Antes, durante y después de las elecciones, Eslovenia se alza contra la corrupción

Artículo publicado el 3 de Diciembre de 2012
Artículo publicado el 3 de Diciembre de 2012
Con el 67% de los votos, el antiguo primer ministro esloveno, Borut Pahor, se convirtió el pasado 2 de diciembre en el presidente del país. En la campaña previa a la elección, los eslovenos se manifestaron en contra del latrocinio y la corruptela practicados por la élite política de la —bautizada por algunos medios— joya del Este.

Las principales urbes de Liubliana se han copado de protestas: a pesar de los choques que tuvieron lugar el pasado 30 de noviembre en Liubliana, 10.000 personas se manifestaron pacíficamente en núcleos como Novo Mesto, Celje, Koper y Nova Gorica. En Marburgo, la segunda ciudad más grande de Eslovenia y Capital Europea de la Cultura en 2012, las manifestaciones empezaron en octubre. Recientemente, unas 10.000 personas se concentraron el pasado 28 de noviembre para reprobar al alcalde, Franc Kangler, cuyo perfil de político corrupto ha sido evidenciado. Los ciudadanos de Marburgo pretendieron así pedir el fin de su cargo y reclamar su dimisión.

En esloveno, Maribor: Capital Europea de la Cultura durante este año.

Eslovenia se independizó de la República Federal Socialista de Yugoslavia en 1991 tras una corta guerra que estalló después en otros países de la zona. Por entonces, yo tenía tan solo siete años y no entendía exactamente lo que estaba ocurriendo. Todavía sigo sin comprenderlo. Desde la independencia, la élite política ha estado desvalijando todo lo que vale la pena robar y mucho más. Por si no fuese suficiente, se introdujeron leyes a fin de permitir lo que es por todos conocido como robo de bienes públicos. Muestra de ello fueron las fábricas que intencionalmente fueron llevadas a la quiebra para que la élite pudiese comprarlas más tarde. La gente lo sabe, la policía lo sabe y los tribunales lo saben; sin embargo, nadie es encarcelado por estos crímenes.

Hay muchos más ejemplos. En septiembre, el activista Božidar Radišičfue encarcelado por sus plantas de cultivo de marihuana. Por el contrario, Dragan Tošič, el jefe de un cartel de la cocaína, fue puesto en libertad en noviembre tras una sentencia de los tribunales eslovenos en la que afirmaban que, a pesar de las evidencias remitidas por Italia y Uruguay, las pruebas aportadas por Eslovenia y Serbia fueron "obtenidas ilegalmente". Por otro lado, el actual primer ministro, Janez Janša, quien también fue ministro de Defensa en 1991, supuestamente forma parte de una banda internacional de contrabandistas de armas —aunque la policía se niega a revisar las abundantes pruebas—. Esas mismas armas ayudaron a matar durante la guerra de los Balcanes.

Por su parte, el exministro Igor Bavčar se convirtió de repente en el dueño de las empresas más exitosas de Eslovenia, que hoy en día están prácticamente en quiebra o han sido vendidas. Por cierto, también anda libre. Por último, el anterior primer ministro y actual vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, Anton Rop, es una de las personas más ricas del país, pero nadie se pregunta cómo. Y así, otros muchos casos más. Parece ser que Eslovenia es un paraíso para los grandes criminales. Incluso el mafioso italiano Maurizio Prestieriadmitió que podría "esconderse" en Eslovenia durante un tiempo, ya que allí nadie lo arrestaría a pesar de la orden de captura remitida por Interpol. Sin embargo, si eres un ladrón de gallinas, entonces serás procesado y enviado a prisión.

El líder socialdemócrata, ahora presidente de Eslovenia, llamó a la unidad: “Hay una salida y vamos a encontrarla juntos”.

La gente parece haber dicho finalmente “¡Basta!”. De hecho, la embajada de Estados Unidos en Eslovenia advierte a sus ciudadanos de que “otras concentraciones podrían ocurrir en Celje el 3 de diciembre y el 6 de este mes en Marburgo junto con otros eventos todavía no programados en Murska Sobota y Koper”.

Mientras tanto, medios de comunicación de todo el mundo parecen estar desinformando sobre las protestas en Eslovenia. Reuters y la BBC han afirmado que las manifestaciones ocurridas el pasado 30 de noviembre tenían como objetivo denunciar los recortes presupuestarios. Sin embargo, fueron principalmente celebradas en contra de la élite política, quien resulta siempre ser intocable, impune, corrupta y criminal. La BBC simplemente mencionó que los manifestantes se quejaron contra una "supuesta corrupción" en el país. No hay dinero para las escuelas, pero aún estamos comprando aviones no tripulados en Afganistán. Muy gracioso.

Fotos: portada, (cc) nicobilou/Flickr; texto, (cc) Jumpin'Jack/Flickr y (cc) Simon Plestenjak/Flickr. Vídeo: (cc) Maja Ikanovic/YouTube.