'Bambi' lleva 'Zapatitos'

Artículo publicado el 8 de Abril de 2009
Artículo publicado el 8 de Abril de 2009
Todos los jefes de Estado tienen su mote, dulce o ácido, eso depende

De Londres a Estrasburgo, ¡corre, corre, Obama! En inglés 'dirigir un país' se dice to run the country, es decir, correrlo. Sarkozy también lo corre, pero sobre todo aprovechando una buena sesión de footing: ¡nada mejor para mantenerse en forma! En Alemania, se ríen abiertamente al verlo y no dudan en rebautizarlo con el dulce nombre de Speedy Sarkoole, Bling-Bling-Präsidentole o también Omnipräsidentkath

Otros jefes de Estado o de gobierno optan por una velocidad de crucero más tranquila y alaban las virtudes de la siesta: el antiguo Primer Ministro Winston Chuchill se tomaba regularmente su tiempo para echarse un sueñecito, catch a few zzz’s, para terminar su trabajo lleno de energía. “You must sleep sometime between lunch and dinner. Take off your clothes and go to bed. No half measures” (“Hay que dormir un rato entre el almuerzo y la cena. Quitarse la ropa y meterse en la cama. Nada de medias tintas”), recomienda. Entre los partidarios del sueño encontramos a grandes figuras políticas: John Fitzgerald Kennedy, Napoleón Bonaparte o Margaret Tatcher. La dama de hierro (iron lady) ha sido la única mujer en el puesto de Primer Ministro del Reino Unido. ¿Cuál era su política? Una “mano de hierro con guante de seda” (“an iron hand in a velvet glove”, “une main de fer dans un gant de veloursfr). Del socialista español Zapatero se dice todo lo contrario. Sus compatriotas le reprochan su ingenuidad y su complacencia. Los motes elegidos en este caso son Zapatitosped y Bambiped