'Black': Romeo y Julieta en Molenbeek

Artículo publicado el 25 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 25 de Febrero de 2016

Martha Canga Antonio es la actriz protagonista de Black (2015), una película sobre tribus urbanas  que se desarrolla en el barrio bruselense de Molenbeek, internacionalmente conocido por los atentados de París de noviembre del año pasado. En Francia, ha sido prohibida por temor a disturbios. Entrevistamos a esta promesa del cine europeo, nominada a Shooting Star en la Berlinale 2016.

Martha Canga Antonio se estrenó el año pasado como actriz con Black, una película dirigida por los belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah, en la que da vida a Mavela, una joven de Bruselas de quince años que se enamora de un chico miembro de una banda rival. Un drama a lo Romeo y Julieta en pleno barrio de Molenbeeek.

Cafébabel: Hemos visto Black y la verdad es que nos ha gustado mucho, sobre todo la química entre Marouane –el personaje al que da vida el actor protagonista, Aboubakar Bensaihï– y Mavela, o sea, tú. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Martha Canga Antonio (MCA): Bueno, me encanta ese chico, ¡le adoro! Desde el principio conectamos muy bien y desde entonces todo ha sido muy natural.

Cafébabel: ¿Y cómo ha sido trabajar bajo las órdenes de dos directores como Adil El Arbi y Bilall Fallah? Son muy jóvenes y parecen muy tranquilos.

MCA: ¡Están locos, los dos! Así que no ha sido nada difícil trabajar con ellos, porque saben perfectamente lo que quieren. A primera vista, cuando los conoces piensas, ¿pero quién es esta gente? Y en realidad, luego te das cuenta de que son dos personas muy coherentes en todo lo que hacen y que se toman su tiempo para explicarte con todo lujo de detalles lo que quieren hacer. Esto hace que el trabajo sea mucho más fácil.

Cafébabel: Esta ha sido tu primera experiencia como actriz. ¿Cómo la has vivido?

MCALa verdad es que he empezado a verme como actriz cuando me vi en la película, cuando se estrenó en noviembre de 2015. Es ahí cuando me dije a mí misma: "Pues sí, parece que soy actriz", y lo cierto es que al principio fue un shock. Nunca lo hubiera creído, pero ahora sí que me veo actuando.

CaféBabel: Hay muchas escenas violentas en Black, como la de la violación. ¿Te ha costado mucho hacerlas?

MCANadie quiere hablar de los abusos sexuales que sufren algunas mujeres y prefieren callar. A mí me daba miedo no estar a la altura y por eso me emplée a fondo en aquella escena, en cuerpo y alma, pese a que era muy fuerte. Había mucha presión: La que yo misma ponía para que aquello resultase creíble y, sobre todo, hacerlo de tal forma que el resultado fuese respetuoso con todas aquellas mujeres que han pasado por algo parecido y de lo que no se atreven a hablar.

CaféBabel: ¿Podría decirse que lo que se ve en Black es un reflejo de lo que sucede en realidad en Bruselas?

MCABruselas es una ciudad enorme que tiene millones de historias para contar, y la de Black es solo una de ellas. Todo el mundo se acuerda de los gofres y las patatas fritas cuando piensa en Bruselas, pero naturalmente hay todo un universo en sus calles y en sus barrios, y era justo que alguien lo contara. De hecho, es algo parecido a lo que hizo Mathieu Kassovitz en los suburbios de París con la película La Haine. Se necesitan películas como ésta para sacar a la luz el lado menos conocido de una ciudad como Bruselas.

Cafébabel: La música es muy importante en Black y su banda sonora es preciosa. Hemos visto que ahí también has intervenido tú, personalmente.

MCASí, en la banda sonora hay música de mi grupo, SoulAart. y en cuanto a participar más activamente en una película, la verdad es que me encantaría algún día poder escribir un guión. Para mí es fundamental expresarme y esa sería la mejor manera de hacerlo.

CaféBabel: ¿Te resultó complicado entrar en el mundo del cine?

MCA: Yo antes de empezar a actuar iba al instituto, como todos los jóvenes de mi edad y en realidad no, no fue fácil para mí. Fíjate que todavía lo estoy pensando y tengo que mentalizarme. Creo que, en realidad, nunca llegaré a acostumbrame, pero ese es uno de los aspectos del trabajo de actriz, que no solo tiene que ver con la parte artística de actuar, sino que afecta a otras muchas cosas: las fotos, las entrevistas... Para mí, el actuar es lo más importante, porque sí, podemos estar horas y horas hablando delante de una cámara y responder a cientos de preguntas, pero si en el fondo una no tiene talento, todo eso no sirve de nada. El cine es mucho más que las entrevistas y la alfombra roja. 

Cafébabel: Molenbeek siempre fue un barrio de Bruselas que pasaba desapercibido hasta los atentados de París, que es cuando se empezó a hacer, por desgracia, mundialmente famoso. Muchas de las escenas de Black se rodaron allí. Tú que has tenido la oportunidad de trabajar allí mismo, ¿cómo lo has visto?

MCALa gente del barrio era muy maja, accesible y se acercaba a vernos actuar. Los habitantes del barrio han tenido que aguantar los rodajes y la verdad es que nunca tuvimos ningún problema. Molenbeek no se identifica con terrorismo de igual forma que Black no lo hace con Bruselas en general, y eso es algo que a veces se nos olvida. Ahora mismo, se tiene la idea de que andar por ese barrio es peligroso, cuando lo que en realidad lo es, es la gente, independientemente de donde esté. Generalizar, eso es lo realmente peligroso.

CaféBabel: Háblanos de Mavela, tu personaje.

MCA: Mavela es un personaje muy interesante. Es una chica que, como todos los adolescentes, no sabe muy bien cuál es su lugar en el mundo, y por eso trata de buscar una estabilidad, un lugar en el que se sienta valorada. Lo malo es que anda rodeada de malas influencias, hasta que se enamora y es entonces cuando encuentra las fuerzas para romper con ese ambiente nocivo y tóxico en el que andaba metida.

Cafébabel: ¿Qué planes tienes a partir de ahora? ¿Hay algún proyecto a la vista?

MCA: De momento, nada concreto. Hay propuestas, algunas de ellas desde aquí, desde la Berlinale, pero necesito tiempo para elegir bien. No quiero precipitarme, y sobre todo, no quiero convertirme en esa actriz que solo disfruta de "la suerte del principiante".

_

Este artículo forma parte del proyecto editorial Mov(i)e to Berlin, una colaboración entre las redacciones de Cafébabel Turín y Berlín. En el marco de ese proyecto, ambas redacciones ofrecen cobertura periodística en italiano y alemán del TFF y de la Berlinale, mediante el intercambio de información por parte de sus integrantes.