Amenazas crecientes y medidas antiterroristas

Artículo publicado el 11 de Septiembre de 2006
Revista publicada
Artículo publicado el 11 de Septiembre de 2006
En respuesta al miedo y la violencia creciente, Europa se ha equipado con un verdadero arsenal para contrarrestar cualquier amenaza.

Reino Unido

Aunque la legislación británica permite la persecución de "delitos terroristas", la mayoría de los sospechosos de terrorismo son juzgados según la ley penal común por delitos como asesinato u otros crímenes contra la vida de las personas, secuestro o similares.

La pieza maestra de la legislación antiterrorista británica es la Terrorism Act 2000, que contempla todas las formas de terrorismo, aunque estaba pensada sobre todo para el norirlandés. En respuesta a los ataques del 11-S, se introdujeron nuevos poderes antiterroristas con la Anti-Terrorism, Crime and Security Act 2001 que Aministía Internacional denunció enseguida por pervertir el sistema judicial. La ley fue ampliada en 2005 con la Prevention of Terrorism Act (PTA), que derogando en ciertos casos la aplicación de determinados Derechos Humanos.

Además, como respuesta de los atentados de Londres (7 de julio de 2005), en marzo de 2006 el Gobierno aprobó la Terrorism Act 2006, que convierte en delito la incitación indirecta al terrorismo. En la actualidad, 60 personas están en espera de juicio por delitos de terrorismo en el Reino Unido; de ellas, 41 fueron acusadas tras el 7 de julio de 2005.

En julio de 2006, el Departamento del Tesoro anunció la suspensión de ayudas públicas no sólo a las personas implicadas en casos de terrorismo, sino también a los miembros de su familia; 21 sospechosos tienen hoy por hoy sus activos congelados.

Alemania

Los actos terroristas individuales están castigados por el código penal alemán, que contiene un apartado especial sobre las organizaciones terroristas. No hay procedimientos separados en Alemania para juzgar a sospechosos de haber cometido delitos terroristas. Tienen los mismos derechos que cualquier acusado de otro delito durante los interrogatorios, juicios o apelaciones.

La lucha contra el terrorismo se ha concentrado en el terrorismo fundamentalista desde el 11 de septiembre de 2001. A finales de 2004, había un total de 195 procesos de investigación abiertos relacionados con el terrorismo fundamentalista a nivel nacional, 77 de los cuales eran seguidos por la Oficina de la Policía Federal Penal (BKA).

No hay planes para introducir una normativa contra el delito de 'glorificación del terrorismo', un paso que el Reino Unido dió en 2005, tras los atentados suicidas en Londres. El Gobierno alemán tiene planes para crear una base de datos anti terrorista que ayude a las agencias de seguridad nacional. Esta base de datos contendrá información sobre sospechosos de terrorismo como su nombre, nacionalidad o idiomas hablados.

Italia

El Gobierno italiano introdujo una nueva ley anti terrorista en julio de 2005 de Medidas urgentes para contrarrestar el terrorismo internacional. La nueva ley incluye la posibilidad de crear unidades de investigación anti terrorista especiales. También otorga a los servicios de información la autoridad necesaria para intervenir de forma preventiva conversaciones telefónicas, modifica el marco legal para la comercialización y uso de explosivos, y criminaliza cualquier conducta relacionada con el entrenamiento terrorista.

Francia

El nuevo código penal francés (1994) criminaliza el terrorismo como un delito individual. Después de los ataques del 11-S, Francia adoptó leyes que permitían la persecución de terroristas. Sin embargo, la legislación anti terrorista más reciente se adoptó en enero de 2006 y contiene 33 artículos. Esta ley permite el uso de ténicas de vigilancia y el control de cuentas financieras de terroristas.

El Libro blanco gubernamental de seguridad interior y terrorismo, publicado en marzo de 2006, resume la doctrina francesa para la lucha contra el terrorismo como resultado de la cooperación entre diferentes cuerpos del Ministerio de Interior, Defensa, Justicia y Asuntos Exteriores, y expertos independientes del FRS (Foundation for Strategic Research). Un documento enfocado hacia el público en un intento de incrementar el papel de la sociedad civil en la lucha contra el terrorismo.

Fotos: Reino Unido (c) Big Ben Transport for London 2005; Alemania (c) Deutsche Bundestag; Francia (c) Eiffel Tower - Wikipedia