Bailar con la más fea

Artículo publicado el 17 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 17 de Marzo de 2010
Nos ponemos los zapatillas de danza para realizar un pequeño recorrido por las expresiones europeas sobre el baile. Y tú, ¿con quién bailas?

-¿Qué me aconseja para despertar los sentidos?

-Baile, aunque su pareja no sea la mejor de todas.

(Jane Austen, Orgullo y prejuicio)

Bailar parece algo agradable a primera vista. He’s all singing, all dancing ('está cantando y bailando'), dice la parte anglófona del mundo para afirmar que alguien está radiante. También en Polonia bailar es sinónimo de vitalidad y, por consiguiente, de juventud: Dla mlodych taniec, dla starych rozaniec ('el baile para los jóvenes y el rosario para los ancianos'). Parece una predicción un tanto triste, por lo que conviene disfrutar de la juventud hasta que se pueda. Por ejemplo, bailando en muchas bodas (Auf mehreren Hochzeiten tanzen, en alemán), aunque, en realidad, lo que quiere decir es reunirse con varias personas al mismo tiempo. Así, se podría decir de una persona poszedl w tango ('fue al tango'), que en polaco significa entregarse en cuerpo y alma a algo.

Sin embargo, hay que tener cuidado con este baile, pues los polacos piensan que 'en la vida pasa como en el baile: cada paso cuenta' (w życiu jak w tańcu - każdy krok się liczy). Lo mismo ocurre en italiano, cuando sei in ballo ('estás en el baile') puedes encontrarte en una situación difícil. Al igual que nos puede tocar encontrarnos en la peor situación de todas... bailar con la más fea, como solemos quejarnos en español. Está claro que tal vez se esté exagerando un poco, o lo que viene a ser lo mismo, make a song and a dance about something (hacer una canción y un baile de algo'). También se sabe que 'a una mala bailarina, le molesta el forro de la falda' (Złej balerinie nawet rąbek spódnicy przeszkadza), lo que quiere decir, según los polacos, que no todas las excusas para los propios errores tienen fundamento.

Entonces merecería la pena tirare in ballo ('sacar a bailar', en italiano) las excusas confusas de alguien, para ponerlas en tela de juicio. En caso de que nos terminemos peleando y especialmente si la culpa es de ambas partes, los anglófonos afirman perentoriamente It takes two to the tango ('hacen falta dos para el tango'). Nos acabaremos acordando así de un clásico musical que decía:

Takes two to tango,

two to tango,two to really get the feeling of romance.

Lets do the tango, do the tango,

do the dance of love

Sin embargo, no resulta tan difícil llegar a un conflicto bailando, sobre todo si se baila en las narices de la otra persona (Tańczyć komuś na nosi', en polaco o Jemanden auf der Nase herumtanzen, en alemán) que, hablando en cristiano, significa que alguien le pone los nervios de punta a otra persona. Esto pasa, por ejemplo, cuando alguien quiere hacer las cosas a su modo, o sea Aus der Reihe tanzen, y baila fuera de la fila. En su época, Nietzsche bailó fuera de la fila con su teoría. Y aunque proclamó la muerte de Dios, nos dejó una sombra de esperanza al decir: “Sólo creería en un dios que supiese bailar”. ¿Existirá uno así?