcel por maricón, bollera o travelo, te contagian el Sida, te niegan la comida –ante la escasez ya sabes que los animales no comen-, te violan o recibes palizas hasta la saciedad, no protestes. Eres maricón, bollera o travelo y te lo tienes bien merecido.

Si eres abogado/a y consideras que has de defender los derechos de esta gentuza, ten cuidado, puedes ir a prisión por crímenes contra la legalidad, la soberanía y la independencia de tu país. No obstante, si no eres de Camerún pero eres de algunos de los 70 países que penalizan las relaciones sexuales entre dos hombres o dos mujeres, o vives en uno de los 8 Estados que asesinan a sus ciudadanos por ser homosexual o transexual, también tienes premio.

Esta es la moraleja que podemos extraer del calvario que en estos días está viviendo Alice Khom, una abogada camerunesa que fundó ADEFHO –asociación para la defensa de los presos homosexuales- con el objeto de asistir jurídicamente a los maricones, bolleras y transexuales cameruneses que son extorsionados por las “fuerzas cívicas”.

Su condena la anunció el portavoz del Gobierno de Camerún en una televisión pública hace pocos días. Éste considera que Khom ha “violado la ley, la soberanía y la independencia de Camerún”, por haber aceptado 300 mil euros provenientes de los fondos de cooperación de la Unión Europea para luchar contra la homofobia.

Actualmente, tal como apuntó Alice en su visita a España el pasado año, en Camerún hay 35 personas encarceladas por homosexualidad. La vida en prisión de la población LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) es de todo menos humana.

Los presos homosexuales y transexuales no pueden decir el motivo de su encarcelamiento a sus compañeros de presidio, de lo contrario, se arriesgan a ser violados y a “ser tratados peor que un animal”. El Cliente nº11 fue violado e infectado por VIH, “nadie lo cuidaba, ni le daban de comer por lo que fui a hablar con el médico del centro penitenciario para exigir un trato digno a mi cliente”.

"Ante mi exigencia el médico me respondió lo siguiente: “no tengo comida para las personas normales, imagínate para tu cliente, que además ha sido violado e infectado por VIH en la prisión y es seguro que va a morir” expresó Alice Khom durante el Congreso de Derechos Humanos y Cooperación con población LGTB de África, que tuvo lugar en Sevilla en abril de 2010."

No obstante, Alice Khom conserva la fuerza de la convicción. En un email, ha comunicado a activistas y periodistas españoles que traslademos a la ciudadanía que no se preocupen por ella. “Creo que seré arrestada en los próximos días, pero no voy a perder el sueño por esto y, sobre todo, no voy a abandonar lo que hemos comenzado juntos”, nos escribe en un hermoso correo electrónico esta militante del amor y de la vida.

Raúl Solís