Air France: ¿palabra tabú tras el accidente?

Artículo publicado el 4 de Junio de 2009
Artículo publicado el 4 de Junio de 2009
El 1 de junio volé desde São Paulo a París. Al desembarcar, me enteré de que el vuelo paralelo que salió de Río de Janeiro había ‘desaparecido’. Horas después, comparando las noticias de los medios brasileños y franceses, me dio la impresión de que algunas palabras también desaparecían. ¿Estrategia de comunicación o casualidad?

El lunes 1 de junio, recién aterrizado en París de unas pequeñas vacaciones en Brasil, sobrevino la noticia de que el vuelo de Air France Río de Janeiro-París AF-447 había ‘desaparecido’. Un vuelo paralelo al mío, con una ruta y horarios parecidos, que debía llegar a la capital francesa hora y media más tarde que yo. En mi hotel se formó una pequeña célula informativa de crisis donde recibía noticias en tiempo real a través de los medios brasileños, la televisión francesa y por teléfono, a ambos lados del Atlántico. 

Un par de horas después de encender la televisión, me pareció que algo estaba cambiando en la forma en la que se contaban las noticias. Me dio la impresión de que el nombre de la compañía aérea a la que el vuelo pertenecía, Air France, presente en todos los primeros titulares, comenzaba, él también, a desaparecer, siendo reemplazado por el de Airbus. Por su parte, los medios brasileños mantenían el nombre de Air France bien presente en todas sus informaciones sobre el accidente. 

Hoy, 4 de junio, las portadas de los diarios franceses y brasileños siguen manteniendo esta particularidad. Si echamos un vistazo a la noticia destacada sobre el accidente aéreo de las versiones en línea de tres de los periódicos franceses más leídos, encontramos la palabra ‘Air France’ solo cuatro veces, ninguna de ellas en el titular (una vez en Le Monde, una vez en Libération y dos veces en Ouest France). Sin embargo, destaca Le Figaro, que nombra en su artículo 12 veces a la aerolínea francesa. En los periódicos brasileños, la cosa cambia. En O Globo se cita Air France 8 veces, además de en el titular. La Folha de São Paulo lo escribe 6 veces y el Jornal de Brasil 4. El Correio do Povo lo hace solo dos, pero coloca ‘Air France’ en su titular. 

‘Curiosas’ diferencias

Otra ‘curiosa’ diferencia son las distintas informaciones que se barajaban desde ambos lados del Atlántico. En Brasil, la caída del avión fue situada en seguida en un área, vasta, más cercana a la isla de Fernando de Noronha, del lado brasileño. Mientras, en Francia se buscaba el avión en las costas africanas, sin ni siquiera informar sobre las tesis brasileñas, confirmadas más tarde. Sobre las causas del accidente, pronto se señaló del lado francés el mal tiempo y el impacto de un rayo sobre el avión, incluso antes de saber con seguridad si este había caído o dónde. Una teoría que deja la responsabilidad del accidente en causas externas, y excluye posibles anomalías técnicas o humanas, achacables a la compañía o la constructora del aparato. 

Estos hechos podrían tratarse de una casualidad, de simples diferencias en el estilo periodístico o de una mala coordinación informativa. Sin embargo, teniendo en cuenta los intereses en juego, las casualidades me parecen poco probables y la puesta en marcha de estrategias de comunicación, obvias.