Bruselas, “zona libre de TTIP”

Artículo publicado el 23 de Julio de 2015
Artículo publicado el 23 de Julio de 2015

[Artículo de opinión] El pleno del Ayuntamiento de Bruselas aprobó el pasado 29 de junio una moción que proponía suspender la negociación del TTIP y declarar la capital “zona libre de TTIP”. Una simbólica decisión sumida en la indiferencia general. 

La capital europea se ha opuesto abiertamente al proyecto de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (conocido por sus siglas en inglés TTIP), enviando así un mensaje rotundo. El "no" de la ciudad que acoge las sedes de las instituciones europeas simboliza las incoherencias cometidas de la Unión Europea. ¿Cómo pudo la Comisión Europea reanudar las negociaciones sobre el TTIP tan tranquilamente sabiendo que iban a tener lugar en una ciudad que se opone expresamente a ese tratado?

Una indiferencia que sorprende

Más allá de las negociaciones, preocupa bastante la indiferencia general que ha rodeado la decisión del Ayuntamiento de Bruselas. Mientras que cada vez más municipios de toda Europa se declaran “zona libre de TTIP” (también en España), podría pensarse que la moción en Bruselas atraería el interés de los medios, como ha ocurrido con otras ciudades belgas como Lieja y Mons, cuya oposición estaba menos cargada de simbolismo. Sin embargo, aunque es cierto que estos días la actualidad europea se concentra en Grecia, era de esperar que la decisión de Bruselas tuviera cierta repercusión.

La existencia de una oposición a las negociaciones del TTIP y las preocupaciones que estas despiertan son la prueba de que a los ciudadanos les interesa el tema. Dado que, además, la decisión de la capital europea respecto del TTIP reafirmará en sus planteamientos a los detractores del tratado, que sacarán provecho de ella, ¿cómo es que los medios no hablan de la moción del Ayuntamiento de Bruselas?

¡La capital de Europa es “zona libre de TTIP”! ¿Cómo negarán la ironía los defensores del tratado? Y, sobre todo, ¿que mensaje democrático transmite el "no" de Bruselas?

Un contundente mensaje democrático

A muchos políticos que participan en las conversaciones con Estados Unidos les gusta echarle la culpa a "Bruselas" de las dificultades en las negociaciones. ¿Querrán seguir asociando las instituciones europeas con la capital belga, ahora “zona libre de TTIP”? ¿Está la Comisión legitimada (en el sentido democrático) para continuar afirmando que el TTIP supone una excelente oportunidad, sabiendo que precisamente la ciudad en la que se está negociando se opone al proyecto?

¿Cómo pueden los medios belgas hacer caso omiso de este hecho y de todo lo que conlleva? Los temas europeos no interesan tanto al público, dicen. O sea, que no venden. Sin embargo, todos los medios, incluidos los belgas, hablan constantemente de Grecia. Ciertamente, se trata de un problema “importante” (eufemismo), a la par que complejo, técnico y, sí, tampoco demasiado apasionante.

Si, para empezar, cuesta comprender las consecuencias para Grecia de su posible salida de la eurozona, más cuesta adivinar qué efectos produciría en Bélgica… Siendo un poco egoístas, podemos decir incluso que de momento no sabemos muy bien en qué nos afecta. Aun así, la prensa belga no deja de insistir en el tema de la crisis griega, aunque no sea un asunto belga. Sin embargo, cuando Bruselas toma una decisión tan simbólica y reveladora como pronunciarse en contra del TTIP, los medios belgas ni la mencionan.

Pese a todo, los ciudadanos sí que se interesan por el TTIP que, de hecho, suscita numerosos debates en toda Europa, aunque parezca que los temas europeos no interesan. Profundizando en la paradoja: Si se habla de cuestiones europeas casi únicamente en momentos de crisis, ¿cómo van a interesarse los ciudadanos por la Unión Europea, de forma que el tema “venda”?

Es necesario dejar de considerar siempre las cuestiones europeas como algo lejano y completamente independiente de la realidad belga. La declaración de Bruselas como “zona libre de TTIP” constituye la prueba de que la actualidad europea está íntimamente relacionada con la vida política y económica de nuestros países.

_

Artículo original publicado el 30 de junio en el blog What's up EU.