Así es Rosen Plevneliev, el nuevo presidente de Bulgaria

Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2011
Con solo 47 años, Rosen Plevneliev ha conseguido seguir siendo el simpático de la clase. Hasta ahora era el ministro más popular del gabinete y no pertenece a ningún partido político, aunque fue respaldado por el partido en el poder. Sin embargo, no todo el mundo se alegra de que este político educado en Alemania sea el nuevo presidente de Bulgaria.

El 29 de octubre, Rosen Plevneliev, nominado y apoyado por el partido líder de centro derecha GERP (Ciudadanos para el desarrollo europeo de Bulgaria) obtuvo el 52,5% de los votos en las elecciones presidenciales contra Ivaylo Kalfin, candidato del partido socialista búlgaro. Aunque la victoria estuvo sorprendentemente reñida, se veía venir el resultado. Plevneliev recibió el 42% de los votos en la primera ronda, mientras Kalfin era segundo con un alejado 30, 2%.Meglena Kuneva, candidata independiente y antigua comisaria de la Comisión Europea, obtuvo sólo un 14% de los votos.

Plevneliev lleva muy poco tiempo en política, solo empezó hace dos años. El antiguo ministro de construcción había sido antes maestro de obras. Se dedicó a construir autopistas con el fondo de la Unión Europea. Sin embargo, muchos ciudadanos no entienden por qué tuvo que cambiarse de un puesto en el cual era eficaz a intentar llegar a la posición más que nada simbólica de presidente.

Un Plevneliev popular

Plevneliev gusta a la gente por su modestia, pragmatismo y porque aún no tiene compromisos. Pero muchos temen que se convertirá en una marioneta del partido líder y el primer ministro Boyko Borisov. Su elección también consolida el poder del partido GERB, cuyos miembros ocupan la mayoría de las posiciones importantes en el gobierno.

En general, la opinión pública sostiene que no hubo una verdadera batalla, con ideas o visiones reales, y que no hubo una verdadera elección. Capital, el semanal político más importante de Bulgaria, habló de las elecciones como “aburridas” y el editor del diario de economía Dnevnik dijo que el humor en la rueda de prensa tras la primera ronda había sido “terminal” (a lo que un lector comentó: "¿Terminal 1 o terminal 2?", refiriéndose al creciente número de gente que está considerando emigrar debido a la monótona imagen política del país). Dos profesionales de la publicidad incluso crearon y difundieron un poster en Facebook que decía: “Queridos políticos, no penséis que no me di cuenta del sucio asunto al que llamáis elecciones de 2011. Sí, os hablo a vosotros. Las elecciones se basan en la elección. Vosotros sois mi falta de elección. Por ahora solo os advierto”.

Fotos:  © cortesía de Rosen Plevneliev - candidato a las elecciones presidenciales en Bulgaria'/ facebook; © cortesía de Georgi Gavazov/ facebook