Alex Metric: El hombre con un bronceado de estudio

Artículo publicado el 7 de Febrero de 2011
Artículo publicado el 7 de Febrero de 2011
¿Por qué este DJ y productor de 29 años deja la británica Radio One? Poco antes de que corone el escenario para intentar dominar al público, acompañamos al londinense Alex Metric por su breve viaje a través de la música electrónica.

Técnicamente es la última entrevista de Alex Metric antes de su inminente concierto en el Transmusicales Festival de Rennes, al oeste de Francia. Eso explica, copa en mano, su alegría. “Muchos de mis amigos (The Autocrats, South Central, The Whip...) dicen que el festival Transmusicales fue increíble, una de sus mejores actuaciones”, dice sonriendo. Al londinense le espera el escenario a las 3 de la madrugada, un horario que encaja perfectamente con su apretada rutina. “Suelo dormir hasta la hora del almuerzo”, explica. “Yo vivo inclinado sobre un café, que es un desayuno sorprendente; luego me siento en el estudio hasta las cinco o seis de la madrugada. Paso la semana escribiendo allí, en el estudio, al que dedico noches enteras. Los fines de semana los paso de gira por hoteles y aeropuertos. Estoy tan pálido... ¡Tengo un bronceado de estudio!".

Más que un DJ

Desde hace tres años a Metric se le conoce más como DJ que como productor. Fue citado regularmente por revistas y emisoras de radio como Justice o Brodinski, entre otras. “Las canciones me eligen en general”, dice él, un perfeccionista que ha remezclado temas de Gorillaz, Bloc Party o Ladyhawke. "Los sellos discográficos vendrán a mí; yo tengo la suerte de que a la gente le gusta mis remix y así me ofrecen algunas pistas muy buenas. Pero yo no elijo a la ligera. Sólo hago el remix de una canción si me encanta y si puedo aportarle algo. Dios mío, termino remixes y no los entrego; tengo un control de calidad exigente. Si no es mejor que el último remix que he hecho, no tiene ningún sentido terminarlo". Es bastante modesto pese a haber sido votado “remixer del año” para la emisora de radio XFM en 2008, y encabezado las listas de remix para la página web The Music Ninja en 2010. “Tampoco es por el dinero”, aclara. "Suena vano, como 'hacer un verdadero arte'. Hoy en día, si haces buenos discos, la gente quiere reservarte y se crece a partir de ahí. No se trata sólo de ser un DJ".

Alex Metric comenzó su carrera como un amante del Britpop Indie y del sistema de rechazo. “Escuchaba Oasis, The Verve, Primal Scream y Spiritualised. T in the Park fue el primer festival al que asistí a los 15 años. Vi a Paul Weller, Black Grape and Dodgy, mi banda favorita en la adolescencia; y cuando nos fuimos detrás del escenario, me di cuenta que eso era lo que quería hacer realmente. No quería hacer los A-levels e ir a la universidad, eso era para complacer mis padres. En la universidad tomé clases de música y después me expulsaron. Allí empecé a salir con algunos amigos que tocaban en bandas. Durante tres años trabajé en un restaurante, al mismo tiempo que desarrollaba mi música". Pasamos de la escena del festival, que ha disparado los intereses de Metric, a la escena clubbing, donde descubrió la música electrónica. Cita a Daft Punk, Digital y Stuart Price como fuentes de inspiración y gusto en la evolución de la escena. "A finales de 1990 y principios de 2000, la música electrónica se dividió en varios grandes grupos independientes como Basement Jaxx y Underworld. ¡El otro día incluso me sorprendió ver a Tom de Chemical Brothers!".

Dubstep, post-dubstep y sueños

Los tiempos han cambiado en la música electrónica; se ha ido evolucionando desde los grupos más grandes, pero Metric predice el final de este fenómeno popular nacido del UK Garage en 2001. "Lo más grande en la música electrónica es el dubstep. No está mal", dice cortesmente; luego añade: "Todo llega a su fin ya que casi se convierte en una parodia de si mismo. No quiero faltar al respeto a los representantes de este movimiento y a los que lo aprecian, pero la gente pensó que iba a transformarlo todo. Al acercarse a la corriente principal, el dubstep se ha vuelto más formal y cada vez menos emocionante. ¿Sabías que hay batería y bajo y batería y bajo inteligentes? Hay una cosa nueva llamada post-dubstep entre grupos londinenses como Mount Kimbie y James Blake, y que es muy popular ahora. Limit To Your Love fue un tema increíble, pero ni siquiera es dubstep... ¡Así es como piensa un grupo dubstep!".

En uno de los trasnochados camerinos de Transmusicales en Rennes, 2010

Metric trabaja su sonido pop-tronic desde hace por lo menos cinco o seis años. Recientemente anunció que dejaba su programa mensual In New DJs We Trust, en la estación nacional de música pop de Radio One, para concentrarse más en escribir y hacer música. "El programa consistía en cuatro o cinco de nosotros en rotación, y llevaba haciendo eso un año y medio. Sentía que mi carrera se limitaba a la radio y prefería dejarlo en su punto álgido. Me voy a tomar un par de meses a principios de 2011. Viajar es realmente agotador. Estoy bastante hecho polvo después de un año tan ocupado y trato de centrarme en escribir más y viajar menos. Quiero volver a hacer música. Por eso me embarqué en esta carrera". Es poco probable que Alex tenga tiempo para relajarse. "Es triste decirlo, pero yo sueño mucho con mi trabajo", se ríe. Su nuevo single Robot Dreams, de su último álbum, lleva ya dos años en la cresta; viendo que Metric ha mandado la radio hasta el infinito y más allá, los bailo-juerguistas europeos deben estar esperando como locos la salida de su nuevo misil: Open Your Eyes.

Los consejos musicales de Alex Metric para 2011

Fotos: cortesía de myspace.com/alexmetric; el retrato en el texto: © Renata Burns