Antisemitismo en Francia: a vueltas con la Torá

Artículo publicado el 24 de Junio de 2014
Artículo publicado el 24 de Junio de 2014

Visto desde fuera, da la sen­sa­ción de que Fran­cia tiene un pro­ble­ma con sus ju­díos. Mi­rán­do­lo más de cerca, pa­re­ce que una pa­la­bra tan com­ple­ja como “an­ti­se­mi­tis­mo” nos per­mi­te ob­ser­var este tema de una forma tan fas­ci­nan­te como con­tra­dic­to­ria. Re­por­ta­je en París, entre el ba­rrio de Ma­rais, el coco y mu­chas ci­fras.

A me­di­da que nos acer­ca­mos a la rue des Ro­siers, lugar em­ble­má­ti­co de la co­mu­ni­dad judía si­tua­do en el dis­tri­to de París, este ba­rrio ad­quie­re una ac­ti­vi­dad cada vez más in­tere­san­te. Es miér­co­les por la tarde, está so­lea­do y la con­si­de­ra­ble afluen­cia de gente hace que el lugar ad­quie­ra un en­can­to ex­cep­cio­nal. Los pre­cio­sos edi­fi­cios, las tien­das, las li­bre­rías, los res­tau­ran­tes y los di­ver­sos co­mer­cios dan el úl­ti­mo toque al ba­rrio. Sin em­bar­go, en el cen­tro de este re­man­so de paz se per­pe­tró un aten­ta­do an­ti­se­mi­ta el 9 de agos­to de 1982 con­tra el res­tau­ran­te Gol­den­berg, que dejó 6 muer­tos y 22 he­ri­dos. 19 años más tarde la jus­ti­cia fran­ce­sa ha iden­ti­fi­ca­do al mo­vi­mien­to pa­les­tino Fa­tah-Con­seil Ré­vo­lu­tion­nai­re como el res­pon­sa­ble.

"UN PLAN ENEMI­GO QUE AME­NA­ZA A LOS JU­DÍOS DE TODO EL MUNDO"

Hoy en día los ha­bi­tan­tes del ba­rrio re­fle­xio­nan cuan­do tie­nen que eva­luar el grado de an­ti­se­mi­tis­mo en Fran­cia, del que mu­chos cues­tio­nan su exis­ten­cia. "Aun­que el an­ti­se­mi­tis­mo siem­pre vuel­ve a nues­tra me­mo­ria como algo de años pa­sa­dos, in­clu­so de­ce­nios, el re­cuer­do del cruel aten­ta­do siem­pre está con no­so­tros", dice un ve­cino judío casi so­llo­zan­do. Una mujer, de la misma re­li­gión, le in­te­rrum­pe gri­tan­do: "El an­ti­se­mi­tis­mo no hace más que ganar te­rreno en Fran­cia. Quie­nes dicen que no hay an­ti­se­mi­tis­mo en este país están con­tra las es­pe­ran­zas y as­pi­ra­cio­nes de los ju­díos de Fran­cia, y están a favor de un plan ex­te­rior y enemi­go que ame­na­za a los ju­díos de todo el mundo".

Las di­fe­ren­cias en cuan­to a la per­cep­ción y la com­pren­sión del an­ti­se­mi­tis­mo son gran­des, in­clu­so en el pro­pio seno de la co­mu­ni­dad judía de Fran­cia. Según lo dicho por los en­tre­vis­ta­dos en París, po­de­mos de­du­cir que exis­ten tres ca­te­go­rías: quie­nes con­fir­man la exis­ten­cia y au­men­to del odio con­tra los ju­díos, quie­nes son to­tal­men­te in­di­fe­ren­tes y no están in­tere­sa­dos en el tema, y fi­nal­men­te, quie­nes nie­gan la exis­ten­cia del an­ti­se­mi­tis­mo en Fran­cia con la ex­cep­ción de casos ais­la­dos. "No se debe decir, en nin­gún caso, que un judío, un negro o un mu­sul­mán ha sido víc­ti­ma de un ata­que ra­cial", con­fir­ma Isaac, un joven judío pa­ri­sino. "En su lugar, debe de­cir­se que esa per­so­na ha sido víc­ti­ma de un ata­que cri­mi­nal y dejar que la jus­ti­cia iden­ti­fi­que a los cul­pa­bles y los mo­ti­vos. No es hasta en­ton­ces cuan­do po­dre­mos decir si la agre­sión es ra­cial o no". Isaac, que dice sen­tir­se muy ape­ga­do a su re­li­gión y sus raí­ces, se re­be­la con­tra un cier­to tipo de pren­sa que, según él, "a veces ali­men­ta el odio ra­cial y siem­bra el te­rror entre la gente al pre­ci­pi­tar­se en pre­sen­tar los he­chos. Desde que se men­cio­na que una víc­ti­ma es judía o mu­sul­ma­na, todo el mundo está con­ven­ci­do de que se trata de un acto an­ti­se­mi­ta o is­la­mó­fo­bo, lo cual está lejos de la ver­dad".

¿AN­TI­SE­MI­TIS­MO? "PRO­PA­GAN­DA IS­RAE­LÍ"

Avraham Wein­berg es el guar­dián de la si­na­go­ga Adath Israël, si­tua­da en el 11º dis­tri­to de París. Des­pués de una larga con­ver­sa­ción, re­pen­ti­na­men­te su voz se vuel­ve más clara. "En Fran­cia no exis­te ab­so­lu­ta­men­te nin­gún an­ti­se­mi­tis­mo. Es ver­dad que, de vez en cuan­do, hay ju­díos que son agre­di­dos, lo cual es des­con­so­la­dor, pero eso no nos per­mi­te asus­tar a la gente”. ¿El an­ti­se­mi­tis­mo es el coco? Para Avraham "es el es­ta­do de Is­rael el que crea una pro­pa­gan­da para que los ju­díos de Fran­cia vuel­van a Is­rael y se lle­ven allí su di­ne­ro". 

Avraham Wein­berg nació en Is­rael y pasó allí los 10 pri­me­ros años de su vida. Re­cuer­da una in­fan­cia feliz, ju­gan­do con niños ára­bes. "Éra­mos como her­ma­nos, cre­ci­mos jun­tos y nunca nos sen­ti­mos di­fe­ren­tes o per­te­ne­cien­tes a orí­ge­nes dis­tin­tos", sus­pi­ra. Avraham acusa a "los sio­nis­tas" (en re­fe­ren­cia a las per­so­nas en favor de la crea­ción de un es­ta­do judío en tie­rra de Is­rael) de ser res­pon­sa­bles del de­te­rio­ro que ha ocu­rri­do en la re­gión de Orien­te Medio. "(Los sio­nis­tas) están ce­ga­dos por la avi­dez de co­lo­ni­za­ción, quie­ren go­ber­nar el mundo en­te­ro y do­mi­nar al lado de Es­ta­dos Uni­dos, la otra cara del mal que co­no­ce el mundo".

CI­FRAS Y MA­LES­TA­RES

Según el in­for­me sobre el an­ti­se­mi­tis­mo en Fran­cia de 2013, pu­bli­ca­do por el Ser­vi­cio de Pro­tec­ción de la Co­mu­ni­dad Judía (SPCJ), or­ga­nis­mo crea­do y pa­tro­ci­na­do por el CRIF (Con­se­jo Re­pre­sen­ta­ti­vo de las Ins­ti­tu­cio­nes Ju­días de Fran­cia), "el an­ti­se­mi­tis­mo en Fran­cia ya no puede con­si­de­rar­se un fe­nó­meno co­yun­tu­ral li­ga­do a los even­tos y con­flic­tos de Orien­te Medio. Se trata de un mal es­truc­tu­ra­do que, al no ser com­ba­ti­do como tal, a día de hoy no ha po­di­do ser fre­na­do". El in­for­me, que mues­tra las ci­fras y es­ta­dís­ti­cas pu­bli­ca­das con­jun­ta­men­te con el Mi­nis­te­rio de In­te­rior, se­ña­la el au­men­to del an­ti­se­mi­tis­mo en Fran­cia y con­si­de­ra que "los datos es­pe­ra­dos" no se han al­can­za­do en 2013, aún con la dis­mi­nu­ción de actos an­ti­se­mi­tas desde el in­for­me del 2012. El SPCJ con­si­de­ra que, aun­que ha ha­bi­do un 31% de dis­mi­nu­ción de actos an­ti­se­mi­tas desde el in­for­me de 2012 (614 actos an­ti­se­mi­tas), "año que pre­sen­tó un an­ti­se­mi­tis­mo des­pro­por­cio­na­do", el año 2013 (423 actos an­ti­se­mi­tas) sigue te­nien­do más ata­ques que el 2011 (cuando se produjeron 389 actos an­ti­se­mi­tas). Es esto lo que el es­tu­dio ve "preo­cu­pan­te". En estos años se han dado 7 veces más actos an­ti­se­mi­tas que en los años 90, siem­pre según el SPCJ. Fi­nal­men­te, en 2013 París fue la ciu­dad en la que ocu­rrie­ron más actos an­ti­se­mi­tas en Fran­cia, con 77 he­chos de­nun­cia­dos, y más de la mitad de ellos fue­ron en solo 4 dis­tri­tos: los dis­tri­tos 16º y 19º (12 ata­ques cada uno), el 11º dis­tri­to (9 ata­ques) y el 20º (8 ata­ques).

El equi­po de se­gu­ri­dad del CRIF no es de los más aco­ge­do­res, in­clu­so al re­ci­bir a pe­rio­dis­tas. Re­cha­za­dos, in­clu­so cuan­do solo pe­día­mos in­for­ma­ción, tu­vi­mos que hacer va­rias lla­ma­das para que por fin una per­so­na de la or­ga­ni­za­ción nos in­vi­ta­se a "¡hacer tan­tas pre­gun­tas como que­ráis!". Fi­nal­men­te dis­traí­da y vi­si­ble­men­te poco in­tere­sa­da en nues­tra en­tre­vis­ta, la misma per­so­na nos acon­se­jó bus­car las res­pues­tas en In­ter­net. Es­col­ta­dos por 3 hom­bres y un po­li­cía, nos fui­mos del lugar. Quizá haya cosas que las ci­fras no ex­pli­can.

ESTE AR­TÍCU­LO FORMA PARTE DE UNA EDI­CIÓN ES­PE­CIAL SOBRE PARÍS Y HA SIDO REA­LI­ZA­DO DEN­TRO DEL MARCO DEL PRO­YEC­TO "EU­RO­MED RE­POR­TER", INI­CIA­DO POR CA­FÉ­BA­BEL EN CO­LA­BO­RA­CIÓN CON I-WATCH, SEARCH FOR COM­MON GROUND Y LA FUN­DA­CIÓN ANNA LINDH.