Berlusconi, la izquierda apestosa y el príncipe cristiano

Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
“Los candidatos de mi partido a las europeas se visten bien y huelen bien, no como mis opositores”, ha declarado unas horas antes de llegar al congreso europeo del PPE Silvio Berlusconi.
Lo ha dicho tras otras declaraciones de su mujer, quien se ha quejado de que el partido conservador de Berlusconi incluye demasiadas y gente del espectáculo, denunciando la utilización de su imagen en la política. A Berlusconi, para calmar las aguas, no se le ha ocurrido otra cosa que tratar de tonta a su mujer al declarar que “ella se cree todo lo que dicen los diarios de izquierda”, para luego rematar asegurando que la culpa de este debate es de la izquierda.

Berlusconi ha llegado el penúltimo al congreso de los Populares europeos en Varsovia y al subirse al estrado nadie ha aplaudido, a diferencia de cuando un poco después ha aparecido Angela Merkel, quien se ha llevado una de las mayores ovaciones del evento Popular.top models

Ni contigo ni sin ti

congreso PPE

Ni los delegados del Partido Popular Europeo reunidos en Varsovia hoy, en su inmensa mayoría hombres y conservadores, aplauden ya la entrada en escena de Berlusconi cualquiera que sea el momento en que lo haga. Sin embargo, el PPE cuenta con el previsible tsunami berlusconiano en las elecciones europeas en Italia para “compensar la partida de los Tories británicos del PPE”, señala a Xavier Bertrand, presidente de la conservadora UMP francesa y ex ministro galo de Educación. Las perspectivas del Poppolo Della Libertà en Italia se ven aumentadas por la presencia como cabeza de lista en todas las circunscripciones del propio Berlusconi, con gran tirón electoral entre las clases populares de Italia.

Europeconfidentiel

“No hay alternativa europea moderna al Partido Popular Europeo”, ha asegurado Berlusconi ante una sala medio vacía al llegarle el turno de palabra, “pues la libertad es nuestra religión laica”. Durante un discurso en clave nacional, se ha dejado caer con un detalle en clave europea: “Cada iglesia restaurada tras el terremoto sucedido en Italia el mes pasado con dinero de los Estados europeos llevará el nombre de dicho Estado”.

Campaña a la italiana: ¿quién necesita a Cicciolina?

En todo caso, la campaña electoral en Italia promete hacer hablar a la prensa, en contra de la tendencia en el resto de Europa. Otro episodio que podría resultar extravagante en la mayoría de los países del entorno incumbe al príncipe Emmanuele Filiberto de Saboya, de 36 años y nieto del último rey de Italia, que se presenta a las elecciones europeas en las listas de la Unión Demócrata Cristiana. ¿Su campaña electoral? Ya la ha hecho: acaba de ganar un concurso televisivo de baile. Mejor estrategia preelectoral imposible. Eso sí, es posible que de Europa sepa más que nadie en Italia: “He vivido en el exilio 31 años”, ha recordado en rueda de prensa. (Fotos: )