Bajo coste y altos descuentos: ¿A quién beneficia la crisis?

Artículo publicado el 23 de Febrero de 2009
Artículo publicado el 23 de Febrero de 2009
Con la crisis, el Señor Cafebabel, Sr. C. para los amigos, el fulano medio europeo, ha modificado sus hábitos de consumo. Deja de acudir a ciertos comercios para buscar lo barato. Mirada al horizonte de los sectores que sonríen a la crisis

Paolo Márgari / FlickrEl Sr. Cafebabel decide irse de viaje, ver si la hierba es más verde en tierra de sus vecinos europeos. Reserva un billete de avión en una compañía de bajo coste, evidentemente. En estos tiempos de crisis, el Sr. C. no busca la comodidad: ¡El precio es lo primero! Como las compañías aéreas están afectadas por la crisis, Ryanair intenta sacar tajada reduciendo al máximo sus costes para poder ofrecer los precios más bajos. Para la mayoría de sus empelados, esto significa tener que pagar de su bolsillo: uniforme, placa identificativa, horas de simulador de vuelo… Con el anuncio de la compra de 400 aviones y un aumento del 13% de pasajeros estos últimos meses, Ryanair hace negocio.

absorbb / FlickrEn la maleta del Sr. C. la literatura actual: Comer bien en familia por menos de nueve euros al día y The Thrift Book (El libro de la vida económica), ambos entre los más vendidos de las versiones francesa e inglesa, respectivamente, de la web Amazon. Como nuevo apasionado por las teorías anticapitalistas de Marx, el Sr. C. hojea en el avión su nuevo ejemplar de El Capital, un viejo interés recuperado. Y no solo por él, si tenemos en cuenta los 1.500 ejemplares vendidos en 2008 por la editorial berlinesa Karl-Dietz-Verlag, contra los únicamente 500 en 2005. Cuando un modelo decepciona, surge interés por otro: la crisis empujaría así a los decepcionados por nuestro sistema económico occidental a interesarse por los movimientos comunistas y altermundialistas.

La crisis que cambió la vida de los zapateros

netream / FlickrEl avión aterriza. El Sr. C., muerto de hambre. ¿Un restaurante? ¡Qué idea! ¡Dirección: altos descuentos! En un contexto de aumento global de los precios de la alimentación, la gran distribución sufre la crisis, en beneficio de la distribución a bajos precios. Lidl, Aldi, Dia… Surge el problema de tener que elegir. En Alemania, los supermercados descuento controlan alrededor del 40% de la oferta global alimentaria. El líder en Francia, Lidl, ha tenido su mejor progresión en el mercado en 2008, con un aumento de 0,3 puntos.

De tanto andar, los zapatos del Sr. C. están muy desgastados. Ni se plantea comprar unos nuevos: de vuelta a casa irá a su zapatero. En este momento, el Sr C. prefiere pagar una reparación a gastar tres veces más en unos zapatos nuevos. La unión de zapateros belgas afirma que, a comienzos de este año, la profesión experimenta una progresión del 15 al 20% en su volumen de negocio.

El oro siempre el más fuerte

hto2008 / FlickrSin embargo, hace unos días, el Sr C. se dio el gusto de comprarse un nuevo abrigo en una web de ventas ocasionales de primeras marcas a precios reducidos. ¡Pero solo porque había un descuento del 70 por ciento! La página Vente-privee.com se porta bien: prevé un aumento del 40% en el número de ventas para 2009, además de empezar a trabajar con 250 nuevas marcas este año. Francia, Alemania, España, Italia y el Reino Unido: vente-privee.com se posiciona como líder europeo.

Mirando la marcha de la bolsa, el Sr. Cafebabel se alegra al ver la cotización del oro. Principios de febrero: la onza del metal dorado sobrepasa los 900 dólares; en marzo de 2008 alcanzaba los 1.000 dólares; mientras que en 2000 rondaba los 300 dólares. Conocido por ser un valor-refugio, el oro llama a las compras de los particulares que prefieren apostar por la estabilidad. Al contrario que las materias primas, el oro es eterno. Puede transformarse en joyas, lingotes… Pero no desaparece. Una inversión de confianza que tranquiliza en periodo de crisis. También en economía: la infelicidad de unos logra la felicidad de otros.