Baal Novo: « ¡Los idiomas son nuestra cocina! »

Artículo publicado el 22 de Octubre de 2008
Artículo publicado el 22 de Octubre de 2008
Escrito por Babel Estrasburgo, el lunes 4 de Agosto de 2008 Escrito por Kerstin Acker Traducido al español por Frédégonde Rudolf Richard Doust, músico y cantante, autor-compositor, escenógrafo, comediante, es también el director artístico del Teatro bilingüe « Baal Novo » en Estrasburgo.
Babel Estrasburgo se reunió con él para hablar de su trabajo y de su manera de mezclar dos idiomas sobre escena, en un teatro que pretende « saltar las fronteras ».

¿Qué es « Baal Novo »?

« Baal Novo » es una compañía de teatro. El nombre consta de dos partes: « BA » de Baden-Wurtemberg y « AL » de Alsacia, pues trabajamos a caballo entre las dos regiones. La idea original era crear obras de teatro que dieran la posibilidad al público de escuchar una lengua que no conoce bien, es decir en general la lengua del vecino. Tenemos dos objetivos: despertar la sensibilidad de un público para la lengua del vecino, acompañándole con su lengua materna, así como poner en marcha una cooperación transfronteriza entre Estrasburgo y Offenbourg en el medio artístico, que es posible porque en Offenbourg también hay una asociación « Baal Novo » con la que colaboramos en la creación de obras de teatro.

¿Cómo nació la idea de « Baal Novo »?

Como suele ocurrir, esta idea nació a partir de encuentros y de un anhelo por trabajar más allá de las fronteras, de « rechazarlas ».El fin era no hacer exclusivamente un teatro nacional sino intentar hacer uno « europeo ». Y quien dice Europa, dice variedad de lenguas, variedad de gente que no siempre se entiende, culturas distintas etc. Deseábamos enfrentarnos con este problema: la creación de un teatro que ponga en escena varias lenguas. Se trata a la vez de un teatro de la comprensión y de un teatro de la no-comprensión; precisamente, la pregunta que nos hicimos era cómo ir más allá de esta no-comprensión.

¿Entonces cómo hacéis para rebasarla? Si las obras están interpretadas en alemán y en francés, ¿cómo puede entenderlas el público?

¡Precisamente eso es nuestra cocina! Es un proyecto experimental y por eso además nos apoya la UE. Hemos buscado y probado un montón de técnicas, pero el teatro es un medio muy potente, puede ofrecer muchas posibilidades cuando uno sabe manejarlo. Se puede construir el diálogo de tal modo que ciertas informaciones lleguen en la lengua materna del público. Así creamos unos diálogos que no son traducciones. También hemos imaginado unos personajes cuyos pensamientos están proyectados en una parte de la escena. Son unas especies de proyecciones poéticas y no un sobre- título. Y claro, nada se traduce.

Los personajes, sus maneras de actuar, permiten captar de manera natural las informaciones, sin entender forzosamente las palabras.

¿Los temas abordados son siempre transfronterizos franco-alemanes?

Es cierto que el bilingüismo o el multilingüismo siempre es una obligación dentro de nuestro teatro, la vocación primera es más bien la de confrontar la historia francesa con la historia alemana o de trabajar en los tópicos franceses o alemanes, pero como un símbolo para todas las fronteras. A propósito hemos creado una obra titulada: « La llave quebrada » en la escena hay dos muchachas separadas por un muro y que no hablan la misma lengua. Por supuesto en nuestra producción los dos idiomas eran el alemán y el francés, pero las culturas representadas por las muchachas no eran las culturas francesa y alemana. Vestían trajes de otros países, de otras culturas: una era oriental, otra india. Tratamos de ofrecer la posibilidad de usar esas dos lenguas vecinas como una metáfora para todas las fronteras.

¿Cuáles serán vuestros próximos proyectos?

Actualmente deseamos desarrollar la experiencia que hemos conseguido durante tres años hacia otras lenguas y crear vínculos con otros países en Europa. Estamos lanzando una colaboración con un teatro en Rumania, y quizá en Polonia para el año próximo. De manera modesta, desearíamos compartir nuestra experiencia con otros teatros, en otros países europeos, con el fin de subrayar el aspecto europeo de este proyecto.

Otro proyecto al que hay que dar consistencia es al de fortalecer y profundizar los vínculos directos con las personas que están aprendiendo la lengua del vecino, como el alemán en Francia, por ejemplo. Todo ello incluirá la creación de una dinámica de talleres y de pequeñas obras móviles que podrían ser interpretadas en las escuelas con el apoyo y acompañamiento de los artistas que intervienen. Nuestros actores entienden -mejor imposible- el aprendizaje de una lengua extranjera; son todos profesionales del oficio pero no siempre son bilingües, por lo tanto a veces tienen otra noción del idioma y nosotros tratamos de ser sus « coachs » para que puedan expresar bien algunas palabras que deben decir en la lengua extranjera.

¿Dónde podemos ir para verlos?

En la próxima temporada podréis descubrir nuevas obras. No actuamos únicamente en la región: por ejemplo, hace poco hemos representado la obra « Marlène Piaf » que trataba de la amistad entre Marlène Dietrich y Edith Piaf en el Este de Alemania. Pero también tenemos pistas para actuar en varias ciudades de Alsacia. Ya os habréis dado cuenta: somos un teatro móvil, ésa es nuestra esencia.

Para más información, visitad el sitio Internet: www.baalnovo.com