Brillos, lujo y piel desnuda: ¡Bienvenidos a Bollywood!

Artículo publicado el 13 de Enero de 2012
Artículo publicado el 13 de Enero de 2012

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

“Soy blanca y eso es lo que los espectadores indios quieren ver”. Una joven europea habla con cafebabel.com desde el plató de la película Desi Boyz, una producción made in Bollywood.

Un proyector, una silla gris de plástico, el ruido ensorcedezor del aire acondicionado...después de un largo viaje en el que el autobús ha pasado por delante de los numerosos barrios de chabolas de Bombay, la caseta en la que me encuentro no se parece mucho a un plató de cine profesional. Por supuesto, hay un montón de cámaras que podríamos tirar después de un torpe movimiento de pies entre los cables entremezclados. Sin embargo, los actores siguen en paradero desconocido. Y la decoración, sin lugar a dudas, que intenta recrear un bar, se parece más bien a un antro de strip-tease.

Nada falta en la escena. Bailarinas regordetas con ceñidos vestidos de colores ensayan en el plató esperando su turno. De no ser por la presencia de un chico indio que se encarga de repartir agua a las bailarinas, podemos olvidar fácilmente que estamos en un plató de cine indio. Todas las bailarinas son europeas. Y la razón por la que yo me encuentro en un plató de cine es Desi Boyz,producción de Bolywood.

Lujo, lentejuelas y piel blanca... ¿ Rasgos de estrella de Bollywood ?

Intento siempre tener perfecto mi disfraz, que lo componen una parte superior azul recubierta de lentejuelas y un pantalón violeta, lo que el encargado de vestuario ha elegido para mí entre un montón de ropa y con el que represento una especie de rencarnación de todos los fiascos de la moda de los años 80. Un grupo de jóvenes indias irrumpe en la habitación. La mayoría comienza a ocuparse de las cámaras. La maquilladora trabaja con un hombre grande y guapo (y no colo según los criterios indios) que lleva pantalón y chaqueta de cuero. “Come on, guys ! Get ready !” Después, otro grito : “Camera, action! ”. Mientras el hombre de la chaqueta de cuero remolinea alrededor de una belleza de Las Mil y una noches con minifalda dorada detrás de los decorados, las bailarinas mueven sus caderas. Yo me siento en el bar y busco desesperadamente entablar conversación con los otros figurantes. “Parad y comenzad de nuevo”. 

La mayoría se encuentra, como yo, de casualidad, en el plató de esta producción de Bollywood. Los únicos alojamientos que se pueden permitir (debido a los precios astronómicos de los hoteles en Bombay) son los que ofrece el Ejército de Salvación que es, al mismo tiempo, la agencia de empleo de los figurantes europeos. ¿Por qué rechazar un día de comida gratis en una sala climatizada, una jornada en la que incluso puedes ganar 500 rupias (7 euros) ? En Europa, esta suma representa un salario mísero ; en India, es ganarse la vida, sobre todo cuando todo lo que tienes que hacer es quedarte quieto. Solo hay que seguir una orden muy simple : nos tenemos que comportar como clientes de un bar clandestino de salsa en Londres. “Eso debería ser algo natural para vosotros, ¿no ?” Nuestro supervisor sonríe. Evidentemente no es importante saber si tal lugar existe o no realmente en Londres.

"Eso debería ser algo natural para vosotros, ¿no?"

Un sueño brillante

En una película producida por Bollywood no se trata de ser realistas. Se trata de la vida rutilante de la gente rica y guapa. En India, todo se juzga según los criterios del mundo occidental. Por eso los directores llenan sus películas de figurantes blancos, con el fin de dar a sus historias, indocéntricas, un color internacional. El papel de los figurantes blancos es muy importante, casi institucional, en un país es en el que el color de la piel demuestra el status social de una persona y gracias al cual el mercado de cremas de enblaquecimiento de la piel prospera. Cuando vemos una película producida por Bollywood, tenemos la impresión de que India es un país ordenado, plagado de bellezas de piel clara y lleno de lentejuelas cuyo único problema sería decidir en qué lugar celebrar un banquete de bodas. Pero incluso en Bombay, la capital de la jet set india, no se puede colocar a la altura de esta imagen reluciente. Aparte de, a lo mejor, el Taj Hotel, el preferido por la mayoría de vedettes de Bollywood, donde también se encuentra Dharavi, el barrio de chabolas más grande de Asia.

En India, todo se juzga según los criterios del mundo occidental

Los indios aparecen muy pocas veces en las películas de Bollywood. De los mendigos y sin techo, ni hablar. Después de todo, las películas se hacen para que la gente no se acuerde de su vida. Prefieren soñar con la opulencia y el amor eterno. La industria cinematográfica india se ha adaptado para responder a estas necesidades, igual que la industria cinematográfica de Hollywood da forma minuciosament a los sueños de sus clientes. La mayoría de las películas bollywoodienses son comedias románticas o de acción. Aunque la industria de Bollywood produce más películas por año que Hollywood, los beneficios de de los estudios americanos son mucho mayores. Está por ver el desarrollo del combate entre estos dos gigantes cinematográficos en los próximos años. Sin embargo, el hecho de que el número de espectadores en India esté en constante progresión puede hacer cambiar la situación.

Lee la siguiente parte de "Brillos, lujo y piel desnuda" la semana que viene

Fotos: Portada (cc)facebook/desiboyzthefilm; Video-Trailer (cc)eroseentertainment/YouTube