Artículo 50: comienza la cuenta atrás...

Artículo publicado el 24 de Marzo de 2017
Artículo publicado el 24 de Marzo de 2017

El 29 de marzo, Theresa May avisará formalmente a Bruselas de la intención del Reino Unido de abandonar la Unión Europea y así dar paso a dos años de negociaciones. Los comentaristas reflexionan sobre cómo actuaran ambos bandos de cara a un posible acuerdo. 

Bruselas quiere castigar al Reino Unido - România Liberâ, Rumanía

Bruselas se ve tentada de hacer que Londres pague por su arrogancia, señala el România Liberă:

"Hacerles pagar literal y metafóricamente. No paramos de oír que Londres tendrá que pagar entre cuarenta y cincuenta mil millones de euros para compensar el déficit que el Brexit dejará en el bolsillo de la Unión Europea (UE)... Por otro lado, Bruselas quiere retrasar la firma del acuerdo con el Reino Unido tanto como sea posible y así dejarles claro que abandonar la UE es mucho más que una mera formalidad... Sin embargo, lo que podría ocurrir es que las negociaciones con Gran Bretaña empiecen con mal pie y que la situación se vaya suavizando hasta facilitar un compromiso sensato... O quizá Bruselas decida utilizar el Brexit para darle una lección a los insubordinados miembros de la UE que se niegan a aceptar su parte de responsabilidad en relación con la entrada masiva de immigrantes". (20/03/2017)

¡No queremos un Brexit despiadado, por favor! - De Telegraaf, Holanda

La UE no debe permitir que la decepción causada por el deseo de los británicos de abandonar dicha comunidad nuble su juicio, advierte el De Telegraaf

"La frustración por el Brexit es más que palpable en Bruselas. No sería nada recomendable que esta decepción determinara las negociaciones. Los británicos han tomado una decisión. Es más, resulta fácil desestimar esta decisión por otro engaño por parte de los excéntricos habitantes de la isla... La rápida expansión de la UE ha desencadenado una gran oleada de migración hacia el Reino Unido que ha estropeado los grandes segmentos de su mercado laboral... Ahora los grupos involucrados deben prevenir una durísima ruptura. Los lazos económicos que unen al continente europeo y a los británicos son fuertes. Aquellos que intenten cortarlos de forma despiadada solo se harán daño a sí mismos". (21/03/2017)

La UE no debe permitir que la dividan - Corriere Della Sera, Italia

La prioridad de la Unión Europea debe ser garantizar la cohesión, insta el antiguo diplomático Antonio Armellini en Corriere della Sera:

"Londres reivindicará el derecho a acceder al mercado único y de proteger su sistema financiero sin permitir la libre circulación de personas o atacar las regulaciónes de la UE... La estrategia de dividir la comunidad apoyándose en la diferencia de opiniones suscitada entre los miembros estado (un clásico de los británicos) puede dar alguna que otra sorpresa... El riesgo de que el Brexit desencadene el colapso de la UE aumentaría según avanzasen las negociaciones. Sin embargo, en lugar de distanciarse, los 27 miembros deberían reforzar la cohesión, aunque sea solo por razones tácticas". (21/03/2017)

Una oportunidad de fortalecer la identidad británica - The Daily Telegraph, Reino Unido

El Brexit ofrece a los políticos británicos la oportunidad de resucitar el concepto del Estado-Nación democráticamente legítimo, escribe el Daily Telegraph.

"Europa casi ha olvidado —a veces con razones históricas de peso— lo que significa sentir orgullo por una nación, y cómo los gobiernos que responden democráticamente pueden ofrecer algo de valor al mundo. Irónicamente, la idea de un estado autónomo que responde directamente ante el pueblo se perdió tras los crímenes nacionalistas del siglo XX. Y ahora la UE se encuentra con que tiene todas las papeletas para albergar el tipo de nativismo populista que supuestamente debía evitar.  ¿Tendrá esta generación de políticos británicos la visión y fortaleza necesarias para reinventar la nacionalidad? ¿Quién sabe?" (21/03/2017)

---

30 países, 300 medios de comunicación, un análisis de prensa. euro|topics expone los problemas que afectan a Europa y plasma las diversas opiniones, ideas y reacciones que hay repartidas por todo el continente.