Baloncesto balcánico: El orgullo macedonio y el afán de superación

Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2011
Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2011
En 1991, la República Federal Socialista de Yusgoslavia ganó la medalla de oro del Eurobasket, lo que supuso el último partido disputado por un equipo considerado como el segundo mejor en los campeonatos de baloncesto, después de la Unión Soviética. Veinte años después, todos los equipos nacionales de la Ex República de Yugoslavia se han reunido por primera vez en ese mismo evento.
El fascinante torneo, que finalizó en Vilna el 18 de septiembre y en el que España se proclamó campeona, ha logrado su reencuentro.

Yugoslavia y Serbia se han alzado conjuntamente con 18 medallas y han ganado 8 veces el torneo europeo de baloncesto (Eurobasket); en ambos casos, antes y después de la caída de la Unión Soviética. El Dream Team de la República Federal Socialista de Yusgoslavia estaba compuesto básicamente por jugadores serbios y croatas que, incluso después de la desaparición de la antigua Yugoslavia, continuaron siendo los más destacados del mundo baloncestístico.

En el campeonato de Eurobasket 2011 celebrado en Un clásico del EurobasketLituania, el único equipo que destacó ampliamente a lo largo del campeonato, para sorpresa de muchos, es el de Macedonia. El 16 de septiembre, la "falange" macedonia se enfrentó con la "furia" española para lograr un puesto en la final. Cientos de miles de personas pudieron seguir el partido a través de una pantalla gigante situada junto a la estatua de Alejandro Magno en la ciudad de Skopie. Independientemente del resultado, hay algo que no ofrece dudas: los jugadores regresarán a Macedonia el 20 de septiembre como unos héroes, ya que se han superado a sí mismos.

Macedonia Magna (en baloncesto)

El torneo se celebra cada dos años, por lo que el equipo esperaba superar el noveno lugar que obtuvo en Polonia, donde España venció a Serbia. Desde una perspectiva política, este tipo de éxito no podría haber llegado en un momento mejor. En mitad de un proceso nacional de recuperación de identidad, la victoria histórica del baloncesto macedonio será uno de sus puntos clave. Todos los miembros del equipo han sido ya homenajeados por el presidente macedonio Gorgje Ivanov por “su célebre contribución al desarrollo y popularidad de este deporte y a la afirmación de la República de Macedonia en todo el mundo”.

En mitad de un proceso nacional de recuperación de identidad, la victoria histórica del baloncesto macedonio será uno de sus puntos clave

Pero, ¡volvamos al torneo celebrado en Vilna! Macedonia comenzó este campeonato con una derrota ante Montenegro. Posteriormente cogieron por sorpresa a los croatas y continuaron persiguiendo su sueño al ganar a Grecia, Finlandia, Bosnia-Herzegovina, Georgia y Eslovenia. Su segunda derrota llegó de la mano de Rusia, lo que les situó en la desagradable situación de enfrentarse en cuartos de final con la nación anfitriona, Lituania. A pesar de la superioridad de los lituanos durante la mayor parte del partido, todo cambió en los últimos once segundos. Gracias al triple y al tiro libre encestado por el jugador base de 31 años Vlado Ilievski,Macedonia llegó a la semifinal.

Todos los ojos puestos en McCalebbovski

Sin embargo, el jugador clave del equipo nacional de Macedonia es Lester ‘Bo’ McCalebb. ¿No suena muy macedonio? No permitan que les confunda su nombre, su lugar de nacimiento (Los Ángeles), el hecho de crecer en Nueva Orleans o de que su lengua materna sea el inglés. Este jugador de 26 años obtuvo la nacionalidad macedonia en el año 2010, lo que posibilitó su entrada en el equipo nacional. ¿O sería al revés? En cualquier caso, los beneficios fueron mutuos. Macedonia incorporó una estrella con posibilidad de convertirse en el mejor jugador de baloncesto en 2011. Por otro lado, McCalebb se convirtió oficialmente en jugador europeo, lo que le facilita la libertad de elección a la hora de jugar en otros equipos europeos. En los países balcánicos conservadores, este fichaje provocó hilaridad, pero los macedonios han aceptado a Bo como uno de los suyos. Han "macedonizado" su nombre convirtiéndolo en Borche McCalebbovski. A cambio, el jugador ha aprendido a decir tacos en macedonio, lo que constituye un importante punto de partida a la hora de aprender cualquiera de los idiomas balcánicos.

Borche McCalebbovski

Por último, ¿echamos un vistazo al resto de los equipos que tuvieron su origen en la antigua superpotencia baloncestística? Los montenegrinos comparten el puesto 21 y los croatas, algo más arriba, se sitúan en el puesto 17, mientras que el equipo de Bosnia-Herzegovina logró llegar al puesto 13.Serbia y Eslovenia se quedaron fuera, ocupando respectivamente el séptimo y octavo lugar en el ranking (sólo se clasifican los seis primeros equipos), de manera que el único equipo de baloncesto que aún tiene posibilidad de participar en los Juegos Olímpicos de 2012 es Macedonia. Los seguidores del antiguo equipo de Yugoslavia han hecho piña a la hora de apoyar al conjunto rojiamarillo. En estos países, se tiene a los macedonios por gente amante de la diversión, simpática y nada conflictiva. Debido a que Macedonia fue el único país que no participó en la guerra de los años noventa, no se da el síndrome "odia a tu vecino". Y, desde un punto de vista cursi, la bandera de Macedonia con el sol amarillo adornando un fondo rojo es la más hermosa y brillante que se podría ondear.

Fotos: portada © courtesía de FIBA Europe/Castoria / Metlas/ eurobasket 2011 offical site;texto, equipo de Yugoslavia(cc) eurobasket 2011 'classics' image gallery; fans de Macedonia fans en Polonia contra Alemania (cc) krispeac/ Flickr; McCalebb (cc) página oficial facebook 'Bo' McCalebb