Brigadas balcánicas: de la precariedad a la Yihad

Artículo publicado el 7 de Octubre de 2014
Artículo publicado el 7 de Octubre de 2014

Mientras que el grupo terrorista del Estado Islámico decapitaba al tercer ciudadano "de occidente" y colgaba los vídeos en la red, cientos de hombres jóvenes de Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Macedonia y Albania se han unido a las brigadas balcánicas de la organización y luchan en Siria e Iraq para la creación de un califato. El motivo: la precaria situación en sus países de origen.

"La penitencia forma parte de nuestra religión y de nuestra herencia, así que, Arben, sé un hombre y devuélveme a mi hijo", escribió Pranvera Zena en Facebook. El mensaje iba dirigido a su marido, que había secuestrado al hijo de ocho años que tienen en común.

Hace dos meses, su marido dijo que iba a realizar un viaje con su hijo a las montañas kosovares. Sin embargo, fue a Siria para luchar por el Estado Islámico (EI). En el mensaje, Pranvera Zena explica el comienzo de todo: "Los días malos comenzaron cuando empezaste a ser tan religioso y cuando querías convercerme para que llevara velo".

Califato hasta Europa

El Centro Internacional para la Investigación de la Radicalización y de la Violencia Política, con sede en Londres, calcula que, hasta ahora, más de 300 albanos originarios de Kosovo, Macedonia y Albania se habrían unido a grupos islámicos en Siria e Iraq. Las brigadas del Estado Islámico son llamadas según el origen de los combatientes correspondientes.

Todas reunidas, las brigadas balcánicas representan el grupo europeo más importante. Según los planes del líder del EI, Abu Bakr al-Baghdadi, todo el territorio de los Balcanes, yendo hacia arriba hasta Viena, formará parte próximamente del califato, proclamado a finales de junio por la organización terrorista yihadista en los territorios conquistados de Iraq y Siria.

Eine Vice Magazine Reportage aus dem Inneren der Terrororganisation Islamischer Staat

Un reportaje de Vice Magazine desde el interior de la organización terrorista del Estado Islámico (IS)

Intervenciones policiales en Kosovo y Bosnia-Herzegovina

Durante una intervención policial en Kosovo fueron arrestados 43 presuntos islamistas en dos días. Muchos de ellos eran sospechosos de haber participado en los enfrentamientos en Iraq y Siria. Durante la intervención que se llevó a cabo a mitad de agosto por todo el país se incautó material explosivo, armas y munición, lo que chocó a la opinión pública kosovar. La presidenta Atifete Jahjaga prometió: "Kosovo no será un puerto seguro para los terroristas".

Uno de los desencadenantes de la intervención fueron dos fotos que el albano-kosovar Lavdrim Muhaxheri había subido a Facebook. En éstas se mostraba a los yihadistas cómo había decapitado a un sirio de 19 años. Según el rotativo kosovar Express, Muhaxeri es el comandante de una unidad de origen albanés de la organización terrorista del Estado Islámico (EI).

Muhaxeri justificaba la decapitación del joven sirio alegando que éste había sido un espía y que el Corán preve este castigo para ello. La televisión kurda KNNC informaba a mitad de agosto de que Muhaxeri había sido asesinado en combate y publicó imágenes de su cuerpo sin vida. Además, en Bosnia-Herzegovina fueron arrestadas 16 personas durante las dos últimas semanas. Se les acusaba de reclutar a ciudadanos bosnios para el Estado Islámico.

El experto en terrorismo Vlado Azinovic explica que el hecho de que tantos bosnios estén dispuestos a esto con la desesperada situación de su país. Según sus estimaciones, habría en Siria unos 160 hombres y mujeres de Bosnia-Herzegovina desde el comienzo de la guerra civil. "La mayoría de las veces se trata de personas que son marginadas desde el punto de vista social, económico e incluso geográfico, no tienen perspectivas de empleo y sólo disponen de una formación limitada. Están convencidos de que allí están llevando a cabo una misión sagrada", explicaba Azinovic en una entrevista para el portal Balkan Insight.

Preocupaciones por el tránsito en Croacia

Entre los arrestados estaba también Hamdo Fojnica, cuyo hijo Emrah Fojnica murió recientemente en Iraq durante un atentado suicida. Fojnica había sido denunciado ya en 2011 porque habría contribuido a planear un atentado contra la embajada de los EE.UU. en Sarajevo. El autor del delito, Mevlid Jasarevic, disparó en aquel momento apuntando a la embajada, hiriendo así a un policía. Sin embargo, no se pudo demostrar que Hamdo Fojnica hubiera participado en el delito. Igualmente, muchas de las personas arrestadas por poco tiempo vuelven a la calle, ya que las pruebas contra ellos son demasiado escasas.

Al país vecino, Croacia, le preocupa poder ser utilizado como zona de tránsito para los islamistas de la región. Las autoridades croatas encargadas de la seguridad advirtieron en un informe publicado recientemente que los yihadistas viajan por Croacia para ir y venir de las correspondientes regiones en guerra. Sin embargo, hasta ahora no se sabe si también ciudadanos de Croacia participan en los enfrentamientos.

El autor de este artículo, Krsto Lazarevic, es el corresponsal n-ost para la revista del este de Europa ostpol.