Cadáver Exquisito en el País de los Mirlos Negros: capítulo once

Artículo publicado el 19 de Octubre de 2014
Artículo publicado el 19 de Octubre de 2014

¿Fue Kosovo, a comienzos del 2000, escenario de tráfico de órganos de prisioneros serbios perpetrado por guerrilleros kosovares? Ante la pasividad de Europa, es un americano quien entra en el baile diplomático. Las conclusiones de Clint Williamson ocasionaron un 'cliffhanger' inesperado...

XI - Desde Bruselas con amor

En diciembre de 2011, la UE admitió haberse estremecido por las conclusiones del informe de Dick Marty. Tan grande fue el escandalo que Kosovo sigue siendo el mayor beneficiario de la ayuda humanitaria de la UE con 1.212 millones de euros engullidos desde los últimos cinco años. Para unos resultados mediocres, el pequeño estado le sale muy caro a la Unión Europea, quien quería demostrar que también era capaz de asumir una política exterior común en su vecindad inmediata. 

A raíz de las acusaciones reportadas por los medios de comunicación y cubiertas de oprobio por el nuevo gobierno de Kosovo, Bruselas no tuvo más remedio que actuar. En junio de 2011, se puso en marcha la SITF, una fuerza especial para investigar el tráfico de órganos. Aunque tenga sede en Bruselas, la célula se encuentra directamente bajo el mandato de la EULEX (Misión de la Unión Europea por el Estado de Derecho en Kosovo). Sus miembros gozan de inmunidad y trabajan en estrecha colaboración  -diálogo o intercambio de información- con los demás miembros de la Misión, con base en Kosovo. 

El fiscal designado para la Fuerza Especial consiguió reunir a un equipo de veinte personas, hablamos de John Clint Williamson. Magistrado estadounidense especialista en crímenes de guerra en el seno del Departamento del Estado de Washington, también trabajó para las Naciones Unidas y dentro de la CPI (Corte Penal Internacional), en colaboración con Carla Del Ponte. A pesar de que ofreció sus servicios para reanudar la investigación de la Unión Europea, me aseguró que nunca contactaron con él. Entonces, ¿por qué elegir un americano para dirigir una misión de la UE?. "El señor Williamson era la mejor opción, ya que combina dos cualidades esenciales para un caso tan sensible: es fiscal y es un antiguo diplomático". Cuando lo conocí, cerca de la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Jüri Laas, la portavoz del SITF, me ofreció unas explicaciones de fondo muy civilizadas. "Tuvimos que esperar un consenso emergente entre los Estados Miembros por su nombramiento. Montar un tribunal ad hoc con la Corte Penal Internacional hubiera llevado más tiempo y hubiera costado más. La Fuerza Especial era la solución más rápida, menos costosa, y serviría exclusivamente para investigar las acusaciones de tráfico de órganos a prisioneros serbios. "

Dick Marty fue muy claro en cuanto a la única condición para que una nueva investigación desembocara en algo: el establecimiento de un programa de protección de testigos. Cuando le pregunté acerca de la existencia de un programa de este tipo, Laas salió por peteneras: "los contactos fueron llevados por el Sr. Williamson al más alto nivel, y los presidentes albaneses, kosovares y serbios aceptan ahora a contribuir con la investigación. Nuestro objetivo actual es el de preservar la confidencialidad de la investigación".

Williamson, que concede pocas entrevistas a la prensa, pide "paciencia" y sobre todo silencio. La SITF espera sacar conclusiones en 2014 (en realidad el informe Williamson se hizo público en el pasado mes de julio). La fecha no es casual: es inicialmente en junio de 2014 cuando estaba prevista la retirada de la EULEX de Kosovo. Y en enero de 2014 fue cuando se iniciaron las negociaciones formales de adhesión con Serbia en la Unión Europea. 

La prioridad de la Unión Europea en los Balcanes es la continuación del proceso de ampliación: conseguir que vuelva a entrar Serbia en la UE, tratando de encontrar un compromiso entre serbios y kosovares, sin ofender a nadie. Desde que en abril de 2013 se inició un "diálogo" político histórico entre Pristina y Belgrado, celebrado por la entonces alta representante de la política exterior de la UE, Catherine Ashton, a base de pequeños fracasos y comunicados de prensa, no queda lugar para cuestiones que molestan. El "enano" europeo observa con un silencio cortés los posibles crímenes cometidos por el actual gobierno de Kosovo. 

En el tenue Member's Bar del Parlamento Europeo, una eurodiputada expresa sus ambigüedades en voz baja. "La Unión Europea no ha reconocido la independencia de Kosovo, ya que simplemente no habla con una sola voz en la región. Y los estados europeos tienen cada uno diferentes intereses en Kosovo, como en cualquier otro protectorado". Al igual que Rusia, España, Eslovaquia, Rumanía, Grecia y Chipre no han aceptado firmar la independencia de Kosovo por miedo a las consecuencias que esto puede representar para sus propias minorías nacionales, sometidos regularmente a las reivindicaciones autonomistas. Hoy día, evocar un "protectorado" para Kosovo es una metáfora pulida. 

Para esta eurodiputada, uno de los principales obstáculos es la falta de un programa de protección de testigos. "Los países que participan en la EULEX no quieren poner en práctica un programa de este tipo por razones financieras. Cuesta demasiado dinero reubicar a un testigo, a su familia, y darle una nueva identidad. Además, Marty no aportó pruebas en su informe, no hay nombres, ningún testigo. Y no debemos olvidar que hubo una guerra, ya que Dick Marty  no se centra solo en uno de los aspectos de este crimen. Me inclino a pensar que existe un deseo de influir el juego político de la parte de los Estados que no han reconocido Kosovo".

Nunca se ha demostrado nada en este caso del tráfico de órganos, esa es la consigna de muerte en Bruselas. Según la diputada europea, "siempre estas conjeturas reflejan un estado fallido. La gente tiene miedo. La realidad es que no tenemos otra opción: no existe en Kosovo ninguna alternativa política a Hashim Thaçi, a quien conocemos bien y que es el favorito de Estados Unidos". Para que se entienda: si Kosovo sigue siendo la criatura americana, son los europeos quienes tienen las manos sucias.

ACABAS DE LEER EL UNDÉCIMO EXTRACTO DE NUESTRAS INVESTIGACIONES SOBRE EL SUPUESTO TRÁFICO DE ÓRGANOS EN KOSOVO. DURANTE TODO EL VERANO, ENCONTRARÁS LA SUCESIÓN DE UNA GRAN HISTORIA CON VERDADEROS AIRES DE SUSPENSE EN TU ÚNICA Y ENTRETENIDA REVISTA EUROPEA. MÁS INFORMACIÓN AQUÍ.

TAMBIÉN TIENES LA POSIBILIDAD DE LEER NUESTRA INVESTIGACIÓN EN CONTENIDO AUMENTADO EN ESTA DIRECCIÓN (EN FRANCÉS).