“Bondage? Mais qu'est-ce que c'est…?”

Artículo publicado el 4 de Julio de 2012
Artículo publicado el 4 de Julio de 2012
En cuestiones de sexo, parece ser que existe una proporción inversa entre el conocimiento sobre esta materia y las situaciones embarazosas: cuanto más se sepa de terminología sexual, menos serán las ocasiones de bochorno. No es que en las reuniones editoriales de cafebabel.com hablemos siempre de sexo, pero la palabra bondage generó desconcierto en nuestra última lluvia de ideas.
Y nosotros, los editores, que pensábamos que no habíamos nacido ayer

¿Qué hay en el mundo que solo los hablantes de polaco, italiano, inglés y español compartan? Deja de pensar en el bondage, mente perversa. De hecho, me refería a la expresión No nací ayer. Por ejemplo, ¿el vendedor de pączek de Varsovia te está timando? Espétale Nie urodziłem się wczoraj si eres chico o Nie urodziłam się wczoraj si eres chica. Si, por el contrario, es el taxista de Roma quien te está cobrando la carrera como si fueses Sofia Loren, no lo dudes, junta los dedos de la mano en pinza y suelta sin reparos: Non sono nato ieri, OK?!

Lo mismo ocurre en inglés. De hecho, siempre puedes proferir un I wasn't born yesterday cuando alguien intenta tirarte la lana sobre los ojos (to pull the wool over somebody's eyes) o trata de darte una vuelta en su vehículo (to take somebody for a ride). En ambas situaciones, están intentando engañarte o, simplemente, quieren tomarte el pelo. ¡Demuéstrales que no eres verde detrás de las orejas (to begreen behind the ears)!

Otras versiones en inglés de esta expresión se emplean más o menos dependiendo del lugar en el que te encuentres. Mientras que el vacile a un irlandés te puede costar un No acabo de subir río arriba encima de un nenúfar (de hecho, te diría I didn't just float up the Liffey on a lily, refiriéndose al río que atraviesa Dublín), la mofa hacia un estadounidense puede acabar en un No estoy mojado detrás de las orejas (to bewet behind the ears). En cambio, si notas que un yanqui te trata como a un pueblerino, siempre le puedes contestar que ayerno te caíste del camión de los nabos (I didn't fall off the turnip truck yesterday).

Dejando bondage y nabos a un lado, ¿quién puede vivir detrás de la luna (hinter dem Mond leben) y tener la parte trasera de las orejas de color verde (grün hinter den Ohren sein)? No, no es la descripción de un alienígena, sino que, según los hablantes de alemán, nos estamos refiriendo a alguien que nació ayer. Como ya hemos visto, la versión verde de esta expresión también es compartida por los nativos en inglés. ¿Utilizarán estos también aquello de dejar de creer en la cigüeña (noch an den Klapperstorch glauben)?

Por su parte, los franceses prefieren una vertiente más meteorológica del español No nací ayer. De hecho, suelen asegurar que no nacieron de la última lluvia (ils/elles ne sont pas né(e)s de la dernière pluie). Es más, si somos nosotros quienes provocamos la guasa hacia alguien es porque, seguramente, viva en una isla (il/elle vit sur une île). No obstante, si el sujeto en cuestión se trata de un verdadero mentecato, a los francófonos siempre les quedará aquello de que no ha inventado el polvo ni el agua tibia ni el hilo para cortar la mantequilla (il/elle n'a pas inventé la poudre/l'eau tiède/le fil à couper le beurre).