cafebabel.com cumple 12 años

Artículo publicado el 4 de Febrero de 2013
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 4 de Febrero de 2013
Hoy, 1 de febrero de 2013, celebramos nuestro 12º aniversario. Con el fin de expresar nuestro agradecimiento a quienes hacen del periodismo participativo y europeo una realidad, aprovechamos la ocasión para invitarte a conocer a 12 miembros de la revista europea por excelencia. 1. Mario, fundador de cafebabel.
com en Nápoles

Mario.jpg “Estaba de vuelta de un viaje en los Balcanes. Recuerdo que antes de salir, leí acerca de los trágicos años noventa en esta zona. Después de estar en Sarajevo, donde cada calle te lleva a los recuerdos de un pasado reciente, sentí curiosidad sobre la reacción en general de los locales cuando se trata de su historia. Orient Express Reporter, uno de los proyectos de cafebabel.com, me llamó la atención. Empecé publicando artículos. Al principio, solía escribir desde un punto de vista local. Tras escribir en los blogs de cafebabel.com, me pidieron que ampliase el horizonte, así como el contexto del tema mediante la vinculación de mi punto de vista con el de otros países. Pude darme cuenta así de las similitudes y diferencias y, sobre todo, los objetivos que Italia y Europa tienen en común. Fue entonces cuando junto con el exeditor italiano, Jacopo Franchi, decidimos lanzar un blog desde Nápoles”.

(Foto: © Mario Paciolo)

2 y 3. Miha (en la imagen) y Nina, de cafebabel.com en Barcelona

Miha.jpg —Miha: “Mi primera experiencia con cafebabel.com fue recibir en Liubliana al equipo de “Green Europe on the ground” (uno de los proyectos realizados por esta revista en 2011). Nueve meses más tarde, yo mismo participé como realizador de vídeos en “Multikulti on the ground” en Atenas (una de nuestras misiones editoriales en 2012). Elaboré un reportaje sobre la danza contemporánea en la capital griega. Recientemente, he participado como fotógrafo para el blog de cafebabel.com en Barcelona (dirigido por Nina Behek), donde me trasladé debido a mis estudios. Espero que la revista amplíe sus proyectos fuera de Europa, especialmente hacia los países del tercer mundo. Sería bueno prestar más espacio al vídeo en la revista: tal vez involucrándose en algunos proyectos documentales cortos o incluso en su propia televisión en línea...”.

—Nina: “Solicité unas prácticas en la revista y aquí estoy ahora, escribiendo artículos, tomando fotos y hablando con gente en diferentes idiomas desde Barcelona. Estoy realizando lo que me gusta —en una ciudad que no me mola tanto, pero no se puede tener todo en esta vida—. Me encuentro haciendo algo que ni tan siquiera yo sabía que podría. Esta revista me hizo comprender lo que quiero hacer en mi vida. Y si algunos lectores se han encontrado a sí mismos o han descubierto algo interesante a partir de los artículos que publicamos, entonces la misión de la revista ha cumplido su objetivo. Espero que esta misión continúe por mucho, mucho más de doce años”.

(Foto: © Lucille Caballero)

4. Marta, una de nuestras traductoras desde Polonia

Marta.jpg “Mi colaboración con cafebabel.com comenzó en noviembre de 2012, justo cuando acababa de empezar a especializarme en Traducción. Cuando una amiga me comentó que estaba traduciendo para esta revista, descubrí que los artículos publicados tenían un ángulo interesante sobre la actualidad del continente. Tener una revista europea, donde las piezas están escritas por gente joven, traducidas por jóvenes y dedicadas a ellos —aunque no exclusivamente— es algo nuevo y fresco. Otro punto a favor es que cada babeliano puede expresar su opinión y comparar diferentes percepciones sobre un mismo asunto. Es por este motivo que decidí ser parte de este proyecto”.

(Foto: © Marta Szweda)

5. Eloisa, fotoperiodista, italiana y residente en Barcelona

Eloisa.jpg “Me encantó la idea de estar con gente interesada en Europa tanto como yo. Siempre he tenido curiosidad por descubrir qué significa ser europeos. Suelo trabajar por mi cuenta, pero por una vez quise participar en grupo y solicité formar parte del proyecto de cafebabel.com “Multikulti on the ground”. Estuve acompañada por periodistas de Bulgaria, Alemania, Brasil y España. ¡Éramos el “Multikulti Liubliana”! Espero que, con la ayuda de fondos europeos, cafebabel.com pueda ofrecer más oportunidades de trabajar e involucrar a jóvenes periodistas que no son solo “multikultis”, multilingües y multifuncionales, ¡sino también una generación muy bien preparada, entusiasta y con ganas de participar!”.

(Foto: © Luka Gorjup)

6. Annie, Escocia

Annie.jpg “Me encontré hace unos años con cafebabel.com gracias a Google, justo cuando estaba buscando algo que leer en alemán. Me quedé prendida de inmediato: una revista que, además de ofrecer contenidos en varios idiomas, escribe sobre temas que me interesan. He pasado por varios puestos en cafebabel.com durante los últimos cuatro años. Empecé a participar como traductora, lo que me llevó a una estancia de seis meses en la sede de París, donde escribí, edité y debatí en un verdadero babel de lenguas. También me encargué de un proyecto que contaba con la colaboración del canal alemán ZDF, lo que me obligó a experimentar qué es ser una periodista profesional en las calles de París. Desde que me marché, me he mantenido en contacto a través del blog de poesía de la revista y la redacción de artículos sobre política —y cuentos de hadas—. Esta revista es única por las oportunidades que ofrece a los jóvenes: he podido viajar como periodista a Copenhague y Croacia, conocer a gente fantástica y tener la ocasión de entrevistar a algunos de mis autores favoritos. Sin embargo, lo mejor de cafebabel.com es su punto de vista utópico —y espero que eso sea algo que se aferre a lo largo de los próximos doce años—. Con las peleas de patio de colegio que están teniendo lugar en la política europea, es bueno saber que hay un montón de gente creativa, extravagante y atrevida repartida por todo el continente dispuesta a mantener vivo aquel sueño de 'Unidos en la diversidad'”.

(Foto: © Trevor Fuente)

7. Malen, antigua responsable de desarrollo

Malen2.jpg “Venía de una estancia en Estonia en 2006 que encontré a través del Servicio Voluntario Europeo en la que estudié diversos asuntos europeos —con una experiencia Erasmus en medio— y, cuando leí esta revista, di con una fuente de inspiración que no pude encontrar en otro medio de comunicación. Tuve la intuición de que algún día iba a trabajar para cafebabel.com —tal vez porque encontraba que tenía un espíritu muy babeliano—. Respondí a una oferta de responsable de desarrollo y cuando el director de la revista, Alexandre Heully, me dijo que quería trabajar conmigo, me puse más contenta que unas castañuelas. Cogí mi mochila, salí de Marsella y me fui a trabajar a la sede de cafebabel.com en París. Lo que más me gusta de cafebabel.com es que hay pocas restricciones. Hay una gran libertad de temas, de tonos y de perspectivas y, al mismo tiempo, la política editorial parece ser respetada. Por otra parte, las jornadas “Babel Academy” que hicimos en Estambul y Estrasburgo —y encontrarse con el resto de la comunidad— fueron algo inspirador”.

(Foto: © Anne-Lore Mesnage)

8. Cristina, anterior editora de cafebabel.es

cristina.jpg “Empecé como redactora voluntaria. Participé en un “Europe on the ground” en Estrasburgo y allí me enteré de que la versión española buscada editor. No lo dude un instante: decidí presentar mi candidatura. Y me eligieron. Lo que destaco de esta revista es su libertad, que hoy en día parece todo un lujo en los medios de comunicación. cafebabel.com presenta una información veraz y fidedigna, un producto fresco detrás del cual no hay ningún tipo de censura, aunque la verdad a veces pueda molestar. Espero que siga su expansión, se publique en más lenguas y cuente con un mayor número de lectores. Y que la libertad de expresión siga siendo su buque insignia”.

(Foto: © Patricia Cartes)

9. Benjamin, escritor austríaco y futuro periodista

benjamin.jpg “'¿Un medio europeo de verdad? No existe', o al menos eso es lo que pensaba hasta hace medio año. Fue entonces cuando descubrí cafebabel.com mientras navegaba en Internet. Un mundo de color hecho a base de lenguas, perspectivas, temas y artículos de toda Europa se abrió delante de mí. Empecé traduciendo para luego acabar respondiendo a un montón de “calls” para autores e incluso pude publicar mi propia serie sobre relaciones transatlánticas (EE. UU. y UE). Lo mejor de cafebabel.com son sus jóvenes autores que cuentan con puntos de vista excéntricos, así como el caos lingüístico de la revista y sus temas variados. En los siguientes doce años de cafebabel.com espero que se convierta en un punto de encuentro obligatorio para los europeos. Muchos jóvenes de países de habla alemana o de Europa central y oriental no saben acerca de la revista; sin embargo, estoy seguro de que estarían encantados de ser lectores o colaboradores. Espero escuchar pronto: '¿Un medio europeo de verdad? Ja klar, cafebabel.com!'”.

(Foto: © Benjamin Wolf)

10. Dionne, una de nuestras lectoras desde Londres

dionne.jpg “Siempre me he preguntado si existiría una revista paneuropea, enmarcada en la blogosfera y situada en el cruce del pluralismo, el arte, los pueblos y las lenguas. Fue entonces cuando cafebabel.com se puso en mi camino. Me involucré después de leer bastantes artículos que coincidían con mi punto de vista y mi idea de movilizar a las personas a través de la interacción de textos, geografía digital y cultural, fotografía, cine y políticas de igualdad. Veo en cafebabel.com algo más que un proveedor de noticias y una plataforma de medios sociales. Además de compartir pensamientos, ideas e historias actuales, esta revista se dedica a traducir el eco original de todas las voces de Europa. Durante los siguientes doce años, espero poder leer más análisis sobre los cambios culturales que están teniendo lugar simultáneamente tanto a nivel local como global. También me gustaría disfrutar de una versión radiofónica”.

(Foto: © Dionne Walker)

11. Nathalie, desde Bruselas

nathalie.jpg "Era estudiante de Estudios Europeos y Comunicación cuando conocí a Mana, profesora de mi universidad y presidenta de Babel International. Mis compañeros y yo organizamos un debate por primera vez y nuestro socio fue el equipo de cafebabel.com en Bruselas, dirigido por Mana en aquel momento. Sentí curiosidad acerca de esta asociación: pensé que la idea era buena, interesante y original. Además, podía participar en la aparición de un nuevo espacio público europeo. Como tenía que encontrar unas prácticas para el último año de máster, pensé que sería genial trabajar para cafebabel.com. Es más, me encanta escribir. Comencé como coordinadora editorial y, aparte de conocer a gente y tratar asuntos de mi interés, terminé organizando debates. En los próximos 12 años, espero que cafebabel.com reciba más reconocimiento por parte de las instituciones europeas y que la revista siga el camino correcto: tener más y más comunidades babelianas en Europa. Deseo que algún día, cuando hable acerca de cafebabel.com, la gente me diga: “¡Tiene muy buena pinta! ¿Por qué no participar?”.

(Foto: © Nathalie Jusseaume)

12. Simon, miembro del equipo de cafebabel.com en Atenas

simon.jpg “¡Esta revista es todo un centro de conexiones! Tuve la suerte de conocer a los fundadores en Grecia, Giorgos y Elina, y a partir de ahí fue cuestión de tiempo involucrarse. En estos seis años, Cafebabel Greece se ha encargado de la organización de eventos, la cobertura de temas importantes en la vida diaria y la gestión de proyectos, así como hemos tenido la oportunidad de viajar por toda Europa haciendo nuevos amigos. Lo mejor de cafebabel.com es ella misma. Es una publicación paneuropea —“parea” es una palabra griega que designa “compañía”, “amistad”, “reunión”— que ilumina una perspectiva futura de naciones, culturas y costumbres unidas. ¿Cuál sería mi deseo para los próximos 12 años? Transformar la revista en una especie de agencia de medios en línea. Un proyecto periodístico abierto y popular —por lo menos en términos de pensamiento estratégico—. Me gustaría ver más equipos locales y una mayor interacción entre ellos. Creo que esta es una causa noble y alcanzable”.

(Foto: © Simon Rousianidis)

¡Y un retrato extra! Elina, miembro de la junta directiva:

elina.jpg "A finales de 2006, envié un correo al editor jefe para comentarle que me gustaría participar, así como para informarme de las posibilidades. Fundamos el equipo con un griego y una española, Pavlos y Olga, quienes se encuentran ahora en Madrid. Después, Giorgos Kokkolis se unió y ahora somos casi inseparables. El verdadero impulso del espíritu babeliano se originó con el proyecto “Europe on the ground” en 2007, cuando periodistas franceses, españoles, alemanes, italianos y polacos se unieron a la ex responsable de desarrollo Nuala Morgan aquí en Atenas para cubrir lo que estaba ocurriendo”.

(Foto: © Elina Makri)