'Bingo Juncker': Por fin algo de diversión en la Comisión

Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2015
Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2015

¿Quién dijo que los discursos oficiales no podían ser divertidos? Si eres un ferviente seguidor de la 'twittosfera' Euro-Bruselense, quizás hayas visto los hashtags #SOTEU y #JunckerBullshitBingo. Los dos están relacionados, aunque seguramente Jean-Claude Juncker no aprecie el segundo. Pero bueno, un poco de diversión en los asuntos europeos no hace mal a nadie.

Este miércoles 9 de septiembre, el presidente de la Comisión Europea presentará el famoso discurso anual sobre el Estado de la Unión Europea delante del Parlamento, reunido en plenario en Estrasburgo. Un momento clave para Jean-Claude Juncker, que volverá a los retos que la Unión Europea debe afrontar y expondrá las prioridades de trabajo de la Comisión para 2016.

Esto en lo que respecta al lado serio. Afortunadamente lo institucional también puede vivirse con humor y ligereza. De este modo y desde hace algunos años, un grupo de blogueros y twitteros ha puesto en marcha una especie de lotería basada en los discursos de las personalidades europeas. El principio es simple: Unos días antes del discurso, los jugadores deben enviar una lista de términos o frases que según ellos el ponente pronunciará. El que encuentre el mayor número de palabras gana el juego. Se trata de una forma entretenida de seguir los discursos a menudo muy graves y cargados de redundante jerga política. Aunque hay una regla: Los nombres de instituciones y de hombres políticos europeos, así como el de UE, no están autorizados.

Jon Worth es quien está al cargo de la partida. Consultor en comunicación web y blogero, será el árbitro y el juez de un juego que, por supuesto, no hay que tomar para nada en serio, incluso aunque haya un excelente premio en juego. Como dice él mismo: "Hay que tomarlo como una iniciativa de los blogueros y los twitteros 'nerds' para ver el lado divertido de la política europea. Y al mismo tiempo criticar el vocabulario a menudo insulso que utilizan nuestros líderes".

Una pequeña novedad para la edición 2015 es que, además de las diferentes palabras a adivinar (cada una haciendo referencia a un punto), podemos también enviar metáforas (5 puntos). Jean-Claude Juncker no duda de hecho en utilizarlas, incluso en situaciones críticas. Suficente para dar vida al juego.

Cinco años de escarnio

Este juego, bastante conocido por nuestros amigos anglo-sajones, ha sido aplicado a la política europea desde el primer discurso sobre el estado de la Unión, pronunciado por José Manuel Barroso en 2010. Desde entonces ha sido organizado en varias ocasiones, principalmente durante un discurso promulgado por David Cameron en 2013. Los instigadores de la versión europea eran en su mayoría blogueros implicados en los asuntos de la UE. Evidentemente, han suavizado un poco las reglas del juego. En la versión clásica, en cuanto una de las palabras propuestas franquea los labios del ponente, la o las personas que la habían enviado debían gritar "¡Bingo!", e incluso beber un trago. Aquí el lado festivo se deja aparte. No por voluntad propia, sino porque no tienen otra opción, ya que los participantes no suelen estar presentes durante el discurso.

Todo sea dicho, sería bastante gracioso ver a los diputados europeos gritar "¡Bingo!" en pleno discurso del presidente de la Comisión. Dado que en el pasado ciertos miembros del Parlamento habían participado en el juego. "El año 2013 fue el punto culminante de participación", precisa Jon Worth. "En el peor momento de la crisis financiera, el discurso de Barroso tuvo aún así un poco de efecto".

Apreciad la condescendencia... Porque de hecho, es de eso de lo que se trata. Mofarse amablemente de los discursos pomposos de nuestros oficiales. Y simplemente por ello, merece la pena.

Si quieren participar, no duden en enviar sus propuestas en Twitter a Jon Worth o utilizando el hashtag #JunckerBullshitBingo.