¡Atención: posible efecto «bola de nieve»!

Artículo publicado el 24 de Enero de 2003
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 24 de Enero de 2003

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¡Aquí vivo, aquí voto! Es el eslogan de Paul Oriol, activista europeo a favor de una ciudadanía de residencia. Nos explica por qué Italia podría « contaminar » al resto de Europa.

«Ahora que incluso los post-fascistas de Fini están a favor, van a cambiar las cosas en toda Europa». Paul Oriol esta muy satisfecho. Siente que su combate avanza después de que Giafranco Fini, líder de Alianza Nacional, sorprendiera en Italia con el proyecto de ley presentado el pasado 16 de octubre. ¿Su objetivo? Conceder el derecho al voto a todos los extranjeros que residan en Italia desde al menos 6 meses.

Incluso el Foro Social Europeo apoyó, algunas semanas mas tarde, las reivindicaciones de Oriol en favor de una ciudadanía europea de residencia. A pesar de ello, esta idea sigue dividiendo las sociedades del viejo continente con algunos proyectos de ley presentados en Italia y Bélgica. Porque, lo que cuenta para Paul Oriol, es «que el problema sea planteado en el espacio público europeo». Por ello, el colectivo que anima «Por una ciudadanía europea de residencia», acaba de lanzar una campaña para recoger un millón de firmas con el fin de conceder la ciudadanía a todos los extranjeros que residan en la Unión Europea.

Señor Oriol, ¿la iniciativa de Fini va por buen camino?

Por supuesto. Lo que me sorprende es que venga de Fini, un heredero del MSI (Movimiento Social Italiano, post-fascista) y co-autor de la ley Fini-Bossi (restrictiva en materia de inmigración) Así que no entiendo muy bien el porqué. Puede que sea para que hablen de él, con respecto a Bossi (Liga del Norte, separatista) que tiene más carisma que él. Otra cosa que podríamos decir siendo un poco ingenuos, es que está en contra de los inmigrantes que llegan, pero una vez que ya están aqui, es realista y reconoce que es necesario que se integren, porque a nadie le interesa que haya redes de inmigrantes que se contituyan en la Unión Europea. Desde mi punto de vista es inteligente.

Está claro que en Francia estamos en la misma situación. Aquí, esas ideas no pueden pasar a no ser que una parte de la derecha sea favorable. Hasta ahora la derecha bloquea.

Y puede que ejerza influencia en otros países. Porque actualmente no hay más que 6 países que prevén el derecho al voto de los extranjeros en las elecciones municipales…

¿Cuáles son esos países?

Irlanda, Países Bajos, Suecia, Dinamanca, Finlandia, y desde este año, Luxemburgo. Sin tener en cuenta Lituania y Eslovenia, entre los países entrantes. Y se esta discutiendo en Italia con bastantes posibilidades de que se consiga…

Fini ha dicho incluso que estaría dispuesto a hacer pasar la ley con los votos de la izquierda…

Efectivamente. Y es posible que pase también en Bélgica. Se han presentado 6 propuestas de ley al Parlamento belga en ese sentido. Así que estaríamos hablando de 8 países.

Pero también es cierto que por el momento sólo afecta al norte de Europa y a Italia. Si tenemos en cuenta los sondeos, los italianos se encontraban entre los más favorables al derecho al voto de los extrajeros en las elecciones europeas.

¿Cual fue el resultado de las respuestas?

El sondeo, realizado en el 2000 por la Carta de Ciudadania, se efectuó entre 14.500 personas de los 15 países miembros de la Unión Europea. Los que están más de acuerdo son los españoles con un 62% a favor. Le siguen los portugueses con un 59% y los italianos con un 55%. En lo que respecta a los demás, en Dinamarca no hay mas que un 15% a favor, en Irlanda el 39%, en los Países Bajos el 44%, en Alemania un 42%...

Por lo que dice, se podría afirmar que los países del sur – sin derecho a voto para los extrajeros- lo quieren, y los del norte, que ya lo tienen, quieren echarse atrás, como es el caso de Dinamarca.

Sí, pero hay que tener en cuenta que el sondeo sólo hacía referencia a las elecciones europeas. Y fue en un momento en el que Dinamarca, con tan sólo oir hablar de Europa, se ponía a la defensiva. Puede ser que no estén contra el derecho al voto para los extranjeros, sino contra Europa. En el Reino Unido ocurre lo mismo, son muy reacios a Europa…

Con respecto al resto del mundo, ¿Existe un modelo europeo de integración de los inmigrantes?

No creo que haya un modelo europeo. Aunque se tiende cada vez más hacia una armonización de las legislaciones, sobre todo en un sentido represivo. En los Países Bajos, por ejemplo, hay pluralismo. En Francia, laicismo. Pero si se mira a nivel de los códigos de nacionalidad, las diferencias son increibles.

Por ejemplo, si se compara cuantos extrajeros hay en los diferentes países, no tiene sentido. En Francia hay 3.600.000 extranjeros. Pero es con respecto al código de nacionalidad francés. Si estuviéramos en América Latina, no habría más que 600.000. En Alemania o en Suiza, habría 6 millones. Hablando de una misma poblacion, se puede pasar de 600.000 a 6.000.000 extranjeros. Se comparan cosas que no tienen nada que ver. Tengamos en cuenta este ejemplo: Dos hemanos turcos deciden instalarse en Europa. Uno se instala en Alemania y el otro en Bélgica. Al cabo de siete años, el turco de Bélgica se convierte en belga. El turco de Alemania no puede ser alemán. El turco de Bélgica, al paro, decide ir a Alemania donde su hermano ha montado una empresa…

Y puede votar…

… ¡Porqué es «ciudadano europeo»! No habla ni una palabra de alemán, no tiene ni idea de la situación alemana, mientras su hermano, que vive allí desde hace años, ¡no puede serlo!

Turcos, belgas, italianos… ¿La política no puede ir, precisamente, más allá de las culturas nacionales?

Ésa es exactamente nuestra reivindicación. Si aplicamos la ciudadanía europea de residencia, podremos conseguir que los inmigrantes, haciendo abstracción de su nacionalidad y su cultura, puedan inscribirse en las listas electorales para participar en la vida política del país.

¿No cree que esta propuesta acabe debilitando la idea de una ciudadanía europea?

Depende de lo que se entienda por Europeo. Si por ello se entiende el color de lo ojos, de la piel, y las prácticas religiosas, sí… Pero, como dice Romano Prodi, Europa no es un territorio, sino una idea política fundada en la participación, la democracia, la libertad y la igualdad… ¿Por qué no podriamos reconocer a los que están aqui? ¿Qué interés existe en que haya 15 millones de residentes en la U.E. excluidos de la ciudadanía?