Bienvenido a los Estados Unidos, ¿de Europa?

Artículo publicado el 9 de Abril de 2013
Artículo publicado el 9 de Abril de 2013
"United States of Europe" es una exposición itinerante dedicada a la identidad europea y a la Europa actual. Con un tema complicado, el proyecto aborda la identidad europea como producto de las fronteras geográficas y como resultado de la maquinaria administrativa de Bruselas (impenetrable, pero cada vez más poderosa). Como no podía ser de otra manera, cafebabel.
com ha asistido a la exposición instalada en París y expone a continuación una crítica multinacional italo-polaco-alemana.

¿Existe la identidad europea?

Durante diez meses, esta pregunta ha viajado por Europa con motivo de la exposición United States of Europe . Sin embargo, no es sólo Johanna Suo, colaboradora del Instituto Goethe de París y autora del proyecto, la que se plantea esta cuestión, sino que hoy en día este tema es portada en los periódicos de todos los países del viejo continente. De los 27 países miembros de la Unión Europea, sólo diez forman parte del recorrido de la exposición. Instalada en la capital francesa desde el mes de febrero, United States of Europe ha traído consigo una retahíla de preguntas y de respuestas que, desafortunadamente, provocan el desánimo entre los visitantes. En primer lugar, la exposición se caracteriza por la ausencia, notoria, de los países que sufren actualmente una crisis económica y política como Italia, Grecia o España. No obstante, ésta refleja de forma clara y evidente el triste panorama europeo que se centra cada vez más en la economía y en la situación de los bancos. Deberíamos aprender a alejarnos de las cuestiones financieras y a acercarnos a una conciencia colectiva con la esperanza de que los ciudadanos europeos recuerden que hoy en día la identidad nacional apenas se diluye en un contexto internacional. No obstante, a través de las obras de artistas tales como Kyriaki Costa, Anna Konik y Anu Pennanen, el espectador comprenderá que existe una sarta de ideas y que la exploración de las mismas siempre se ha visto sometida al egocentrismo de los europeos.

Flavia (Italia)

Identidad europea común

En 2009, las elecciones del Parlamento Europeo tuvieron una tasa de participación oficial del 43%. Un grupo de artistas decidió tomar la palabra y, a través del arte, plantear una cuestión fundamental para la integración europea: ¿existe la identidad europea? Han creado un proyecto cuyo objetivo responde, no sólo al inicio de un debate, sino también a la difusión de este planteamiento.

Cada cual ha respondido de forma diferente al exponer su punto de vista sobre la cuestión «todo Estado europeo» (Europa como un todo). La chipriota, Kyriaki Costa, nos muestra cómo un helicóptero transporta monumentos famosos a un lugar desconocido y, al mismo tiempo, nos pregunta si la identidad común podría llevarnos a la ruina en lo que a nuestro patrimonio cultural se refiere. El grupo irlandés Kennedy-Browne se centra en el aspecto económico y en la integración y nos hace testigos de la desilusión de los empleados de una gran sociedad. Por mi parte, me llamó la atención particularmente la aportación de la artista estonia, Tanja Muravskaja. A ella no le preocupa la identidad, sino que va un poco más lejos y se plantea si existe una raza europea. Una serie de soldados rasos, pálidos e idénticos, producen un gran impacto y fuerzan al espectador a reflexionar sobre esta idea aterradora. Y este pequeño extracto también podría incitarnos a plantearnos toda una incógnita: ¿no será que la identidad europea no es más que una invención política?

Anna (Polonia)

United States of Europe no es solamente una exposición de arte, sino también un estudio sociológico y una plataforma de discusión paneuropea. Y, para más inri, este proyecto que cuenta con múltiples objetivos, está dedicado a la "la identidad europea": un tema que ahuyenta más que invita a la reflexión, podríamos pensar. Entonces, ¿se trata de un plan demasiado ambicioso aunque el proyecto sea interesante? Los anuncios del tipo "interpretaciones artísticas de Europa" se presentan, a menudo, sin ningún tipo de vínculo con Europa, en mi opinión. Por otro lado, también es una pena que en ocasiones las dificultades financieras se pongan de manifiesto, así como la falta de traducciones a otras lenguas que no se consideran tan importantes. Dicho esto, no es de extrañar que el proyecto deslumbre por su atención al detalle; la guía de la exposición se presenta en forma de Exhibition Passport. "United States of Europe", podemos leer arriba. Ésta nos permite viajar sin fronteras por toda Europa, lo que para mi generación de estudiantes erasmus y de interraileros es ya en un tópico. Me cuesta recordar aquellos tiempos en los que pagábamos con liras en Italia y en los que teníamos que pasar el control de aduanas para ir a la República Checa. Mientras hojeo la guía del museo que recoge a todos los artistas provenientes de todos los rincones del continente para participar en la exposición, recuerdo la época en la que me divertía escribir así mi dirección: "el universo –la vía láctea – el sistema solar – Europa – Alemania…". Hoy en día, si tuviera que presentarme, no utilizaría la frase "soy europea". Admito que este hecho no denota un sentimiento eurófilo excepcional. Al menos, después de visitar la exposición, soy consciente de que no es un problema personal, sino una preocupación "europea".

Kathrin, Alemania

Fotos: Cortesía de  ©United States of Europe ; texto : cortesía de ©Guillaume Coulanges