Cae Topolánek, la presidencia checa de la UE se tambalea

Artículo publicado el 25 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 25 de Marzo de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El Gobierno checo ha sido derrocado por la moción de censura presentada este martes por el Parlamento de Praga. De acuerdo con la constitución, el primer ministro Mirek Topolánek debe dimitir en los próximos días. Como la República Checa ocupa actualmente la presidencia del Consejo de la UE, la prensa europea teme una consiguiente pérdida de la dirección de Bruselas

Süddeutsche Zeitung - Alemania: "Egoísmo partidario del cosmos poscomunista"

©eurotopicsEl diario liberal de izquierda Süddeutsche Zeitung escribe respecto a la caída del Gobierno de Praga: "Al final ha acabado ocurriendo lo que se temía como peor accidente posible: el Gobierno ha sido derrocado en pleno periodo de presidencia comunitaria. Y en plena crisis económica mundial, el timonel de la UE no tiene los brazos libres y no puede cumplir con su función para la comunidad con todas sus fuerzas. [...] El suceso muestra hasta qué punto el egoísmo partidario impide el desarrollo político precisamente en Europa central y Europa del este y llega a perjudicar entretanto a todo el continente. Aunque también existan roces molestos en Berlín, aunque Italia lleve mucho tiempo sufriendo pequeñas contiendas partidarias, la carencia de sentido de responsabilidad política y la marcada indisposición al compromiso democrático están causando daños particularmente graves en el cosmos poscomunista".

25/03/2009

Klaus Brill

Diário de Notícias - Portugal: "Otro hachazo al Tratado de Lisboa"

©EuropaparlamentEl periódico Diário de Notícias observa con preocupación la caída del Gobierno checo, especialmente en vista de sus posibles consecuencias para la ratificación del Tratado de Lisboa: "El voto de censura del Parlamento checo [...] crea de este modo una situación verdaderamente crítica, a una altura en la que a la República Checa le quedan tres meses y seis días en la presidencia del Consejo de la Unión Europea. [...] El Senado [... ] (de Praga), aún no ha votado el Tratado de Lisboa [...]. Y también es conocida la aversión del presidente de la República, Václav Klaus, respecto a dicho Tratado y a su votación [...] así como su deseo de prorrogar, si no incluso de hacer inviable la promulgación de la adhesión de su país. Aunque el Ejecutivo permanezca en funciones hasta el final de la presidencia checa de la UE, en junio, como parece ser, este es un hachazo más al Tratado. Veremos si fatal".

25/03/2009

Sme - Eslovaquia: "Un Topolánek más activo en la Unión"

La caída del Gobierno de Praga podría incluso venirle bien a la presidencia checa de la UE, opina el periódico liberal Sme: "La posición del primer ministro checo (Mirek Topolánek) y de sus ministros en la cúpula de la Unión ha sido hasta ahora débil. Se han visto obligados a dedicar un determinado tiempo a salvar su escaño nacional. A la presidencia checa, sin embargo, solo le quedan tres meses más. El Gobierno no va a dimitir inmediatamente después del voto de censura, sino que permanecerá hasta que se decida el próximo Gobierno en el cargo. Por lo tanto, el Gabinete de Topolánek podría permanecer sin problemas en su sitio hasta el final del periodo de la presidencia. Desde este punto de vista, resulta importante cuánto tiempo le queda al Gobierno para la Unión, lo que depende de cómo evolucione la situación en Praga. [...] Convocar unas rápidas elecciones adelantadas en verano, de lo que habla Toplánek, le dejaría las manos libres. Como primer ministro en demisión solo tendría que dedicarse a los negocios en curso de casa. Y en la Unión podría acabar siendo más activo de lo que ha sido hasta ahora".

25/03/2009

Peter Morvay

Mladá fronta DNES - La República Checa: "Menos confianza del mercado en Europa central y del este"

La caída del Gobierno checo constituiría la prueba de la irresponsabilidad de algunos políticos de Praga, escribe el redactor jefe del diario liberal Mladá Fronta Dnes: "No se trata de la una y otra vez conjurada presidencia europea. Sí, también para Europa supone una cierta vergüenza y empeora la posición negociadora de la República Checa, pero las instituciones y los políticos europeos lo comprenderán. Sin embargo, la caída del Gobierno en un momento en el que se debería ir paso a paso -a ser posible en colaboración con la oposición- con el fin de ayudar a las empresas y a la población a que sobrevivan a la recesión es, por decirlo con delicadeza, desafortunada. Y resulta completamente estúpido derrocar al Gobierno en un momento en el que el mercado mundial posee una falta de confianza en Europa central y Europa del este, después de que el Gobierno de Hungría haya sido el primero en caer".

25/03/2009

Robert Čásenský