Anna Nemtsova: "Todos Han Sentido la Ausencia de Nemtsov"

Artículo publicado el 2 de Abril de 2015
Artículo publicado el 2 de Abril de 2015

Anna Nemtsova es una periodista rusa que trabaja como corresponsal para Newsweek y The Daily Beast desde Moscú. Nemstova escribe sobre  Rusia y las ex repúblicas soviéticas. Ha colaborado con diferentes medios como The Washington Post, Pulitzer Center, Russia Now y NBC News. En esta entrevista, Nemtsova habla sobre la reacción al asesinato del líder de la oposición, Boris Nemtsov.

Tras el asesinato del líder de la oposición rusa, Boris Nemtsov, hubo gente que confundió a Anna Nemstova en las redes sociales con un pariente del político. De hecho, fue solo una coincidencia de nombres, aunque ambos crecieron en la misma ciudad: Nizhny Novgorod; un enclave importante para la jerarquía soviética y que fue clausurada para los visitantes extranjeros con el fin de proteger sus instalaciones militares. Anna describe al carismático Nemtsov como el “primer demócrata” que conoció.

¿Qué piensas sobre las diferentes teorías acerca de la muerte de Nemtsov?

Honestamente, no tengo ni idea. Todo depende de quién ordenó el asesinato y no puedo especular sobre las razones. A juzgar por suposiciones publicadas por el periódico Novaya Gazeta, su asesinato fue ordenado por senadores chechenos. Incluso mencionan el nombre “Ruslan” -que se cree que hace referencia a Ruslan Geremeyev, el hijo de un destacado político-. Si proviene de la comunidad chechena, pueden existir diferentes razones; la primera podría estar relacionada con las caricaturas de Mahoma publicadas en Francia -por Charlie Hebdo-.

Nemtsov dijo que los periodistas tienen el derecho de publicar caricaturas sarcásticas.  Novaya Gazeta sugiere que hubo una lista de personas que debían ser ejecutadas por su conexión con los eventos. Esto podría ser una posible explicación. Han sugerido que fue una intervención directa del Servicio de Seguridad Federal. Solo podemos especular pero sugiero que no lo hagamos.

¿Cómo afectará el asesinato al Gobierno ruso?

No creo que el asesinato de Nemtsov afecte al Gobierno de alguna manera. Sin embargo, están preocupados por los aspectos chechenos que pueden estar relacionados con el asunto. Por primera vez en nuestra historia, y en el período de Putin, tenemos supuestamente un conflicto entre Ramzan Kadyrov -el presidente de Chechenia- y las Fuerzas de Seguridad Federal. Mientras tanto, surgieron diferentes versiones y apareció un sospechoso clave. Entre los arrestados -y acusados de asesinato- está Zaur Dadaev, quien ha servido en las principales fuerzas de  Kadyrov y que elogió en hasta dos ocasiones el patriotismo de Dadaev en Instagram. Además, cualquiera de los que han sido arrestados es amigo o pariente de Dadaev.

Todo el proceso de arrestos y las operaciones especiales contra la gente de  Kadyrov han sido muy humillantes para él, por lo que culpa a Estados Unidos y a Europa. Él dice que, sin importar lo que suceda, ambos esstados saben que Kadyrov siempre está con el presidente de Rusia -no dijo Putin, sino “el presidente de Rusia”-.

Yo diría que, en este momento, las fuerzas para el cumplimiento de la ley están buscando una solución que sea duradera para Putin, quien no puede elegir entre el Servicio de Seguridad Federal y Kadyrov porque valora ambas partes. Pocos días atrás llegaron a una solución: encontraron a Adam Osmaev, un hombre identificado como el comandante del batallón voluntario ucraniano "Dzhokhar Dudayev". Esta versión parecía ser apropiada, pero hay mucha gente entre los liberales rusos que no lo cree.

¿Cuáles son las consecuencias de la muerte de Nemtsov para la oposición?

Son enormes. Como sabemos, fue una figura clave para la oposición rusa y las protestas en Moscú. Tenía todos los contactos necesarios, sabía a quién llamar y cómo presentar una solicitud para una protesta pública. Otro elemento muy triste es que era un personaje clave para la comunicación entre los líderes de la oposición, muchos de los cuales tienen conflictos entre sí. Todos sintieron su ausencia inmediatamente. Él estaba entre los líderes con el perfil más destacado; como político fue exministro, gobernador y viceprimer ministro, y creía en el proceso electoral.

Se criticó mucho su estilo de vida, pero él permaneció siendo un verdadero demócrata. Lo conocí desde niña y sé que lo último que estaba organizando era una marcha de protesta llamada “Primavera”, una manifestación orquestada para llevar la bandera rusa. Nemstov estaba triste por el hecho de que la bandera nacional fuera usada solo por los seguidores de Putin...Su sueño era devolverle la bandera a la oposición. De hecho fue un momento muy emotivo cuando, después de su asesinato, los manifestantes alzaron la bandera.

 ¿Existen líderes de la oposición tan fuertes como Nemtsov?

Todos ellos tienen convicciones democráticas muy fuertes, y si bien llevan a cabo diferentes formas de cooperación, creo que todavía están buscando un modelo mejor. Dado que la oposición está dividida, ese es su punto más débil. El mismo Nemtsov no pretendía ser una figura líder. Por ejemplo, cuando Alexei Navalny apareció, Nemtsov demostró claramente que le respaldaba al decirle públicamente: “Siempre seré tu seguidor”. Él tenía un comportamiento muy democrático. Además hizo numerosas investigaciones de corrupción que fueron bastante sorprendentes.

El problema en Rusia es la desilusión en relación a los valores democráticos. Y Nemtsov creía fuertemente en ellos. Cuando hubo consecuencias de esta desilusión, Nemtsov lo supo, y observó lo dolorosos que fueron esos tiempos. Por ende, él se dedicó a sus investigaciones y trabajó arduamente. Creo que en el Kremlin mucha gente comprendió su dedicación. De hecho dos viceprimer ministros de Rusia asistieron a su funeral.

Durante 8 años consecutivos fue ignorado o puesto en la lista negra de los principales medios de comunicación. La triste ironía es que ellos hablaron sobre él tras de su asesinato.

¿Cuál es la situación de los medios en Rusia ahora?

Tengo muchos amigos que trabajan en medios estatales que se quejan por tener artículos que nunca fueron publicados. No les juzgo porque a veces es necesario ganar para vivir y es una elección encontrar financiación a través del estado o de otro medio. En cualquier caso, si ayudan a la gente, está bien. Todavía hablamos de la misma agenda y si logramos lo mismo de diferentes maneras con instrumentos diferentes, creo que está bien.

Muchos periodistas jóvenes de regiones diferentes vienen y me preguntan cómo convivir con el hecho de que la prensa nacional sea propiedad del gobierno. Y les contesto que tienen que salir y encontrar una historia sólida que no pueda ser ignorada por ningún editor; una historia muy humana y verdadera que ningún medio censuraría. Esa es la manera. Mi padre, por ejemplo, fue un reportero en Pravda -el periódico asociado con el partido comunista en la ex Unión Soviética-, pero sin embargo logró publicar historias independientes.