Barroso, perdido en el espacio

Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2013
Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2013

El 12 de septiembre, tras su discurso sobre el estado de la Unión, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, participó en una entrevista en Google hangout mediante la cadena Euronews en la que contestaba a preguntas formuladas por ciudadanos europeos sobre numerosos temas sociales. ¿Logró convencer a Europa? A continuación las opiniones de nuestros editores.

Por lo menos José Manuel Barroso destaca en una cosa: buscar responsables para cualquier cuestión o problema que pueda surgir, que no sean ni él ni la Comisión Europea. Utiliza este mecanismo de defensa para evitar preguntas que van desde la crisis económica hasta el desempleo juvenil y la situación de la comunidad LGBT en Europa. Mientras que la autoridad legal de las instituciones europeas puede que sea limitada, siempre hay margen de acción cuando se trata de un negociador hábil. Se podría conseguir más con un líder carismático, que lucha de forma decidida para solucionar los problemas más difíciles de los ciudadanos europeos. Desafortunadamente, Barroso no lo es.

Benjamin, Austria

Las respuestas de Barroso durante la entrevista de ayer estaban repletas de tristes frases hechas, sonrisas forzadas y ambigüedades políticas. Contestó a preguntas sobre muchos temas de manera imprecisa y prometiendo que hablaría con sus compañeros – o quizás quiso decir con su mamá. Su insistencia en que sus respuestas eran “francas, abiertas y honestas” dio justamente la impresión contraria. Quizás el presidente protesta demasiado. ¿Y el hecho de que esté continuamente nombrando a los demás como responsables? Déjalo ya José. 

Ceris, Escocia

Barroso, gracias por preocuparte tanto por los problemas de Europa. Gracias por saber cuales son los problemas que no nos dejan dormir por las noches, gracias por tu sabiduría acerca de los factores que hacen que nuestros países estén cada vez más cercanos, gracias por trabajar en temas como la austeridad, el desempleo, la pobreza y la emigración, para poder salir de esta crisis. Gracias de corazón por luchar tanto para conseguir que, por primera vez, los europeos se pongan de acuerdo sobre algo. Anoche se vio claramente que la distancia entre la institución a la que representas y lo que es la verdadera Europa es como un abismo que podría resultar difícil de superar, tanto para ti, como para tus seguidores.

Manu, España

Lamentablemente, no salió a la luz ninguna novedad tras el debate de ayer con José Manuel Barroso. El formato participativo del debate fue digno de destacar, sin embargo no lo fueron tanto las respuestas del presidente. Querido Barroso, podemos oler la mierda a kilómetros, así que no intentes vendernos tópicos del estilo “las cosas van a mejorar” y “no hay trabajo, pero si los jóvenes tienen paciencia verán que esto cambiará”. Y un carajo. Dinos cuales son tus planes para mañana, cuando te levantes de tu cama calentita, para que nosotros podamos dormir tranquilos. ¡Dinos algo concreto!

Kasia, Polonia

No se veía la luz al final del túnel con las palabras de Barroso. Se puede resumir toda la entrevista con la frase “lo estamos haciendo lo mejor que podemos teniendo en cuenta el limitado poder que poseemos comparado con los gobiernos nacionales, confíen en nosotros”. El problema es que no parece que los ciudadanos estén dispuestos a dar incluso más poder a alguien cuya política no les convence. La UE debería trabajar más sobre su estrategia de comunicación. En otras palabras: más empatía y menos razonamiento. Dicho esto, fue estupendo ver al presidente presionado por la opinión pública. Nos hacen falta muchos más debates públicos de este estilo, lo antes posible y preferiblemente emitidas por canales de televisión nacionales.

Alex, Italia

En primer lugar, hay que decir que José Manuel Barroso es un hombre con problemas de responsabilidad. Con su muletilla “a decir verdad” el presidente de la Comisión Europea parece estar muy relajado sobre los anteriores intentos fallidos de la Comisión de solucionar la crisis. ¿Desempleo juvenil? Culpa de los gobiernos nacionales. ¿Un creciente nacionalismo? Culpa de Grecia. ¿Crisis? Culpa de los EEUU. ¿Mi francés? Culpa del traductor. ¿Y a quién voy a votar en las elecciones europeas del 2014? Supongo que tampoco será problema suyo.

Matthieu, France

A pesar de la manera interesante en la que fueron propuestas las preguntas y las opiniones desde las redes sociales, la conversación internacional con el presidente Barroso fue un acontecimiento triste. Durante 20 minutos, dos hombres sobriamente vestidos lanzaron entre ellos preguntas ya formuladas y respuestas demasiado elaboradas en un plató de televisión sin ambiente. Quizás Barroso debería ver Braveheart o más capítulos de Juego de Tronos para dar más entusiasmo y valentía a sus discursos sobre Europa. En lugar de esto, simplemente les echó la culpa a los estados nacionales en casi la totalidad de sus respuestas. Declaró que por lo menos el desempleo parecía haber alcanzado actualmente un límite en Europa. Los primeros titulares a la mañana siguiente destacaron un nuevo récord de desempleo en Grecia.

Katha, Germany