Blogueros rumanos, medios de comunicación y el presidente Terminator

Artículo publicado el 16 de Julio de 2010
Artículo publicado el 16 de Julio de 2010
Empresarios aguerridos, personalidades, revisionistas de la historia y periodistas online integran el universo de las bitácoras en internet en Rumanía. Es un fenómeno bien acogido por el gobierno, pero no tanto por los barones de la prensa.
El país, que junto a Bulgaria e Italia es uno de los tres de la UE cuyos medios sufren restricciones, se sitúa tristemente en el puesto 50 del índice de libertad de prensa europeo

Entre mensajes navideños y de cumpleaños, la última entrada felicitaba en febrero pasado a Florin Serban por su premio en el festival de cine de BerlínAl hablar de la crisis de la prensa escrita en septiembre de 2009, el presidente estadounidense Barack Obama manifestó su preocupación por la eclosión de la blogosfera, vaticinando un futuro en el que “la gente se grite entre sí de un lado al otro del abismo, pero donde predomine la falta de acuerdo mutuo”. Dos meses después, el tono del presidente rumano, Traian Basescu, no podía ser más distinto en la primera edición en Bucarest del World Blogging Forum, el foro mundial de blogs. Aparte de enviar tweets (@tbasescu si es de vuestro interés) durante el trascurso de su discurso en la sede del Parlamento, Basescu elogió la labor de los blogueros. Declaró que prefería el análisis político de los blogs rumanos porque sus autores estaban “menos subordinados” a intereses políticos o económicos y añadió que muchos periodistas se refugiaron en los blogs como medio de zafarse de esas ataduras y llevar a cabo su labor en libertad. Los blogueros informaron que la respuesta de muchos periodistas fue levantarse y dejar la sala.

La corrupción de los medios tradicionales

aka Vali Petcu“La organización estudiantil ASLS (del departamento de Lenguas Extranjeras y Literatura de la Universidad de Bucarest) recibió mucho dinero de la noche a la mañana para organizar el evento, sin que sepamos su procedencia, y luego hizo su aparición el presidente”, recuerda Bogdan Manolea, director ejecutivo de la APTI, la asociación rumana de la tecnología e internet. “El foro se volvió algo incómodo con su participación. Además disponían de un año para organizar el evento, pero no se invitó a muchos blogueros rumanos”.

Zoso, o Vali Petcu está de acuerdo. A sus ‘treinta y tantos’ es toda una personalidad del mundo de los blogs y es conocido porque el presidente le otorgó las entrevistas previas a su reelección. Su bitácora de asuntos sociales y noticias de internet es una de las más leídas en Rumanía y llegó a rechazar una oferta de compra de 300.000 euros en 2009. "Ninguno de los blogueros respetados en el país apreció el WBF", comenta en su bitácora. Algunos cuestionaron la lista de ponentes, que no fue anunciada con antelación". El fundador de la asociación de estudiantes en cuestión y el asesor de Intact Media Trust, Bogdan Gavrila, escribió en respuesta en su web que los blogueros rumanos no asistieron al ver “heridos sus egos”.

Intact Media es propiedad de la familia del político y antiguo empresario Dan Voiculescu. “No tiene fama de honesto”, continúa Zoso. “Es constantemente objeto de críticas por faltar a la verdad y sacarse de la manga noticias”. En Rumanía, las fuertes inversiones en los medios de comunicación de tres millonarios que encabezan la lista de las diez personas más ricas del país, Sorin-Ovidiu Vintu, Dinu Patriciu y el ya mencionado Dan Voiculescu, son sólo la punta del iceberg de la influencia a la que se ve sometida el mundo de la información, según advierte Liana Ganea, de la agencia de seguimiento de la prensa Active Watch. Por ejemplo, sus cabeceras y canales de televisión estaban predispuestos contra el presidente en las elecciones de 2009. El entusiasmo por internet del mandatario nace de su animosidad hacia los medios tradicionales, confirma Ganea. Poco sorprende que Basescu se haya hecho famoso por sus fuertes declaraciones en contra de los medios de comunicación. En una ocasión, en mayo de 2007, le arrebató el teléfono a una periodista y le llamó “gitana apestosa”.

Los blogs políticos ante la crisis económica

Intereses de Basescu aparte, los blogs son importantes en el contexto de una crisis económica que ha supuesto el despido de 3.000 periodistas y el cierre de docenas de publicaciones, incluso en la red. El primer periódico de Rumanía, Ziua (‘El Día’), editado por Realitatea-Catavencu, el conglomerado mediático del millonario Sorin-Ovidiu Vintu y pionero en dar el salto online en 1996, echó el cierre en enero de 2010 y se llevó consigo el legado de una década de archivo. El informe de 2009 del analista sobre medios Iulian Comanescu, Footprint of Financial Crisis in the Media (‘La huella de la crisis financiera en los medios de comunicación’) calcula “varias docenas de blogueros que reciben un tráfico de 1.000 o 2.000 visitas únicas al día, un público importante a la hora de diseminar mensajes políticos”.

Adrian Cioflanca acoge con ciertas dudas mis motivaciones a la hora de dirigirme a su blog, donde cuelga documentos oficiales inéditos. Su primicia más famosa fue divulgar las opiniones del ex presidente Ion Iliescu sobre Free Radio Europe en los años setenta. Cioflanca reveló su anterior pertenencia a las juventudes comunistas. “Con un blog no tienes jefe”, dice con una sonrisa el periodista, profesor universitario e historiador a la salida de la universidad de la ciudad. “Puedo publicar algo importante que se propaga de forma viral y llega a captar hasta un millar de visitas”. Considera paradójico el declive de la prensa escrita “más profesional”, pero se muestra más positivo al valorar el potencial de las bitácoras. “Los periodistas son sumisos, pero en una cultura de sumisión siempre se encuentra gente que se niega a aceptar las cosas y plantea alternativas”. ¿Valen la pena los esfuerzos de Traian Basescu? “No se publica nada de valor en tales blogs”, se queja Bogdan Manolea. “Además, los políticos dejan escapar oportunidades y credibilidad pública al no actualizar con frecuencia sus blogs”.

La ‘negatividad’ de los blogueros rumanos

A pesar de todo, los blogs todavía tienen una mala reputación en Rumanía. “La interactividad entre los blogs es mayor pero a veces puede ser superficial”, explica Bogdan Manolea tratando de hacerse oír a pesar del tráfico de la concurrida Piata Romana. “Los blogueros acogen enlaces buscando tráficos y popularidad. Es fácil publicar algo sin ‘traerlo bien mascado’, a la gente no le importa si es cierto y ni se molestan en cambiarlo si no lo es. Todos los modelos aquí tienen algún fallo; no hay unas normas de periodismo, no hay un modelo como la BBC. Los blogueros están imbuidos de una cultura en la que se creen el llanero solitario y se dedican a difamar a otros, o critican el spam de SEO mostrando en línea una captura de pantalla. Usan un tono muy crispado sin darle a nadie la oportunidad de defenderse”.

"Los blogueros se creen el llanero solitario y se dedican a difamar a otros"

Magda Barascu está de acuerdo. Dejó una incipiente carrera periodística en el Reino Unido para trabajar en Hotnews.ro, un sitio web de noticias, artículos y blogs montado por antiguos periodistas financieros en 1999. “Un bloguero, que es todo un personaje, nos apodó fakenews, ‘noticias falsas’, y se paraba a examinar si cometíamos faltas de ortografía”, comenta. Supone que lo que quería era ganar lectores de la marca. “Aunque últimamente se ha reformado y permite más comentarios en su blog”.

Mientras tanto, Zoso está poco dispuesto a defenderse de haber sido tachado de pertenecer a la securitate (el servicio secreto comunista). Se alegra de que los blogs den pie a fricciones con algunos medios tradicionales. En mayo de 2008, Marius Tuca, editor jefe de uno de los periódicos más importantes y conocido presentador de la televisión, escribía que: “Los blogueros rumanos no son otra cosa que gusanos que afloran a la superficie sin nada que decir, en un ejercicio de masturbación mutua”. “Le están dando una buena zurra en la blogosfera”, concluye Zoso. “Mencionaron constantemente sus propios blogs en los medios y fracasaron. Tuca y sus amigos vinieron y trataron de comerse todo”. Por tanto, en aras de la independencia y al margen de lo que digan los índices de la prensa, los blogueros en Rumanía han llegado para quedarse.

Fotografía: página oficial de twitter de Traian Basescu; Zoso ©valipetcu.com/about