Absynthe Minded: "¡No abrimos las puertas, las rompemos!”

Artículo publicado el 2 de Abril de 2010
Artículo publicado el 2 de Abril de 2010
Los miembros de Absynthe Minded, un quinteto de rock belga de estilo inclasificable, se centran en su pasión, la música "de calidad" y siguen su ruta. En el retrovisor, las mujeres, los fans y un disco de platino; en el parabrisas, éxito y una gira por Europa. ¡Motores y en marcha!

En el Sers, un hotel pijo del distrito VIII de París, los belgas Absynthe Minded desentonan casi tanto como yo. Autoproducidos hasta ahora, las estrellas de rock del llano país, acaban de firmar un contrato con AZ, una filial del grupo Universal, lo que les abre una puerta al éxito europeo. Atrás han quedado los días en que Bert y Renaud se reencontraban en los bancos del Conservatorio de Gante. Absynthe Minded, el cuarto álbum del quinteto ya ha sido disco de platino en Bélgica (más de 30.000 copias vendidos y 15.000 descargas para el single Envoi).

Primero tocar y luego ver

"Lo bueno de escribir canciones sobre chicas es que tus seguidores sean chicas”

Al principio, no importaba cuántos instrumentos tocaran o cómo los clasificaran las radios belgas, el quinteto sólo quería tocar música ‘swinguera’. Absynthe Minded, son "los chicos buenos que se han encontrado en el lugar correcto y en el momento adecuado", dice Bert. Empezaron sin un batería y encadenaron giras acústicas en los Países Bajos, Alemania y Noruega. Pronto se unieron a ellos un bajista, un batería y un pianista. Juntos, el quinteto está experimentando con la música, toca con amplificadores y prueba instrumentos como el órgano Hammond o el contrabajo, un instrumento que Bert ama por su gran sonido "boscoso"

Con un estilo inclasificable, el grupo busca el éxito europeo

La vida en la gira tiene sus ventajas y sus desventajas. Renaud, por ejemplo, ya se ha casado y divorciado y sólo tiene 29 años. Según él, “a veces, las chicas no aceptan que tengas una vida de gitano, pero no me quedaré sólo durante mucho tiempo. De todas formas, ¡hay un montón de peces en el mar!”. De hecho, las chicas son una fuente inagotable de inspiración para Bert: "Me parecen muy interesantes. Tengo tres hermanas, las chicas siempre han sido algo serio para mí. No somos playboys”. "Lo bueno de escribir canciones sobre chicas es que tus fans sean chicas”, declara Renaud riéndose mientras le sirven su segundo cóctel rosa pálido.

Trayectoria de una buena canción

My heroics Part One fue declarada la mejor canción de la década por la radio belga Estudio Bruselas. ¿Cuál es el secreto que permite crear tantos éxitos en tan poco tiempo? En primer lugar, Bert decide cuáles serán los acordes, el texto y la dirección artística. Luego el resto del grupo entra en escena: "Nosotros somos la salsa", dice Renaud. "Lo de ponerse de acuerdo entre todos es algo bastante difícil, porque cada uno tiene su propia interpretación y el resultado tiene que seguir siendo bueno sin alejarse demasiado de la idea original”. Cada miembro del grupo toca instrumentos distintos y trata de aportar una nueva visión o un sonido distinto. Lo más importante para lograr el éxito es la dinámica de grupo. Bert nos explica que tienen que ensayar juntos, trabajar juntos, siempre mejorar juntos. Los Absynthe Minded son muy exigentes con ellos mismos y con la música que escuchan: "Conseguir algo de calidad es difícil, pero siempre vale la pena", sostiene Renaud. "Hay dos tipos de música, la buena y la mala y Absynthe Minded pertenece a la primera categoría. Siempre he estado metido en este mundo y escucho mucha música: Metallica, Pink Floyd, Brahms o Miles Davis y nadie puede decir que esto no es bueno”. Está claro por lo tanto que hay quienes pertenecen a la segunda categoría y, aunque a Bert no le guste hablar de ello, Renaud lamenta la tendencia que tienen ciertos grupos a plagiar: “No son sino monjes copistas”.

Entonces, ¿cuál es la buena música? "No somos un grupo comercial, pero nos gusta tocar juntos y experimentar y espero que, al cumplir los 70, tenga por lo menos 20 álbumes en mi palmarés”, nos dice Bert. Para él, un buen músico debe buscar nuevas rutas, ser creativo y de mente abierta. Bert pasa su tiempo en pequeñas tiendas de discos en busca de viejos vinilos. Es de "la generación que paga por su música”.

Para su nuevo álbum, el grupo ha trabajado con Jean Lamoot, productor de Noir Désir y Alain Bashung. Algo que les inspiró mucha confianza: “Las cosas nos van bien. Hemos lanzado cuatro discos en ocho años, pero hemos tocado en toda Bélgica y en los Países Bajos; ahora se nos conoce, ahora tenemos ambiciones internacionales, se trata de toda una conquista. ¡Y este es sólo el principio!", nos comenta entusiasmado Bert. El vocalista es un gran admirador de los Beatles quienes "crearon tanto en tan poco tiempo”. Y, aunque Renaud confiese que nunca pensó que un día lograrían llenar las grandes salas de conciertos francesas, mantiene los pies en la tierra: “Sería bueno que se nos reconociera en Europa como se nos reconoce en Bélgica, pero no estábamos buscando el éxito en los Estados Unidos. ¿Tres piscinas? No las necesito, ¡ni siquiera necesito una!”.

Foto: ©Absynthe Minded