Ajuste de cuentas: ¿a ti cuánto te cuesta?

Artículo publicado el 27 de Octubre de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 27 de Octubre de 2008
ahorro.jpgUna película, seguida de unas tapas acompañadas por unas cañas y usando para movernos una bicicleta pública o el autobús urbano. Queremos saber cuánto cuesta este ritual en el resto de capitales europeas y si los precios sevillanos suponen un reclamo para otros bolsillos europeos.

Son las diez de la noche de un viernes de octubre a punto de terminar, la noche se presenta clara y templada, el frío se hace de rogar cada año al sur de Europa, lo que hace que la gente se eche a la calle. El ruido afuera garabatea en el aire las ansias de jóvenes ávidos por colorear las noches. En realidad no hace falta mucho para un noche de cine: una película, unas tapas... y para los más exigentes una madrugada de bailes y ron. Pero empecemos por el principio. Maia es una brasileña residente en Budapest y de padre húngaro, ha quedado con Piero, romano de toda la vida y como ella en la ciudad hispalense. Maia decide coger la bici pública, se pirra por pasear pedaleando, y lo hace con un bono anual de 13 € (cuando no tenía este bono, utilizaba uno semanal que le costaba 6 € pero le retenían 150 de fianza y obviamente no le compensaba, así que se sacó el bono anual). En cuanto a Piero, él aún no se ha sacado el bono, por lo que tiene que coger el autobús, que le cuesta 1,10 € cada viaje (sin transbordo). Ambos se encuentran en el Paseo de la Alameda de Hércules para ver la peli. Si se hubieran acordado de llevar consigo el carné de estudiante, el taquillero les haría un descuento de un euro, pero ninguno lo lleva, así que tienen que pagar la entrada normal: 5,50 €.

Erasmus

Al salir de la película, como es normal, tienen hambre; llevan poco tiempo por aquí y deciden ir a la aventura de probar las primeras tapas nocturnas de Sevilla. No saben dónde irán, pero después del cine ninguno lleva más de 10 € en sus bolsillos. Sin problema porque los dos saben que por sólo 7 u 8 € podrán comer un par de ricas tapas y tomar unas cervezas en algún bar de la zona. Las cañas les cuestan cada una 1,25 € y las tapas 2,50 €. Han hecho dos rondas, así que tendrán que pagar 7 € cada uno. A Piero todavía le quedan unos euros para hacer la vuelta a casa en autobús (1,10 €). Mañana será otro día y quizás opten por el plato fuerte: discotecas y ron, aunque por supuesto será más caro que el plan de hoy: alrededor de 16 €. ¿Cómo lo ves tú? ¿Se aleja mucho de lo que padece tu bolsillo?

Concha Hierro

Stockholm

Athens

Budapest

Istanbul

Clermont-Ferrand Köln

Paris

Lyon

Strasbourg

Sofia