Avanzando juntos hacia el sueño europeo

Artículo publicado el 8 de Agosto de 2017
Artículo publicado el 8 de Agosto de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El llamado proceso de Berlín comenzó hace varios años para mejorar la cooperación y el diálogo entre la Unión Europea y los países balcánicos occidentales.

El llamado proceso de Berlín comenzó hace varios años para mejorar la cooperación y el diálogo entre la Unión Europea y los países balcánicos occidentales. Aunque se ha centrado en muchos aspectos de la sociedad, los jóvenes han recibido una atención especial. Para continuar la conferencia “Conectando a los jóvenes” del pasado mes de julio en París, trabajadores sociales y activistas de diferentes países se encontraron en Eslovenia este mes de septiembre con motivo del congreso para jóvenes europeos de los Balcanes occidentales “Conectando el empleo joven con la política juvenil”. Con el objetivo de estimular la participación e implicación de los jóvenes, el congreso reunió a a diferentes actores del empleo juvenil durante tres días de discusiones estratégicas y talleres.

El congreso “Conectando el empleo joven con la política juvenil” tuvo lugar en Ljubljana, del 25 al 29 de septiembre de 2016, como continuación de una serie de esfuerzos por mejorar el futuro de la juventud. Con la voluntad de estimular el debate entre los trabajadores sociales, los líderes juveniles y otras partes interesadas en el empleo y la política juvenil, por contraposición a las actuales iniciativas y debates relacionados con Europa y la integración europea, más de 50 personas siguieron trabajando en las recomendaciones de anteriores congresos.

Entre las sesiones sobre integración europea y el sueño europeo, se formaron grupos de trabajo para abordar temas específicos, que fueron desde lo económico a lo social y a lo político. Los grupos sobre economía reflexionaron sobre cómo integrar a más gente, especialmente joven, en el mercado laboral, desde la perspectiva del desempleo pero también de cómo animar a la juventud a emprender y tener más iniciativa. Dada la diversidad de los países balcánicos, otros grupos se centraron más concretamente en la inclusión social y en cómo tratar el pasado problemático, así como en cómo combatir las tendencias hacia el extremismo y la radicalización. Por último, varios grupos se dedicaron a la incorporación de la juventud en la toma de decisiones sociales, desde cómo estimular el activismo a cómo apoyar directamente la participación de la juventud. 

Durante todas las sesiones, se hizo especial énfasis en priorizar el empleo juvenil y la educación no formal. El resultado, finalmente, se recogió en un plan de acción coherente para el empleo y las políticas juveniles. Este plan debería orientar a los gobiernos y a los responsables políticos a la hora de abordar y desarrollar el papel de los jóvenes en sus sociedades.

Photo credits: Ana AlibegovaAunque este tipo de resultados a menudo se redactan para que poco después caigan en el olvido, hay motivos para esperar que el plan de acción tenga algún efecto. Ana Alibegova, una representante de Mladiinfo International, de Macedonia, nos ha comentado: “A pesar de que siempre surgen dudas sobre hasta qué punto este tipo de conferencias tendrán alguna influencia en las políticas que se desarrollen, admito que esta vez me siento optimista sobre los resultados. Me siento especialmente animada, porque estuvieron presentes representantes de la Comisión Europea y escucharon las ideas y los comentarios de los jóvenes directamente”. El impacto final de este encuentro se hará patente con el tiempo pero, quizá, esto marque un punto de inflexión en la cooperación entre la UE y los países balcánicos occidentales y el desarrollo social y económico de la región.

Artículo original @mladiinfo.eu