Cafébabel presenta: 'Mind the Gap'

Artículo publicado el 8 de Marzo de 2016
Artículo publicado el 8 de Marzo de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¿Está todo bien en Europa cuando se habla de igualdad? Ni mucho menos. 'Mind the Gap' pone de manifiesto las pequeñas y grandes brechas que todavía existen entre hombres y mujeres, pero también entre otros grupos sociales. Historias heterogéneas y diversas de todo el continente. 

Sucedió de repente durante el último año. No recuerdo exactamente en qué momento exactamente. ¿Fue en una fiesta, una manifestación, en la sala de prensa o en una salida con amigos? No tengo idea. Pero sé que ese fue el momento decisivo que me convirtió en lo que soy hoy. Es decir, en una feminista. Aquella que nunca tiene la boca cerrada cuando se habla sobre igualdad. De hecho, no me supone ningún problema. Cuando me definen como feminista lo tomo como un cumplido. Bueno, al menos la gente sabe de qué lado estoy… ¿O quizás no?  

¿Igualdad? ¡Aún queda mucho por hacer en Europa!

Sorprendentemente, muchos parecen creer que el feminismo es anticuado y superficial: Después de todo, ¡la igualdad se logró hace bastante tiempo ya! Hoy en día, las mujeres están emancipadas, son independientes y son los hombres los que se quedan en casa en su lugar con los niños. ¿O no? Afrontemos la realidad: Estamos en 2016, pero sólo porque las mujeres puedan votar y trabajar sin tener que pedir permiso a nadie no significa que en Europa la igualdad sea siempre respetada. Un par de ejemplos:

  • ¿Mi cuerpo, mi decisión? No en todas partes. En Irlanda el aborto se permite solamente en casos de embarazos de alto riesgo. En Andorra, Malta y San Marino, en cambio, el aborto está prohibido en todos los casos. En Mónaco, Liechtenstein y Polonia se exigen indicaciones médicas muy restrictivas. Incluso obtener la llamada "píldora del día después" no es fácil en ninguna parte de Europa: en Italia se vende solamente bajo prescripción del doctor que, si es objetor de conciencia, puede rehusarse a suministrarla por razones morales. Tampoco en Hungría la "píldora del día después" se puede adquirir en farmacias sin prescripción médica.

  • ¿Mismo salario para un mismo trabajo? En toda Europa existe una diferencia en términos de salario entre hombres y mujeres llamado Gender Pay Gap (GPG). Esta cifra representa la diferencia de sueldo neto promedio entre hombres y mujeres. Resultado: Las mujeres en 2014 ganaban como media un 16% menos que los hombres. 

  • "Who run the world? Girls!"... Desafortunadamente no es así, Beyoncé. Según los datos de 2014, las mujeres representaban sólo el 36,9% del Parlamento Europeo. El porcentaje de presencia femenina en los parlamentos nacionales no alcanza datos más alentadores: El promedio europeo en 2015 se mantuvo firme en el 28%.

  • ¿'No' significa 'no'? ¡Ojalá! Según un estudio realizado por la Unión Europea en 2014, 33% de las mujeres entrevistadas fueron víctimas de violencia física o sexual a partir de los quince años de edad. ¡Estamos hablando de 62 millones de mujeres! Un 20% de las jóvenes entre 18 y 29 años ha admitido haber sido víctima de ofensas a través de las redes sociales, en forma de e-mails o de SMS.

Grandes diferencias

A estos ejemplos se suman muchos otros que pueden ser simplificados en un dato unívoco: El sexismo está omnipresente en nuestra vida diaria, en el trabajo y en los medios de comunicación.

Sin duda, no sólo mujeres son víctimas de la discriminación: La heterosexualidad todavía se considera la norma, mientras que los homosexuales y bisexuales son vistos como la excepción. Y cuando se habla de identidad de género, rige un incomprensión general: Las personas que no desean conformarse con una definición sexual unívoca, masculino o femenino, son consideradas extrañas. Los transexuales todavía son descritos como "hombres que se volvieron mujeres" o viceversa.

En la discusión sobre la igualdad hay muchos otros gaps –brechas, distancias, fracturas– entre los varios grupos sociales. Los medios tienen el poder de contar historias multifacéticas, de presentar experiencias diferentes y de cambiar la manera en la que percibimos la igualdad de género. Esto es exactamente lo que se propone hacer 'Mind the Gap'. Y estáis todos invitados a participar.  

---

Julia Korbik (1988) es la creadora y editora del proyecto Mind the Gap. Trabaja como periodista 'freelance' y autora en Berlin y escribe mayoritariamente sobre feminismo, política y cultura. En 2014 se publicó su libro Stand Up. Feminismo para principiantes y veteranos (Rogner y Bernhard). Julia es la vice presidenta de Babel Deutschland y es miembro activo del grupo de Cafébabel Berlín. Contacta con Julia en j.korbik@cafebabel.com.

---

Mind the gap: Cambiando la conversación sobre igualdad de género.