Atentados en Bruselas: 'Pis and Love' y liberales blandos

Artículo publicado el 23 de Marzo de 2016
Artículo publicado el 23 de Marzo de 2016

Los ataques en Bruselas del pasado martes han dejado al menos 32 muertos y 230 heridos. La organización terrorista Daesh ha asumido la responsabilidad de los ataques en el aeropuerto y una estación de metro de la capital belga. Los medios critican a la Policía y los servicios de inteligencia belgas y muchos llaman una respuesta calmada a estos últimos ataques.

Pagando por los fallos del Estado belga - The Independent, Reino Unido

Los años de tensión entre las diferentes regiones de Bélgica han hecho mucho para debilitar al país, según afirma el diario de centro-izquierda The Independent: "En las últimas dos décadas, las partes del Estado federal belga han caído en el caos y el deterioro. El poder político real, así como el patrocinio, pasaron a las estructuras regionales basadas en cuestiones lingüísticas de Flandes, Valonia y Bruselas. La cooperación entre las fuerzas policiales, y entre la policía, la inteligencia y las fuerzas de seguridad, se ha convertido en una auténtica broma. El radicalismo localizado en ciertos distritos dominados por musulmanes en Bruselas, como Molenbeek, es indiscutible. [...] Ultranacionalistas en Francia y antieuropeos en Gran Bretaña pueden apuntar a Bélgica como un ejemplo de lo que sucede si un fuerte sentido de identidad nacional muere y unas instituciones nacionales fuertes fracasan". (23/03/2016)

Un Daesh debilitado es más peligroso - Die Presse, Austria

Los ataques de Bruselas son la consecuencia de las victorias militares contra el grupo terrorista Daesh, opina el diario conservador Die Presse: "En Siria y en Irak [Daesh] ha perdido extensas áreas. Se ha retirado a sus fortalezas en Raqqa y Mosul a esperar a la contraofensiva de unidades kurdas y del ejército iraquí. Pero cuanto más terreno pierde Daesh en los campos de batalla, más trata de atacar 'objetivos blandos' –o dicho con otras palabras, llevar a cabo ataques en Europa. Esta estrategia tiene como objetivo desviar la atención de sus derrotas y mantener su atractivo para los combatientes extranjeros. [...] En Europa se deben hacer mayores esfuerzos para que hombres y mujeres jóvenes dejen de unirse a grupos extremistas. Y las autoridades deben estar preparadas para nuevos ataques mientras Daesh siga luchando por su supervivencia en Siria e Irak: Esto podría hacer que sea aún más peligroso de Europa de lo que era antes". (23/03/2016)

Los liberales blandos están poniendo en peligro a la UE - News.bg, Bulgaria

Después del ataque en Bruselas, el portal de noticias News.bg se pregunta con rabia: "Madrid, Londres, París, Bruselas: ¿Qué más tiene que pasar para que la élite política de Europa empiece a prestar atención a la seguridad de sus poblaciones, en lugar de charlar contínuamente sobre preservar nuestros valores? Los valores, principios y fundamentos democráticos de nuestra sociedad no valen ni el papel en el que están escritas si no estamos dispuestos a defenderlos. Europa, que le dio al mundo la civilización moderna, los derechos humanos y el respeto por la libertad, se ha convertido en una fuente de burla para los dictadores arrogantes con los que Merkel y su camarilla creen que pueden firmar acuerdos. La salvación no consiste en el restablecimiento de las fronteras nacionales. Se encuentra, una vez más, en elegir a personas para los puestos más importantes que tengan el poder y la voluntar de guiar a Europa hacia la victoria contra esta anti-utopía de la que ha sido víctima en el siglo pasado". (22/03/2016)

Se necesita una respuesta pan-europea a los ataques - L'Obs, Francia

Los ataques en Bruselas están dirigidos a toda Europa, de ello está convencida la revista semanal de centro-izquierda L'Obs, e insta a los Estados europeos a ofrecer una respuesta conjunta y vigorosa: "Ningún país tiene suficientes recursos financieros o militares para actuar por sí solo . [...] Frente a una amenaza común, Europa tiene que llegar a una respuesta conjunta. Debe moverse más rápido –y más allá– en la dirección de una mejor integración: Un mejor control de sus fronteras exteriores; una cooperación más estrecha entre los organismos de policía, los sistemas de justicia nacionales y los servicios de inteligencia; un plan conjunto para el control del tráfico ilícito de armas; una sola voz en la escena internacional; un modelo y medidas sociales más fuertes para combatir el abandono de barrios enteros. [...] Este camino es más complejo y más difícil de seguir que las demandas nacionalistas y autoritarias, pero si el objetivo es proteger nuestras vidas y nuestros valores, es el mejor camino". (22/03/2016)

No dejemos que el odio acabe con nosotros - De Standaard, Bélgica

El miedo y la ira no deben ganar la partida después de los ataques, advierte el periódico liberal De Standaard: "La ira está justificada. Pero debe ser canalizada hacia un proyecto constructivo. [...] Estamos bajo ataque de los que han elegido ser nuestros enemigos, dijo ayer el primer ministro Charles Michel. Esta declaración es sabia y acertada. Se basa en la confianza en sí mismo, y ese 'nosotros' admite a todos aquellos que quieran pertenecer a nuestra democracia. Pero eso no reduce las tensiones. [...] No podemos luchar contra el terrorismo sin abordar el problema de la radicalización y sus zonas de cría en las comunidades musulmanas. Sobre todo después de este tipo de ataques, nuestra democracia exige respeto a sus reglas y libertades. Esta demanda debe tomar fuerza a partir de una reforma social de base amplia. [...] Las comunidades musulmanas deben jugar un papel clave en este caso, no porque estén bajo sospecha, sino porque juntos queremos construir una nueva sociedad". (23/03/2016)

La oleada anti-Islam es un caldo de cultivo - Tagesschau.de, Alemania

Muchas personas han expresado su rechazo a los refugiados y al Islam en Internet, inmediatamente después de los ataques de Bruselas y, según la cadena pública tagesschau.de, este tipo de mensajes son contraproducentes: "Lo que estas personas no entienden es que sólo están jugando en las manos de los atacantes. El objetivo del llamado 'Estado Islámico' ha sido durante mucho tiempo el de ver a los musulmanes marginados tanto como sea posible en las sociedades occidentales. Aquellos que no tienen oportunidades aquí estarán más abiertos a las ideas de los terroristas, o al menos ese es el razonamiento. No es ninguna coincidencia que los barrios descuidados por las autoridades, como Molenbeek y los suburbios de París, sean un caldo de cultivo para nuevos reclutas terroristas. Los fanáticos están difuminando deliberadamente el hecho de que el llamado 'Estado Islámico' tiene poco que ver con el Islam que es practicado por millones de musulmanes. Los que no quieren apoyar a estos terroristas deben unir fuerzas con todas las personas amantes de la paz, sin importar su religión ". (22/03/2016)

Un ataque contra la sociedad tolerante - Novi List, Croacia

Incitar al odio contra el Islam después de los ataques de Bruselas podría abrir una brecha entre los cristianos y los musulmanes, teme el diario de centro-izquierda Novi List: "La histeria anti-musulmana ganará ahora un nuevo impulso, a pesar de que uno de los objetivos principales de los terroristas sea crear tensión entre cristianos y musulmanes. Las bombas en Bruselas no estaban dirigidas a los cristianos y su Dios, sino a la idea de que cristianos, musulmanes y otras religiones en Europa puedan coexistir juntas o en comunidades separadas sin que suponga ningún perjuicio para ninguna. La idea de la tolerancia y la coexistencia pacífica independientemente de su origen religioso o nacional: ¿No es este el núcleo de una Europa unida? Una idea que ahora amenaza con sucumbir en favor de la intolerancia, la exclusividad y el pánico". (23/03/2016)

---

30 países, 300 medios europeos, 1 revista. La revista euro|topics presenta los temas que afectan a Europa y refleja la diversidad de opiniones, de ideas y estados de ánimo del continente.