Babel Ackademy: de chupi guays a moscas cojoneras

Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2008
Roma. Aeropuerto de Fiumicino. Salida de la terminal C. Treinta graditos buenos, buenos. Cuarenta jóvenes cacareando como adolescentes desatados a la puerta de su primera discoteca de quinceañeros alrededor de un círculo de macutos y troleys. ¿Acaso un grupo de fans ciclotímicos de Ricky Martin? ¿Los cachorros de algún partido político preparando las emboscadas de la nueva temporada?
¿Una cofradía de nostálgicos Scouts sin planes para el verano? De momento, esperan el autobús que los conduzca a la Isola Polvese, trozo de tierra extraviada en medio del lago Trasimeno, corazón de la Umbría italiana. Pinos, espadañas y parches en la carretera.

Jóvenes, periodistas y emprendedores

viola Son los puntales de la aventura periodística del siglo XXI consistente en hacer triunfar una prensa transnacional sobre los maduros modelos del periodismo nacional; el más viejo de ellos no pasa de los treinta. Representan hasta 19 países europeos y se cuentan pamplinas entre carcajadas en una lengua que no es pura, ni reluce ni da esplendor; que no es ni de Sheakespeare, ni de Dante ni de Molière, pero que éstos hubieran compartido de buena gana con Cervantes, Camões o Kafka. La italiana Viola, factótum en la elección del idílico paraje al que se dirigen, es la que -por envidia del destino- se ha quedado sin maletas. Allá que van camino de Dubai en un Boeing de la Kuwait Airwaiys. Más tarde, instalada en su habitación, alguien le habrá colado, en amistoso y discreto contrabando, bragas limpias, faldas, camisetas y avíos de aseo para ir tirando y olvidarse de la segregación con que el azar pone a prueba a los viajeros del mundo globalizado.

Mosquitos y trabajo

La babel Ackademy –la academia de periodismo europeo del medio europeo cafebabel.com- acaba de empezar y, como es tradición en esta organización nacida en 2001, su funcionamiento y equilibrio tiene algo de misterio, de mano invisible que todo lo resuelve a golpe de teatro a cada cambio de escena. “Fernando, estoy en India y llevo dos días horas con una diarrea importante, así que no te podré entregar la traducción a tiempo esta vez”, toma nota quien esto escribe una hora antes de la publicación de un artículo cualquiera un día cualquiera.

Pero este grupo de aparentes excursionistas chupi guays no ha venido deseando empezar a chuparse las pollas. En un ambiente de aislamiento casi científico habitado sólo por nubes de mosquitos, vienen a prepararse para convertirse en las moscas cojoneras que le tiren de las orejas a los políticos europeos. El objetivo es que la Opinión Pública Europea se yerga como un actor principal de las elecciones europeas de junio de 2009 con que cerraremos el curso político que ahora estrenamos. Aislados sí, pero sólo por prescripción provisional, porque “cafebabel.com no es una esfera cerrada”, matiza Julien Bidoret, responsable de Oxys, la compañía que desarrolla la web de la revista y la comunidad de cafebabel.com “que han de conectarse con el resto de la blogosfera y de la red en general”. Un corazón dispuesto a batir sus sístoles y diástoles con que alimentarse y alimentar de nuevo periodismo hasta el último capilar de la redacción más remota en el último confín de Europa.

Babel Ac 3Una estrategia para 2009: menos fantasías sexuales y más Just do it

¿Los programas estrella?: EU Campaign On the Ground y Eudebate2009.eu. “¡Se acabó el periodismo 1.0! Ahora, el periodismo 2.0 significa que cuando se ha publicado un artículo, el artículo sigue completándose”, repite a menudo Adriano Farano, director de la publicación. ¿Más seguimiento de temas concretos, menor publicación de artículos más útiles, certeros y conectados? Es la hora de discutir sobre las estrategias concretas. Y claro, nada se salva de la lupa. “Cafebabel.com ha sido hasta ahora una estructura demasiado piramidal y el trabajo colaborativo de su red de voluntarios debe ser más horizontal”, se comenta durante las sesiones. “¡Menos Kominterns, menos soviets y más Just do it!”.

¿Y qué hay de los juguetitos tecnológicos que nos esperan? “¡Queremos poder realizar sondeos en los blogs! ¡Queremos poder contactar con los dueños de los perfiles!” ¡Queremos un piano!... Por lo pronto habrá nuevo diseño para los blogs, carruseles de vídeos, galerías interactivas de fotos… y ¡menos errores 500! “Pero vamos”, vuelve a constatar Adriano Farano, “que con la tecnología pasa como cuando nos montamos en la mente fantasías sexuales, que nos lo imaginamos todo perfecto de antemano y luego hay que aceptar que la realidad nunca es perfecta!”. ¡Y tanto: 40 periodistas trabajando juntos y ni una mísera conexión Wi-Fi!

Babel Ac 1 Texto: Fernando Navarro