Cafébabel se airea y renueva

Artículo publicado el 4 de Junio de 2015
Artículo publicado el 4 de Junio de 2015

Desde su lanzamiento en julio de 2013, la página de Cafébabel necesitaba un ligero rediseño. Por esa razón, y tras casi dos años de reflexiones diarias que han agotado a dos grafistas -Pierre y Adrien-, os presentamos con mucha alegría una versión oxigenada de vuestra revista europea, única y preferida. 

El verano se acerca

Como todo el mundo sabe, el verano se acerca y con él, el momento de exhibir los frutos de un trabajo con el que mostrar lo mejor de cada uno. Durante cerca de dos años, Cafébabel se ha afanado, en la sombra, en reflexionar sobre vuestra comodidad a la hora de leer y utilizar la página de la revista. En realidad, se trata de una revisión completa que obedece a una de las normas más aceptadas cuando se trata de salir un poco de esa oscuridad: ser a la vez sexy y natural. Nuestro equipo de desarrolladores, liderados por Stéphane y Vincent, han mejorado vuestro modo de lectura, dejando más espacio a los elementos visuales (las fotos, los vídeos, las infografías...) para airear considerablemente la inferfaz de los contenidos. 

¿El resultado?

Un formato mucho más agradable, una lectura que se guía por los titulares intercalados y un espacio que privilegia -de forma indiscutible- la fotografía. También hemos querido poner de relieve el perfil de nuestros colaboradores porque Cafébabel no sería nada sin ellos. Además, se hace presente la idea de un cierto intercambio que se articula en torno a las redes sociales. De esta forma, compartir contenido con vuestros contactos a través de Facebook, Twitter o Google +, será más fácil que nunca. 

Por otro lado, y como sabemos que os gustan las conversaciones que cambian del español al inglés sin que os deis cuenta, el paso de un idioma a otro se hace a partir de ahora igual de rápido que una cita express. Finalmente, y porque se trata de jugar con las buenas cartas, nuestros desarrolladores han añadido una nueva herramienta de inserción HTML que permite de integrar casi todo lo que aparecía en nuestra querida y anciana web. 

Lo mejor de todo es que esto no es más que el principio. Este primer cambio tan solo representa una parte de lo que hemos desarrollado; una pequeña y discreta revolución se instala tranquilamente entre Internet y nuestros grafistas, incluso cuando los desarrolladores aún no han terminado de sudar la gota gorda en pro de una mejora. En resumen, en una época en la que la información desfila tan rápido como los buenos artículos, Cafébabel tenía la responsabilidad de daros un poco de aire y de tiempo para dejaros saborear la verdadera realidad de Europa. A la espera de más y mejores novedades, estamos listos para empezar una nueva etapa, ¿y vosotros?