Acoso escolar, violencia y YouTube

Artículo publicado el 14 de Octubre de 2008
Artículo publicado el 14 de Octubre de 2008
Cafebabel habló con Thomas Jäger, coordinador del proyecto contra la violencia en el colegio VISTOP, y con el pedagogo y escritor Karl Gebauer sobre el maltrato en la escuela

La palma de una mano en azul señala: “¡Alto!”. El pulgar en forma de cabeza de ave recuerda a la vieja, buena paloma de la paz. El logotipo de VISTOP –Violence in Schools Training Online Project- tiene este aspecto. Este programa, financiado con dinero europeo, ofrece módulos de aprendizaje en torno al acoso escolar. El acoso escolar define una forma de terror psíquico entre estudiantes parecida al acoso laboral, su equivalente en el puesto de trabajo.

(http://www.vistop.org)El material curricular multimedia del VISTOP se preparó y adaptó de manera especialmente orientada a tres grupos: profesores, padres y responsables de los ámbitos policiales, de la dirección del colegio y de la comunidad. El 6 de octubre empezaron unos cursillos en línea cuyos contenidos deberían estar disponibles a partir de enero del 2009, también para el autoaprendizaje. Hasta entonces, los textos deberán traducirse del inglés a otras lenguas.

Señor Jäger, usted coordina el proyecto VISTOP, ¿Existe mucha demanda?

(D.R)Sí. Al haber tanta demanda, en el cursillo de profesores tenemos ahora 30 colaboradores, en vez de los 20 planeados. Los participantes viven en Gran Bretaña, Rumanía, Irlanda, España, Polonia, Alemania, Chipre o Japón.

¿Hay un concepto europeo para el acoso escolar y estadísticas sobre el fenómeno?

Sí que hay estadísticas, pero no pueden extrapolarse al ámbito europeo. Además de diferencias en la metodología y las poblaciones muestreadas, los diversos conceptos que existen también afectan a la comparación. La expresión inglesa to bully se tradujo en los primeros intentos como ‘acosar’ o incluso ‘tomar el pelo’. Faltaba completamente el componente violento. Además, también el concepto de violencia es diferente. Por eso hemos intentado buscar un mínimo denominador común: la convivencia como coexistencia pacífica, movida por un intento de comprender al otro y resolver conflictos sin violencia.

¿Han aumentado los casos de acoso escolar?

Desde los medios se da a veces esa impresión, pero no parece ser el caso. Por otra parte, ahora se da el fenómeno del cíber-acoso. Aquí aparece para la víctima una situación completamente diferente. Antes, las agresiones tenían lugar delante de un pequeño grupo, mientras que ahora, con YouTube, implica a miles.

¿Los profesores pueden pronunciarse en los casos de acoso escolar?

Tengo la impresión de que hay menos tabúes al respecto, y ello se debe seguramente a la labor informativa de los medios. Por mi experiencia personal, recuerdo que las escuelas aún no se atrevían en 1990 a participar en programas de prevención de la violencia. Eso ha cambiado.

Señor Dr. Gebauer, usted ha sido director. ¿Cuáles son los síntomas del acoso?

http://www.gebauer-karl.de/Los profesores y educadores deberían prestar atención a aspectos completamente cotidianos. El acoso puede detectarse, por ejemplo, cuando alguien oculta o destroza prendas de ropa, cuando desaparecen libretas u otros materiales, cuando se habla mal de un niño a sus espaldas o cuando es puesto en ridículo delante de otros.

¿Cómo acabar rápido con los casos de acoso?

Los profesores deben tomar en cuenta los casos de marginación y considerarlas como demostraciones de poder que los alumnos se permiten en su misma cara. Cuando el profesorado no actúa correctamente en una situación similar, la víctima se encuentra en una situación desesperada. Si los agresores lo perciben, se vuelven más poderosos y pueden permitirse más provocaciones. En este sentido, los profesores que no presten atención pueden favorecer los actos de acoso. La situación es muy diferente cuando los profesores entran en escena. Si se destapa una situación de este tipo, los acosadores y sus compinches pierden su poder.

¿Puede prevenirse?

Un sentimiento de autoestima fuerte es uno de los factores de prevención más importantes. Los niños y jóvenes con buena autoestima cuentan antes a otras personas sus problemas.