BOLONIA: ¿¡Muerte al Estado de bienestar?!

Artículo publicado el 28 de Diciembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 28 de Diciembre de 2007
DE BECARIOS A CLIENTES Una de las bases sobre las que se cimenta la reforma europea de Universidades es la relación empresa-universidad. En esta relación entran en juego las entidades bancarias, éstas serán las que a través del marco legislativo tendrán el papel de acreedoras financieras de los estudios universitarios.
Si los bancos son los que prestan el dinero, ¿se eliminarán en su totalidad las ayudas gubernamentales? Quizás el Estado de bienestar no fuera la panacea.

En la del Boletín Oficial del Estado español se convoca a las entidades bancarias a participar en el “programa de préstamos subvencionados”. Asistimos a la transformación cualitativa del sistema de becas que tenemos y que existirá hasta la incorporación definitiva al EEES, momento en el que los estudiantes pasarán de ser becarios a prestatarios, es decir, serán clientes de una entidad que les proporcionará una cantidad de entre 3000 y 9000 euros para el grado completo, que junto con el posgrado o máster y el doctorado, conforman la nueva oferta universitaria, de acuerdo con lo establecido en Bolonia y en sucesivos documentos relacionados.

balanza_gente-dinero_bits.bmp Resolución del 21 de marzo de 2007

A los nuevos préstamos se les aplicará un período de amortización de tres años, más otro de carencia (período en el que al cliente no le serán cobrados los intereses). Los intereses del año de carencia se acumularán en los tres años restantes. El Euribor pasará a ser determinante en la vida del nuevo “cliente universitario”. Durante el primer año de amortización del préstamo, se aplicará el tipo de interés correspondiente al Euribor del mercado hipotecario del mes de junio publicado en el Boletín Oficial del Estado, más un diferencial máximo de 0,3 puntos porcentuales. En los tres años siguientes en los que el préstamo esté en vigor, la entidad colaboradora empleará el tipo de interés equivalente al Euribor del mes de junio de cada año, aumentando en 0,3 puntos porcentuales como máximo. Una de las novedades del presupuesto en Educación para el 2008 es el . Esta iniciativa ha sido lanzada en septiembre de 2007 desde el Ministerio. Con ella el Estado pretende financiar a los graduados universitarios menores de 35 años que quieran continuar sus “estudios-inversiones” con un master oficial, que estará ligado a la renta futura del beneficiario, con el propósito de promover los estudios de postgrado.

“Préstamo Renta Universidad”

Frente a los préstamos convencionales, la principal diferencia de esta financiación es la ausencia de todo tipo de intereses y comisiones, ni tampoco tener que presentar avales ni condicionamientos por renta familiar. La devolución del préstamo se realizará durante los dos años posteriores a su obtención, fecha tras la cual la Agencia Tributaria revisará anualmente los ingresos del “estudiante-cliente” para verificar el nivel de renta. Una vez que éste alcance los 22.000€ anuales, empezará a devolver el préstamo y sólo lo devolverá mientras mantenga ese nivel de renta. Si durante quince años no se puede pagar la totalidad o parte de la deuda no se tendrá que devolver la cantidad restante. En el caso de que se supere la renta de 22.000€, la devolución se amortizará en ocho años, pagando cada tres meses la misma, y la suma anual de las amortizaciones no podrá superar la octava parte de la deuda total contraída. Ante esta situación se vislumbran dos nuevas siluetas del “estudiante-cliente”: el que resuelve sus estudios a golpe de talonario y el que con 18 años empieza a pagar el préstamo bancario.

Rosa María Romero Pérez