Café Frappé, bebida oficial de la crisis griega

Artículo publicado el 21 de Julio de 2010
Artículo publicado el 21 de Julio de 2010
Tomar un café con hielo en Atenas es una mezcla embriagadora de crisis, anarquía y corrupción a todos los niveles con el más sabio y saludable farniente

No es tan fácil pedir un café en la capital griega. El camarero ateniense me mira molesto mientras hago señas para un café, que debo especificar como expreso. A mi alrededor todos disfrutan de una bebida marrón servida en un vaso largo y fino, con una pajita, con la cual dan un sorbo cada media hora. Me bebo la mía de un trago y vacilo. Estoy sediento, podría pedir otra. Estamos en Exarchia es un barrio supuestamente anarquista, comunista y drogodependiente, pero sólo veo jugadores de backgammon, ratones de biblioteca y cotillas llenando la soleada terraza de la plaza. Da la sensación de que el tiempo se para alrededor de este extraño brebaje, como si no tuvieran nada más que beber a lo largo del día.

Me levanto para acudir a mi cita y me dirijo hacia el casco antiguo. Un vendedor ambulante da un trago al mismo líquido marrón servido en un vaso de plástico mientras se apoya en su bici. Más adelante, por la Plaza de Monastiraki, en la parte antigua de Atenas, los vendedores de fruta se toman un descanso alrededor de la misma bebida. Es una invasión, una droga; ¡debe ser una droga en un país tan vapuleado por la crisis! Los pobres griegos han sucumbido a la desesperación y han encontrado su salvación en este extraño brebaje que probablemente tenga un efecto opiáceo, en vista de las perspectivas económicas.

En la calle Rizari, zona chic donde se encuentra un lujoso Hotel Hilton, me encuentro con Sudha Nair Iliades en la sede de la revista Athens Insider. La editora termina sus reflexiones sobre cómo los atenienses sienten la crisis día tras día. “Los griegos no son personas que se encierran en casa y se sumen en una depresión cuando la economía va a la deriva”, explica. “Ya habrás percibido que las terrazas están llenas. Pero de lo que no te das cuenta es de que la gente se sienta todo el día alrededor de un café helado porque es lo único que pueden permitirse. En fin, esta bebida es la mejor forma de seguir viviendo pese a la crisis”. Disfrutar de un café hasta arriba de hielo con algo de nata montada por encima y con una pajita. Facilísimo y sin droga alguna: relajación, un símbolo de la vida helénica y estandarte del buen humor griego. En estos tiempos tan duros para Europa esta es, sin duda alguna, la mejor bebida.

Receta del café frappé

Pon azúcar en tu expreso antes de echarlo en un enorme vaso con hielo. Agrega un poco de espuma de leche fría, ponle una pajita y ¡a disfrutarlo!

Foto: ©lapaola/Flickr; vídeo: BazarTV/YouTube