¡Agua va! Rincones Insólitos

Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2006
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 2 de Noviembre de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El Hombre es capaz de captar belleza incluso donde la vida se hace más difícil. Paisajes de Europa y el Mediterráneo con el agua o su ausencia como protagonistas.

El Río Tinto en España - Foto, Sml!-Flickr

Río Tinto, España

El Río Tinto, en el sur de España, nace en una cuenca minera de cobre. El color del agua es roja como el vino tinto; de ahí su nombre. No está contaminada, pero la única vida que alberga es el de ciertas bacterias y hongos. Se puede acceder tomado el tren minero de Nerva (Huelva), construido en el siglo XIX por los ingleses que explotaban las minas de cobre.

Foto: Sml – Flickr. España

El desierto en Assuán, Egipto - Foto, DrFloyd-Flickr

Desierto en Assuán, Egipto

El 90% de Egipto está formado por desiertos. En las inmediaciones de Assuán, junto al río Nilo, la arena del desierto adquiere tal tonalidad cobriza, que da la impresión de estar prendiéndole fuego a la tarde.

Foto, DrFloyd – Flickr, Asuán

Gargantas de Plitvice cerca de Zagreb, Croacia - Foto, Nóra Farkas

Gargantas de Plitvice, Croacia

Las espectaculares gargantas de Plitvice, cerca de Zagreb, Croacia, se componen de 16 lagos y enormes cascadas. Se accede a ellas por carretera y son un lugar muy concurrido por los turistas amantes de los Balcanes. A medio día, el agua adquiere una tonalidad turquesa que recuerda a las costas caribeñas. La UNESCO ha declarado el paraje como patrimonio de la Humanidad.

Foto, Nóra Farkas, Budapest

Isla de los Conejos, frente a las costas de Líbano - Foto, Perrine Malaud

Isla de los Conejos

Frente a las costas del Líbano, el país con más vegetación de Oriente Próximo, se encuentra la Isla de los Conejos. Se accede a ella en barco desde la ciudad libanesa Trípoli. Además de sus playas arenosas, la isla tiene multitud de manantiales de agua dulce. Durante el protectorado francés, se usó la isla como criadero de conejos para la caza.

Foto, Perrine Malaud, Beirut

lagunas en Cracovia, Polonia - Foto, Jan Scharlau

Lagunas de Cracovia, Polonia

Las lagunas de Cracovia se encuentran en el barrio de Zakrzowek. Con más de 40 metros de profundidad, los cracovianos las usan como lugar de baño en verano. Se accede a ella en 20 minutos a pie desde la ciudad.

Foto, Jan Scharlau, Berlín

Desierto y aguas saladas en Chott El Herid, Túnez - Foto, ValeO - Flickr

Desierto y mares salados en Chott El Herid, Túnez

A las puertas del Sáhara, en Túnez, Chott El Herid es un espacio irreal. Sus lagos de sal reseca generan innumerables espejismos y láminas de aguas de colores cambiantes, como el rojo, el negro o el rosa. No hay vida en ellos, pero son fuente de las famosas rosas del desierto.

Foto, ValeO – Flickr, Túnez

Gargantas del Verdon, Francia - Foto, Jan Scharlau

Gargantas del Verdon, Francia

A tres horas de Niza, encontramos las bellas gargantas del Verdon. Descubiertas hace tan sólo un siglo, las vertiginosas paredes de este cañón pueden recorrerse en un día en canoa. Se accede a ellas en coche.

Foto, Jan Scharlau, Berlín

Costas de Lituania - Foto, Michal Drab

Dunas de Kursius Spit, Lituania

Las costas lituanas se hallan jalonadas de enormes dunas que pusieron en peligro decenas de poblaciones costeras. En el siglo XIX, unos enormes programas de reforestación consiguieron frenar el avance de las dunas hacia el interior. Sin embargo, hoy, corren el riesgo de desaparecer en el mar.

Foto, Michal Drab, Bratislava

Desierto de Tabernas - Foto, Egaldu - Flickr

Desierto de Tabernas, España

Cerca de Almería, en el sureste de Andalucía, es el único desierto considerado oficialmente como tal en Europa. En sus parajes fueron rodadas decenas de películas del Oeste norteamericano, con John Wayne y Sergio Leone a la cabeza, en los años sesenta y setenta. Para acceder a los antiguos decorados de estas películas, basta un paseo de 30 minutos en coche desde Almería hacia el norte.

Foto, Egaldu – Flickr, Almería