Brexit: 4 crudas verdades  

Artículo publicado el 25 de Junio de 2016
Artículo publicado el 25 de Junio de 2016

Tras el escrutinio del referéndum del 23 de junio, la decisión de los británicos de abandonar la UE sumerge a Europa y quizá al mundo entero en la incertidumbre más extraña. Paradójicamente, podemos compartir cuatro grandes verdades. Y, además, imaginar posibles soluciones.

Miedo a lo desconocido 

El 70% de la generación Erasmus (los menores de 25 años) votó para quedarse, así como el 60% de los londinenses. Dicho de otro modo, el voto a favor del 'Brexit' provino de las ciudades que están pasando por una difícil situación (mención especial merecen los galeses, presa de profundas dificultades sociales, por lo que un 52,5% de ellos votaron por el Leave). Desde un punto de vista económico es vital para los estados europeos invertir más en educación y en intercambios culturales. Pongamos un ejemplo e imaginemos un mundo en el que todos los alumnos tuvieran la suerte de saber tres idiomas y de poder vivir en el extranjero durante un corto periodo de tiempo. No se trata de una medida propia del mundo de los Osos Amorosos, es el futuro. Y, además, el mejor remedio contra la ignorancia y la ira. 

El ego 

Algunas personas son tan diabólicas que son capaces de dejar que el mundo se queme para colgarse medallas. Es el caso de Nigel Farage [líder del UKIP, ndlr.], Boris Johnson [cabecilla de los defensores del Leave durante la campaña, ndlr.], y sus homólogos franceses e italianos: Marine Le Pen [presidenta del FN en Francia, ndlr.] y Matteo Salvini [líder de la Liga del Norte, ndlr.]. ¿La idea? Crear disputas, y prepararse para desinflar sus ideas con armas tan naturales como la juventud, el universalismo y la integración.

El populismo

Los gobiernos europeos llegarán a ser cada vez más populistas. Sí, sí, Alemania, hablamos también de ti: deja de utilizar ese tono tan autoritario como si tu gobierno no se dejase adelantar por su derecha por gente tan poco recomendable como los miembros del UKIP. ¿Quieres asumir el liderazgo de Europa? Piensa un poco menos en los bancos y un poco más en la gente. Tendrías que deshacerte por fin de tu ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, pues menos austeridad permitiría invertir un poco más en desarrollo. De lo contrario, ¿ha hecho esto soñar a alguien con la austeridad? Ah sí, perdón, los sueños son cosa de los hippies

Las rebajas

Si quieres ir rápido, ve tú solo. Si quieres llegar lejos, camina con alguien. Durante años, el Reino Unido ha aparentado ser una economía líder dentro de la UE, debido a su condición de quinta potencia económica mundial. Contribuye al presupuesto de la UE con una cantidad de 150 millones de libras cada semana [186 millones de euros, ndlr]. Desde finales de los años 70 ha ido consiguiendo todos los privilegios que ha querido, pero ahora ¿prefiere ir por libre? Muy bien, China y Oriente Medio ya se frotan las manos ante la idea de recomprarlo. En rebajas, claro.