Bulgaria estrena nuevo gobierno y primer ministro a los "Rambo"

Artículo publicado el 28 de Julio de 2009
Artículo publicado el 28 de Julio de 2009
Bulgaria cuenta con un nuevo Gobierno. El Parlamento eligió ayer lunes a Boiko Borisov como nuevo primer ministro y dio el visto bueno a su formación con una clara mayoría. Su partido, Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria' (GERB), apareció representado por primera vez en las elecciones parlamentarias de principios de julio.
El Gabinete de Borisov llevará a cabo sus funciones como Gobierno minoritario sin socios de coalición

Financial Times - Gran Bretaña: La reputación de los bienes de la ampliación en juego

El proyecto del primer ministro electo de Bulgaria, Boiko Borisov, sería decisivo para la ampliación de la UE, opina el periódico financiero Financial Times: "Quienes apoyan una nueva expansión de la UE deberían rogar por el éxito de Borisov. Desde 2007, el impulso de la expansión ha pasado y ha disminuido el apetito de muchos miembros existentes -particularmente de Francia-. Si el dúo del sudeste europeo [Bulgaria y Rumanía] no mejora, surgirán dudas sobre el famoso poder de transformación de la UE y se verán dañadas las perspectivas de una expansión hacia los Balcanes occidentales. Eso podría ser una tragedia. La perspectiva de acceso a la UE -ya sea el camino largo y arduo- constituye uno de los pocos factores de estabilización en los Balcanes. Por más desgastada que esté, la expansión ha sido el arma más poderosa de la UE en materia de política exterior".

Frankfurter Rundschau - Alemania: Cambiar la política o los políticos contra la corrupción

El politólogo Rumen Dimitrov opina que debe cambiar la política o los políticos. En su Bulgaria natal se decanta por la segunda opción y escribe en el diario liberal de izquierda Frankfurter Rundschau: "El nuevo gobierno del actor a lo Rambo Boiko Borisov está formado por 'nuevas' figuras 'no marcadas'. Un patrón conocido: en Bulgaria está marcado cualquiera que haya pasado mucho tiempo en la escena política. Ahora bien, no está marcado quien por supuesto no entiende nada de política. Se trata de una doble rueca: quien quiere imponerse tiene que haberse puesto de acuerdo con redes dudosas. Quien por el contrario se opone a ellas, no se acaba imponiendo. Desde que Bulgaria es miembro comunitario, quienes luchan contra la corrupción tienen impulso en el país, lo que es más que bueno; Bruselas solo indica las prescripciones pero no marca el camino de cómo hacerlas realidad. Sin virtudes clásicas políticas como astucia e ingenio no se saldrá adelante. Antes de que la política 'sucia' haga lugar a la pureza moral, es la hora del hombre fuerte. La corrupción, pues, seguirá existiendo. Solo que no se oirá nada de ella".

Norbert Mappes-Niediek

Dnevnik - Bulgaria: Tareas amontonadas

(Foto: ©Nabeelah Shabbir)El diario Dnevnik escribe sobre la toma de posesión del nuevo Gobierno de Bulgaria: "El país cuenta con tantas tareas por delante que se asemeja a un viejo altillo que deberían haber ordenado hace mucho tiempo. Y lo que Boiko Borisov ha explicado sobre su próximo plan, a saber, finalizar los proyectos de carreteras, es en efecto algo que las personas perciben como muy urgente. Pero no solo son urgentes las carreteras. Ya es hora de asegurar subvenciones a los productores de leche. Ya es hora de evaluar la rentabilidad de los planes para la construcción de la central nuclear de Belene. [...] Sin duda, en Bulgaria se acumulan las cosas de las que hay que ocuparse y que hasta ahora simplemente se han dejado de lado o se han olvidado completamente".

Julian Popov

Adevărul - Rumanía: Lustración a la balcánica

El nuevo Parlamento búlgaro ha prohibido entre otras cosas que los antiguos agentes del servicio secreto adopten puestos dirigentes en la asamblea popular y en importantes comités. El diario Adevărul opina al respecto: "Los vecinos del sur han encontrado medios para una inesperada lustración [investigaciones sobre las acciones política de la población durante el comunismo]: sin grandes aspavientos, han reducido los derechos de los ciudadanos que sellaron un pacto con el diablo. Seguro, se trata de una lustración al estilo balcánico -tarde y parcial-, pero es una lustración. No han impedido que los agentes del mal entren en el Parlamento, sino que han limitado su poder en ese foro legislativo. ¿Será mucho? ¿Será poco? En todo caso, es infinitamente más de lo que los rumanos hemos hecho. Nosotros tuvimos la proclamación de Timisoara, con el famoso punto 8 [una propuesta de los defensores de los derechos humanos para la lustración de 1989]. Pero nuestros espías no perdieron nada de poder. Más aún: dejamos que deshicieran los puestos clave para estar seguros de que también podrían tejer y destejer en la democracia. Los más insolentes acabaron en política".

Grigore Cartianu