Café del tiempo: El sonido de los hielos

Artículo publicado el 18 de Diciembre de 2015
Artículo publicado el 18 de Diciembre de 2015

Mientras algunos discuten sobre cómo bajar la temperatura dos grados, España encontró la solución, hace mucho tiempo, para el calor. ¿La receta? El café con hielo, o el expresso con dos cubitos. Una francesa, expatriada en Madrid rompe el hielo.

El encanto de España reside ciertamente en todos los pequeños vasos que llenan los bares de barrio. Por la tarde se sirven las tradicionales "cañas" (veinte centilitros de cerveza) y por la mañana, los cafés del desayuno y de la pausa de las once. Casi siempre es café con leche, a veces la leche se sirve caliente, a veces fría, a veces tibia y a veces a temperatura ambiente. A veces se sirve mucha, a veces poca. Toda una gama de formas de servir la leche para que cada uno se tome el café a su gusto.

Cuando llega el verano, esta minuciosa organización cambia. A primera vista, no cambian muchas cosas. El camarero trae a una mesa un café bien caliente, como de costumbre, esta vez en una pequeña taza blanca y coloca a su lado un gran vaso con dos cubitos de hielo dentro. El cliente no parece sorprenderse: Coge la pequeña taza y la vacía en el vaso con hielos con un movimiento rápido y decidido. PSHHHHHHH. "Café con hielo" o "café del tiempo" en Valencia, el café de una sola estación, la del verano, donde dejan caer entre los cubitos de hielo, una rodaja de limón.

Si esta costumbre les sorprende es que nunca han puesto los pies en Madrid, Barcelona, Sevilla o Cádiz durante los meses de verano. En estas ciudades tan cálidas, la adicción a la cafeína y los intensos calores se mitigan con ayuda de la versión local de un café frío.

Para mi, es como observar a alguien que corta las verduras rápidamente, alguien que teje sin mirarse las manos o que sabe hacer flexiones: Me dan ganas de reproducir ese gesto para brillar en sociedad. Pero como no soy española, no importa cuantas miles de tazas blancas vuelque sobre miles de vasos con hielos, sigo tirándolo todo fuera.