Bélgica, conflictos lingüisticos y... el gobierno cae

Artículo publicado el 23 de Abril de 2010
Artículo publicado el 23 de Abril de 2010
Tras una disputa entre flamencos y valones sobre sus respectivos idiomas se disolvió ayer jueves la alianza de Gobierno compuesta por cinco partidos del primer ministro belga Yves Leterme. Los comentaristas europeos achacan a ambos grupos lingüísticos su falta de predisposición al compromiso y se preguntan por la razón de ser de Bélgica a la luz de la nueva crisis de Gobierno

Le Soir - Bélgica: Un país sin bases para subsistir

En vistas del atasco del conflicto entre flamencos y valones, el diario Le Soir se pregunta si sigue habiendo en absoluto una razón de existencia de Bélgica como Estado: "¿Tiene todavía algún sentido mantener este país en el que nadie sabe si las próximas elecciones serán legales? ¿Tiene todavía sentido mantener un país donde ya no hay más hombres y mujeres, o sistemas, capaces de construir los compromisos, aun reducidos, indispensables para la continuidad de Bélgica? Esta mañana habrá flamencos que digan que todo esto es culpa de los francófonos, que nunca quieren ceder ante nada. [...] Habrá francófonos que digan que todo esto es culpa de los flamencos, que quieren expulsar a los francófonos de Flandes. ¿Todavía tiene sentido este país? Nosotros lo seguimos creyendo así. Pero esta opinión sólo es válida si somos lo suficientemente numerosos para creer en la idea, para trabajar en ella, y hacerla existir". Artículo del 23/04/2010

Il Sole 24 Ore - Italia: Necesidad de buscar acuerdos

La aparentemente insalvable disputa por los idiomas es la razón de la difícil convivencia entre flamencos y valones de habla francesa, escribe el periódico Il Sole 24 Ore: "Tradicionalmente, las crisis políticas de Bélgica se producen fácilmente, pero son dificilísimas de solucionar, sobre todo en plazos breves. El nodo lingüístico no es folclore: expresa conflictos de poder, revanchismos socioeconómicos, incomprensiones culturales, un dolor por vivir juntos que, sin embargo, no dispone de serias alternativas vencedoras en el mundo global y en la Europa que se deshilacha. Flamencos y valones lo saben. Como saben que están condenados a la eterna búsqueda de un compromiso entre sí". Artículo del 23/04/2010

Tras llegar al poder en junio de 2007, Leterme tuvo que renunciar un año después al perder el apoyo de sus socios de gobierno

De Volkskrant - Holanda: Poca habilidad política

Los liberales flamencos, que han abandonado la alianza de Gobierno, pretenden forzar una votación sobre la división del distrito electoral bilingüe de Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV). El periódico liberal de izquierda De Volkskrant expresa sus dudas acerca de la habilidad política de la nueva generación de mandatarios: "Para (el primer ministro) Leterme, quien en una ocasión declaró que sólo se necesitan 'cinco minutos de coraje político' para erradicar el problema del BHV de la faz de la Tierra, esta nueva crisis política supone un revés personal para la rehabilitación que se le concedió el año pasado. Sin embargo, peor aún es para Bélgica la decepción que mostró un veterano como (el antiguo primer ministro) Dehaene sobre su fracasada mediación. [...] Las crisis políticas pertenecen a Bélgica como las peleas a un largo matrimonio [...] . La fuerza de los políticos de la generación de más edad estribaba en que una y otra vez acababan encontrando una solución. Si esta generación empieza a perder la fe, [...] Bélgica se encuentra verdaderamente en dificultades". Artículo de 23/04/2010

Der Standard - Austria: La culpa es del primer ministro

Bélgica no se encuentra en una situación tan desfavorable, opina el periódico Der Standard, que ve el problema en la poca habilidad de mediación del primer ministro Yves Leterme: "Después de un largo y complejo camino de saneamiento, el presupuesto se sitúa en el pelotón comunitario, a pesar de la elevada deuda. Desde el punto de vista sociopolítico, lleva años demostrándose como pionera, desde el matrimonio homosexual hasta la amnistía para los inmigrantes [ilegales]. La guerra cultural entre flamencos y valones es lo único que parece indisoluble. Sin embargo, tampoco hay que sobreestimar el problema. Gran parte de ella son meras amenazas. El fracaso del Gobierno lleva sobre todo un nombre: Yves Leterme. Éste carece de capacidad de mediación. El rey debería echar mano nuevamente del liberal Guy Verhofstadt; él sí sabe mediar". Artículo del 23/04/2010

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Fotos: ©seigneurdeguerre/flickr; ©pentaprism_/flickr