Así nacieron las cuatro nuevas secciones de Cafébabel

Artículo publicado el 16 de Marzo de 2018
Artículo publicado el 16 de Marzo de 2018

El deseo de evolucionar hacia el camino de un medio cada vez más profesional coincidió con la creación de cuatro nuevas secciones para Cafebabel. Cuatro categorías que reflejan cómo somos y hacia dónde queremos ir. Así es cómo nos pusimos de acuerdo. Entre lágrimas y sudor. 

Siempre hemos trabajado con cuatro categorías clásicas: Política, Sociedad, Cultura y Estilo de vida. Todos los días, la misma rutina. "¿Dónde coloco este artículo?", "¿Y esta entrevista?". A veces, un texto podía ocupar dos secciones. ¿Qué ocurre con el arte reivindicativo, por ejemplo? Queríamos cambiar y para ello era necesaria idear nuevas rúbricas. He aquí las elegidas: Impact, Creative, Experience y Raw.

El lanzamiento de la nueva web -aún en proceso- era la oportunidad perfecta para repensar las secciones. En la primera etapa, desde los primeros talleres hasta las reuniones entre los editores para elegir el concepto de cada categoría, todo nos quedó muy claro. La verdadera guerra comenzó con la decisión de los nombres, algo que se repite mucho en Cafébabel debido a nuestra naturaleza multilingüe. ¿Verbos, adjetivos o sustantivos? ¿Tienen que ser consistentes entre ellos? Pero sobre todo: ¿los escribimos en inglés para todas las versiones o los traducimos a los cinco idiomas de Cafébabel? 

Una de las secciones tiene que servir como contenedor de nuevas visiones para Europa. Queremos darle importancia a todas esas iniciativas, movimientos, asociaciones y personas que están cambiando las cosas y que sueñan con un futuro diferente. ¿La propuesta en inglés? Impact. En otros idiomas también podrá traducirse como "mañana", "visiones", o "ideas para el futuro".

La segunda sección cubrirá todos los tipos de cultura, desde la innovación tecnológica hasta el cine. En inglés Creative. Pero ¿por qué no "creaciones"?

La tercera sección se compondrá de piezas escritas en primera persona. Algunos pensarán que es opinión pura y dura, pero no. Lo que queremos es que los autores cuenten una vivencia extraordinaria, maravillosa, genuina, injusta o surrealista. ¿El nombre? Experience.

La última sección es la más compleja. Una categoría que incluya todo lo que es difícil de explicar y complicado de digerir por su crudeza. Aquí publicaremos investigaciones, historias relacionadas con migración, discriminación, desigualdad, pobreza, precariedad, conflictos... De ahí que se llamará "Raw", que significa crudo. Un término que, aún hoy, nos sigue quitando el sueño. Sobre todo a las versiones italianas y española, donde poner demasiados términos en inglés no tiene mucho sentido. Parece que franceses y alemanes están más acostumbrados a ello. Para Lara, nuestra editora de la versión inglesa, todos estos nombres son perfectos, completos y ejemplares. Otros, seguimos teniendo muchas dudas. 

Una vez planteados, decidimos preguntar a todos nuestros miembros, tanto editores como voluntarios de las sedes locales. Asimismo, traductores, autores, fotógrafos y lectores han expresado su preferencia por correo electrónico. Cada uno propuso una traducción diferente. "Explorador" para la sección Experience o "Eureka" para Creative. Sin embargo, la gran mayoría coincidió en algo: consistencia. Que los nombres de las cuatro secciones permanezcan de la misma forma, o sea en inglés. ¿El motivo? Aunque Cafébabel es una revista multilingüe, su objetivo es unir a la generacion millennial. Después de muchos litigios (siempre bondadosos) sobre cómo la palabra Raw era desconocida para la mayoría, cada vez se volvía más y más familiar. Incluso comenzamos a definir muchas situaciones del día a día como tal: ver a familias enteras sin hogar es crudo, la precariedad es cruda, la trágica historia de los refugiados es cruda también. Comenzamos a acariciar la idea de un nombre que no se entendía, pero que poco a poco podría convertirse en un concepto interesante para una idea de artículos duros y verdaderos, a la que nuestros lectores pueden apegarse lentamente.