¿A rey muerto, rey puesto?

Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006
Revista publicada
Artículo publicado el 21 de Agosto de 2006
Santa Cruz de Tenerife (España), julio de 2006.

Visitando Tenerife en julio, me encontré con este crucifijo y no me lo podía creer. Tras 2006 años de veneración a Cristo Rey, ahora es el turno del rey de las hamburguesas. No me pude resistir a inmortalizar el grotesco efecto. No es que me afecte directamente -pues no soy creyente-, pero dejando esa pared sin su marca, los propietarios del local de comida rápida habrían demostrado que no sólo les mueve el dólar y el empecinado orgullo de decir “esta pared es mía y pongo lo que quiero”. ¡Seamos más sensibles!

Ángel Aranzana Haro, 43 años, conductor (Valladolid - España)