Café Niesen en Prenzlauer Berg: Niños no, por favor

Artículo publicado el 17 de Agosto de 2010
Artículo publicado el 17 de Agosto de 2010
Cochecitos, sillitas de paseo, bebes, críos, chiquillos… cualquier cosa que se te ocurra, relacionada con los más pequeños, la encontrarás en esta zona, incluido un café que lleva abierto desde 2005 pero está llamando ahora la atención de los medios. Extracto del blog del equipo de cafebabel.com en Berlín

Mientras que la tasa de natalidad alemana es una de las más bajas del mundo (1,4 hijos por mujer según un estudio del Instituto de Población y Desarrollo de Berlín), su capital puede presumir de tener una de las más altas de todo el país. Así que si eres joven y estas soltero o no tan joven pero no tiene hijos, o te gusta, o te aguantas. Tropezarás con carritos aparcados en el hall de entrada a casa, tendrás que esquivar los cochecitos de camino al supermercado con la misma habilidad que un atleta olímpico y, muy probablemente, tendrás que soportar los gritos de los niños mientras intentas disfrutar de ein Milchkaffee ('un café con leche') en tu cafetería favorita. Date un paseo por Berlín en cualquier momento del día y los cafés de cualquier calle parecen estar llenos de gente que solo quieren ver la vida pasar, tener un momento de tranquilidad para leer un libro, enterarse de las últimas noticias, trabajar en sus ordenadores portátiles o simplemente quedar con unos amigos. ¡Ey! Ahora mismo estoy en una cafetería, supongo que tengo que decirlo para darle peso a mi postura. Pero es que realmente estoy ahora sentada con un café.

Que conste que no me importa ver ni escuchar niños mientras me tomo mi bebida; de hecho, los encuentro una distracción bastante entretenida. Pero para cualquiera al que le guste beberse su café sin el ruido de los niños, ahora sus deseos se han hecho realidad en forma del primer café libre de niños de Prenzlauer Berg y lo cierto es que a la gente le está encantando…

Lee la entrada completa 'A baby with your latte' en el babelblog del equipo de cafebabel.com en Berlín

(Imagen: ©Daquella manera aka Daniel Lobo/ Flickr)